Más personas en menos tiempo, igual a más aglomeración, más riesgos y más contagios (+fotos)

A meses de haberse instaurado una reducción en los horarios de servicios, que buscaba contribuir a la disminución de los contagios, se impone el reanálisis de lo que sucede en la realidad

sancti spiritus, cabaiguan, covid-19, coronavirus, sars-cov-2, salud publica, jatibonico, taguasco, variante delta de la covid-19
Ilustración: Osval

“Hacer menos colas y permanecer menos tiempo en ellas”, escuché decir al reportero en el noticiario televisivo En Marcha, de Centrovisión, al resumir las consideraciones del Grupo Temporal de Trabajo para la prevención y control de la COVID-19 en la provincia.

De inmediato me asaltaron las reflexiones en torno a un asunto que se ha instaurado desde hace más de un año en los debates domésticos y callejeros, porque, ya se sabe, cada quien desea aportar su fórmula para contener la pandemia, aunque desde su actuación individual no haga exactamente lo necesario para evitar, al menos, su propio contagio.

Sin la llamada canasta básica, a diferencia de lo que se oferta en tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), a las que muchos conciudadanos no tienen acceso, resulta raro que alguien sobreviva en la Cuba de estos tiempos.Y pienso en la señora que, al filo de las 9:00 a.m., regresaba de la misma bodega en que compramos los del barrio. Estaba allí, me dijo al pasar, desde la madrugada para “sacar” los huevos, los espaguetis y algo más. Regresaba con ellos, pero también con un gran susto del que no saldrá, si es que sale, hasta pasados unos días.

Tal incidente palidece ante el relato, esa misma mañana, de una compañera, cuyo esposo esperó cuatro horas junto a su unidad comercial, procurando alejarse del “molote”, y se quedó sin la añorada mercancía porque justo a las 12:00 m. cerraron las puertas, para atender, durante la hora que restaba, a quienes ya permanecían dentro (local cerrado, ¡peligro!).

Lo de las bodegas viene siendo algo así como una tajada del pastel, pero la mayor, porque concierne a todos y no es opcional ni prescindible, como se trasluce en la reacción de nuestros usuarios al anuncio de las medidas restrictivas informadas esta propia semana en el Grupo temporal de enfrentamiento a la covid, que  Escambray publicó el pasado miércoles.

Con cada empeoramiento del escenario epidemiológico se fue reduciendo, poco a poco, el tiempo real para consumar las compras, hasta quedar instaurada, en el mes de junio, la 1:00 p.m. como hora de cierre. Por eso desde entonces no faltan quienes pierdan productos como el pan, algún cárnico u otros que se precisa adquirir en plazos de horas o de días, debido a la falta de posibilidades reales para hacerlo o a la determinación de quedarse sin ellos porque comprarlos significa adentrarse en una muchedumbre.

El panorama se repite en cada actividad de prestación de servicios más o menos imprescindibles: farmacias, bancos, instituciones de Etecsa, centros gastronómicos, unidades de Correos o de la Empresa Eléctrica, etc., ya que se trata de una disposición expresa de la máxima autoridad en cuestiones relativas al manejo de la pandemia.

Y nadie duda de las buenas intenciones. Pero sucede que luego de meses bajo un régimen dirigido a la restricción de movimiento y, al final, a la protección de la ciudadanía, en lugar de disminuir, los contagios se multiplican exponencialmente. Hay quienes, al referirse a los horarios más cortos, son categóricos al afirmar: “Es peor el remedio que la enfermedad”.

Está clara la indisciplina social, traducida en permanencia innecesaria en las calles de ciudadanos que deberían y podrían permanecer en casa. Y en tales situaciones se hace visible, muchas veces,el insuficiente trabajo de enfrentamiento para multar o procesar a quienes contribuyen claramente a la propagación de la epidemia.

En la propia jornada del lunes 13 de septiembre varios usuarios de Facebook, a quienes conozco en lo personal por tratarse de reconocidos educadores, opinaban, enojados, sobre la venta de artículos de ferretería en Tienda Habana, y sobre el sinnúmero de personas que los adquirían, concentración mediante. Tal oferta iba en menoscabo de otros ciudadanos que aspiraban a comprar alimentos o artículos de aseo personal. Y una hora después sucedió exactamente lo que ellos alertaban: los artículos adquiridos allí se ofertaban a precios exorbitantes en el sitio digital Revolico Sancti Spíritus.

Lo mismo en páginas oficiales de las instituciones estatales que en publicaciones de medios de prensa o simples redes sociales de Internet pueden leerse, desde hace meses, criterios más o menos acertados sobre cómo organizar los horarios de los servicios para contribuir a la reducción real de las colas o del tiempo en ellas.

Parece sensato, porque así lo considera la mayoría y porque la vida les ha dado la razón, extender los límites no de todas, pero sí de esas prestaciones que los espirituanos no pueden eludir. Como se sabe, buena parte de ellos han continuado en el desempeño de sus trabajos respectivos y en aras de cumplir en el frente laboral se ven obligados a postergar gestiones o a renunciar a ellas, debido al temprano cierre de las actividades.

Debe considerarse que algunos centros, amén de ciertas impuntualidades que como regla desfavorecen a quienes esperan, abren a las 8:00 a.m., y cierran antes de la 1:00 p.m., como en el caso, si no de todas, de determinadas farmacias. Se trata de una fórmula matemática simple: la misma cantidad de clientes o usuarios repartida en la mitad del tiempo equivale al doble de las personas en el lapso a emplear.

Entonces, ¿por qué continuar aplazando la rectificación de una medida que, lejos de resolver, acrecienta el problema? ¿Por qué, si el asunto exhibe ahora mismo un tono dramático, al versar nada más y nada menos que sobre la preservación de las vidas?

Tantas miradas —no lo digo yo, sino los espirituanos de bien que a diario emiten sus opiniones por diferentes vías— no pueden estar equivocadas.

Delia Proenza

Texto de Delia Proenza
Máster en Ciencias de la comunicación. Especializada en temas sociales. Responsable de la sección Cartas de los lectores.

53 comentarios

  1. Felicidades ,al fin alguien que puede habla del tema ,solo falta que lo hoiga quien puede cambiar la situación ,no me cabe en la cabeza que quienes nos dirigen no vean lo obvio , despiertennnnn .

  2. Totalmente de acuerdo. 👏👏👏👏👏

  3. Ana Ivis Bonachea Bonachea Pérez

    Mi reconocimiento, periodista. Excelente!!! Además, no entiendo por qué si ‘pagamos por adelantado’ lo que vayamos a comprar en las tiendas en MLC, haya tanta necesidad de mantenerlas vendiendo artículos que no son de primera necesidad. Saludos a todos.

  4. Se trata de un virus muy contagioso y que desgraciadamente nuestras vacunas no son capaces de parar su transmisión, el virus está en las casas, se transmite de familiar en familiar, de un vecino a otro, del enfermó al que lo viene a cuidar. No es en la calle donde más se transmite.
    La crisis económica incrementa el riesgo al tener que estar constantemente en colas para intentar sobrevivir. Si a todo ello las autoridades dificultan aún más la vida al restingir horarios y transporte que lejos d disminuir el riesgo lo aumentan, la vida se hace insoportable.

  5. Creo q esas medidas las hizo alguien q no tiene que hacer cola. Porque si esa persona tuviera la necesidad d hacer las colas de la bodega a diario estoy segura q ya ubiese quitado esta medida sin sentido. No le hallo lógica alguna.¿ Es q acaso después d las 2pm es q hay mayor transmisión de la covid?. Si la movilidad en la calle fuera hasta un poco másas tarde creo, A mi entender, q unieran menos aglomeraciones d personas y se resolvieran muchos más problemas.

  6. Delia Rosa Proenza

    Excelente ilustración, gracias a Osval. Gracias también a todos los lectores internautas que opinan sobre el tema y sobre el texto.

  7. No el equivocado no es el que restringe, sino de que forma lo hace, restringir hay que hacerlo por que es el unico modo de cortar la transmsion y eleiminar o disminuir la indisciplina poblacional e institucional ahora el now how de restringir es el que falla por ej:

    Centros laborales: Identificar los que verdaderamente hacen falta que laboren cuales son estos facilito: Los elaboradores de alimentos los productos de alimentos agricolas y los que estan en apoyo al enfrentamiento a la pandemia y los de servicio especial mas nadie

    Comercio minorista: Los que vendan productos normados por la canasta basica en la red de tiendas caribe y cimex segmentados por bodegas y por la libreta de abastecimiento.Las bodegas que venden la canasta basica , vender solo productos alimenticios y de aseo personal , nada de ferreteria, lo que hace falta ahora es alimentarse y asearse. las pescaderias que ofertan productos que sea por bodegas y con la libreta de abastecimiento. Las donaciones en las bodegas bien organizadas. El comercio minorista en bodegas debe funcionar hasta las 6pm, no el de las trd ni cimex, en caso de oferta de alimentos y aseo en estas tiendas por la libreta de abastacimiento puede funcionar hasta las 6pm tambien, que tiene que cumplirse que el horario de cierre de los centros que no brindan servicio minorista a la poblacion si se cumpla a la 1pm para que haya tiempo de comprar en estos establecimientos

    Comercio mayorista: Solo el que esta vinculado al suminsitro de centros que atienden a pacientes , nada mas
    Trabajo por cuenta propia: El que expenda alimentos elaborados solo para llevar, nada de ferreteria
    Transporte: Solo el que esta vinculado a las actividades de enfrentamiento a la covid y los de servicio especial nada mas, este transporte hay que identificarlo.

    Lo que incide en que las personas hagan mas colas no son los horarios establecidos es la no exigencia de las administraciones a esas entidades en el cumplimiento del horario de apertura y cierre de esas unidades Por ej en trinidad la tienda el progreso dejo de laborar 2 dias debido a que presento 2 trabajadores confirmados y comercio no estaba preparado para asumir ese contratiempo que ya es muy normal que esto ocurra pues el indice de transmision es muy alta y cualquiera puede enfermar, pero la causa no es enfermar sino no estar preparado para sustituir a esos trabajadores , se conoce que hay que hacer inventario de entrega que hay que fumigar , caballero eso hay que hacerlo en un dia o en una jornada, ese inventario es de una bodega, no de un almacen y esa area se fumiga en cuestion de minutos, que ocurre que hay falta de sensibilidad en los que dirigen y en los que tiene que hacer cumplir lo que esta establecido y cuales fueron las consecuencias que estuvo cerrada durante 2 dias , abrio un dia a las 11 am y cerro a la 1pm, quedandose personas sin comprar la canasta basica y los huevos, culpa del horario de restriccion, no culpa de los que tienen que sentarse y a analizar estos hechos y tomar medidas para que esto no ocurra, en todos los centros laborales que brindan servicio a la poblacion tiene que existir una reserva de trabajadores preparados para asumnir por una contingencia en caso de enfermedad en cualquier centro y de esta forma evitar insatisfacciones en las personas. Por lo que el problema no esta en restringir horarios sino en planificar , organizar y controlar el servicio para que el mismo sea l mas eficiente.Otro factor es que las administraciones quieren tener a todos los trabajadores de forma presencial, no utilizan el trabajo a distancia, el teletrabajo, las vacaciones acumuladas, las interrupciones se sabe que eso es dificil vivir de una garantia salarial pra mantener a una familia pero si se hace bien y las direcciones de rrhh de las entidades se ocupan de sus trabajadores eso no es tan traumatico, que falla, que despues que sales del trabajo nadie se ocupa de nadie y te tiran al abandono. Muy fundamental el accionar de la adminstracion, consejos de direccion en las entidades que brindan servicios para organizar la venta y la cola apoyados en los destacamentos de lucha vrs coleros y revendedores y en la informacion que se le brinde al publico de lo que se va a ofertar a traves de la radio local, importante tambien el cumplimiento por parte de las administraciones la terminacion del horario laboral a la hora establecida y el accionar de los inspectores y los agentes de orden publico en imponer multas y sancionar a los que incumplan con lo que esta establecido. Es alarmante en trinidad la cantidad decasos que se estan reportando dia a dia y observar como se violan tanto por la poblacion como por las entidades estatales estos horarios sin que ocurra nada, menores jugando en las calles, entidades comercializando productos despues de las 2pm y no pasa nada, vehiculos circulando a cualquier hora y no pasa nada, alcoholicos y deambulantes circulando y sentados en aceras y esquinas sin nasobuco.Y lo que no debio fallar nunca fue el comercio electronico , la utilizacion de las tic en todos los servicios, esto si funcionase bien no habia necesidad de restringir nada, pues desde casa , te alimentarias, te asearias y pagarias todos los servicios. HAY QUE RESTRINGIR PARA CORTAR LA TRANSMISION PERO LO IMPORTANTE Y VITAL PARA EL EXITO ES SABER QUE SE RESTRINGE, CUANDO SE RESTRINGE Y COMO SE RESTRINGE.Quedate en casa

    • Ey PCR entonces usted niega la matematica que igual número de personas en menos tiempo no da aglomeración ,lo otro que dice está bien .

  8. Felicidades periodista una vez más por segunda ocasión en este espacio , reflejan con verdad y lo q el pueblo sugiere q además es el q sugreas concecuencias ,,,,este mismo enunciado yo lo escribia en unos cuantos comentarios, menor tiempo para resolver las mismas necesidades : concecuencias más aglomeraciones , y es lo q ha pasado como es posible q las autoridades no persiban las concecuencias d las medidas tantas personas del pueblo dando la misma opinión y las autoridades contra la marea ,,,no entinedo …yo espero que con este artículo se llaman a la reflexión ..PQ las medidas no se pueden tomar para llenar un papel sino para que se hagan efecto ….si todos los periodistas escribieran artículos como este pero desde otros ámbitos estoy segura q el pueblo estará más contentos al ver sus problemas defendidos , y quiénes tienen q hacerlos cumplir pues se vean un poco más presionado PQ la verdad no es trabajar por trabajar .

  9. Totalmente de acuerdo colega. Ojalá las autoridades del territorio decidan rectificar esta medida sin sentido. No se trata de tomar medidas por tomarlas, sino de responder a la lógica, al sentido común. Y todos tus argumentos son válidos, además de que coinciden con la opinión de las mayorías, de los espirituanos que cada decía debemos hacer colas a como dé lugar porque de ellas depende el sustento, la atención de las necesidades más perentorias, la sobrevivencia de la familia.

  10. Aplausos periodista..es obvio que el equivocado es el que restrinje pero lo reconocerá o será más fuerte el sentimiento de hacer algo rotundo,que se reconozca desde arriba..Esperemos

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *