Inyección artística para grupos vulnerables a la COVID-19

Artistas, intelectuales y trabajadores del sector cultural acompañaron a los grupos vulnerables que ya recibieron las tres dosis de Abdala

La juventud artística fue protagonista de la experiencia. (Foto: Tomada del perfil de Facebook Brigada de Instructores de Arte José Martí).

Convencidos de que el arte salva, 5 421 espirituanos, entre artistas y trabajadores del sector cultural, se comprometieron a acompañar a quienes ya en esta provincia recibieron las tres dosis de la vacuna Abdala como parte del estudio de intervención a grupos de riesgo.

“Se consultó a todo el gremio para conocer la disposición de llevar su arte a los vacunatorios. Por supuesto, no se convocó a las personas vulnerables y a los que tienen a su cargo menores de edad, tanto del movimiento de artistas aficionados como de la Enseñanza Artística, ya que la vida es la prioridad”, explicó a Escambray María Eugenia Gómez, subdirectora del Sectorial de Cultura y Arte en Sancti Spíritus.

Fue así que estuvieron en los diferentes sitios de la provincia miembros del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, de la filial espirituana de la Asociación Hermanos Saíz y de la Brigada de Instructores de Arte José Martí.

“Además, llegaron con diversas propuestas los artistas visuales, músicos y promotores de la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos, técnicos de las bibliotecas, Patrimonio, librerías y cines, investigadores del Centro de Superación para la Cultura y cuadros del sector”.

Cada quien entregó lo mejor de sí en los locales de espera a fin de que el estipulado período de estancia en cada lugar fuese más placentero tras el pinchazo en el hombro.

“Tenemos muchas experiencias, pero fue muy reconfortante cómo en más de una ocasión personas que no podían inyectarse por tener la presión arterial fuera de los parámetros normales, tras recibir nuestra gota de medicina artística, lograron estabilizarse y pudieron entonces recibir la Abdala”.

Daniel Gómez, instructor de arte y uno de los creadores que se mantuvo activamente durante casi todo el mes de acompañamiento, reconoce que lo vivido en el Policlínico Norte de la ciudad del Yayabo ha sido uno de los momentos con mayor carga de humanismo dentro de su carrera profesional. 

“Asistimos en composición reducida, no más de tres artistas según las particularidades de los vacunatorios, en correspondencia con las medidas sanitarias que en tiempos de COVID-19 exige el distanciamiento físico. Logramos regalar espectáculos variados con trovadores, miniespectáculos de títeres, narraciones orales, declamación de poemas, textos teatrales breves y presentación de libros. Siempre encontramos el aplauso sincero de los pacientes”, añadió Daniel.

Tras esta primera experiencia, según abundó la subdirectora provincial del sector de la Cultura en predios espirituanos, ya todos los artistas comprometidos ratificaron su compromiso para sumarse a la misma labor cuando comience la vacunación masiva en la provincia.

“Incluso creemos que cuando un día la COVID-19 sea historia, podemos mantener la experiencia en aquellos lugares donde haya personas vulnerables que no puedan llegar hasta nuestras instituciones”, concluyó.

One comment

  1. Y vacunaron a el gremio ???

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *