La pregunta que se hacen las embarazadas en Cuba: ¿cuándo me vacunarán?

Este proceso con la vacuna Abdala empezará el venidero 29 de julio en toda la nación; también la recibirán las madres que lactan

No solo basta con la vacunación; no se deben descuidar las medidas higiénico-sanitarias, enfatizan los especialistas. (Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate)

No pocos lectores y foristas de Escambray se han comunicado con este medio con una pregunta en ristre: ¿cuándo iniciará la vacunación masiva en Sancti Spíritus contra la COVID-19? Por ahora, las autoridades locales de Salud han expresado que la infraestructura logística, incluidos todos los vacunatorios, está preparada para enfrentar ese vital proceso; aunque la fecha de comienzo aún no está precisada.

En medio de la lógica expectativa generada al respecto, se recibe la buena nueva de que el próximo 29 de julio empezará la vacunación con Abdala en todo el país de las embarazadas y madres que lactan; con ello, la estrategia de inmunización contra el SARS-CoV-2 dará un paso significativo hacia la protección de un grupo vulnerable y priorizado, publica Cubadebate.

La doctora Noemí Doris Causa Palma, jefa del Programa de Atención Materno Infantil (PAMI) del Ministerio de Salud Pública, especificó que serán vacunadas las embarazadas de 19 años en adelante, que se encuentran en el segundo y tercer trimestre de su gestación; así como las mujeres que se hallan lactando.

“Serán debidamente citadas a través del consultorio del médico y enfermera de la familia, en las distintas áreas de salud. En estos momentos se adoptan las medidas organizativas para el buen desarrollo de esta nueva etapa dentro de la estrategia vacunal cubana. Serán seleccionados vacunatorios previamente certificados en todos los municipios”, afirmó Causa Palma.

La jefa del PAMI insistió en que tanto las gestantes como las madres que aún se encuentran en período de lactancia recibirán toda la información oportunamente.

Durante la inmunización se mantendrán las mismas acciones establecidas para la intervención sanitaria, como la evaluación inicial y la observación una hora posterior a la aplicación de Abdala.

La especialista aseveró que con el aumento sostenido de la incidencia de la COVID-19 en Cuba, también se ha incrementado el número de embarazadas y puérperas contagiadas con SARS-CoV-2, lo cual constituye una alerta que la familia no debe ignorar.

“La vacunación es un paso esencial, pero la clave sigue siendo la prevención y ayudar a las vacunas con el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias establecidas”, significó.

Causa Palma advirtió sobre la importancia de adherirse al esquema completo de inmunización, que en el caso de la vacuna Abdala es de tres dosis, espaciadas por 14 días.

Resultado científico del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, Abdala recibió el 9 de julio, por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos, el autorizo de uso de emergencia, después de verificarse en los ensayos clínicos la seguridad, inmunogenicidad y eficacia del fármaco.

(Con información de Cubadebate)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *