Rafaela, la única (+fotos)

Tras su partida física, Rafaela Garay Meneses, educadora insigne de Sancti Spíritus por casi cuatro décadas, deja un legado de excelencia, profesionalidad y humanismo

sancti spiritus, educacion, educacion sancti spiritus, programa educa a tu hijo, circulos infantiles
Durante casi cuatro décadas Rafaela Garay Meneses desempeñó responsabilidades en la Dirección Provincial de Educación.

 Pensé que no podría escribir una vez conocida la noticia de su muerte, pero la imaginé cerca, increpándome por la cobardía, y me dije que le debía esta crónica. A ella, que ha sido en todos estos años mucho más que una fuente informativa, se le deben palabras de justicia, sencillas y sinceras; otra cosa resultaría un insulto.

Procuré ir más allá de mi conocimiento personal sobre su trayectoria en suelo espirituano y supe entonces que fue maestra primaria del sector rural en su natal Nicaragua, de donde vino acompañando al hombre internacionalista al que le deberemos siempre el haberla tenido en estos predios, y donde formó parte de la Cruzada Nacional de Alfabetización.

Apasionada, afectuosa, dulce y enamorada de los niños, la Educación Prescolar la tuvo en sus comienzos — a mediados de los 80— al frente de algún aula y de al menos dos círculos infantiles, pero su carisma mostraba mucho más potencial y en 1992 entraba a la Dirección Provincial de Educación. Allí impregnaría su sello de exclusividad, inicialmente en la metodología de la hoy denominada Primera Infancia y luego como asesora de la Actividad Científica Educacional.

La Rafaela que recordaremos siempre es la mujer risueña, optimista, trabajadora, responsable y amiga de ayudar en momentos difíciles; amante de escuchar música y cantar, aficionada a las lecturas y a la conversación con los infantes; celosa veladora de sus plantas y dada al arte de cocinar con ganas.

“Puedes llorar porque se ha ido, o puedes sonreír porque ha vivido. Puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado (…). Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío y dar la espalda, o puedes hacer lo que a ella le gustaría: sonreír, abrir los ojos, amar y seguir”. Así lo ha escrito Claudia Blanco, una de sus hijas —son dos hembras y dos varones, todo su orgullo, junto a su nieto Owen Gabriel—, y ha abonado esta crónica con palabras de aliento.

De ella podrían decirse muchas cosas: que fue coordinadora provincial de varias investigaciones nacionales sobre la educación prescolar, que encabezó proyectos auspiciados por la Unicef y el PNUD para el fortalecimiento de la resiliencia ante desastres, riesgos, peligros y vulnerabilidades en comunidades espirituanas; que fue seleccionada colaboradora ejemplar durante sus misiones en Venezuela, que nos representó cuando asistió, como delegada, al XIX Congreso de la CTC…

Atesoraba múltiples condecoraciones, como el diploma Maestro por la Patria, la Orden Frank País de segundo grado, la medalla Trabajador Internacionalista, el sello Forjadores del Futuro, que otorga la UJC a personalidades en casos excepcionales; la Distinción 23 de Agosto, las medallas Jesús Menéndez, José Tey y Rafael María de Mendive, la Distinción por la Educación Cubana y el título de Vanguardia Nacional por 12 años consecutivos.

Pero estaría más orgullosa, presumo, si no dejáramos de mencionar su condición de militante del Partido Comunista de Cuba y, sobre todo, su disposición en cada momento de defender esta nación, de la que se hizo hija y a la que siempre honró. No es casual que en sus varios perfiles en Facebook —constantemente perdía la clave y se reía de ello— aparecieran la bandera cubana, nuestros líderes y la exigencia de poner fin al bloqueo que nos cerca y asfixia.

La solidaridad entre Cuba y Nicaragua, las palabras de esperanza y aliento, el llamado a la unión y el regocijo por el inicio de la vacunación pediátrica en este archipiélago, junto a su ¡Gracias a la Revolución! asoman entre los mensajes más recientes que dejó en las redes sociales de internet.

El 19 de agosto pasado celebró su cumpleaños 70; no negaba su edad y, presumida como era, disfrutaba escuchar que lucía joven, al igual que hermosa. Había nacido en el departamento de Granada y estudiado en la Escuela Normal de Managua. Con el grado de Máster en Ciencias de la Educación exhibía la mayor moral del mundo para hablar de esos menesteres pedagógicos en los que sentó cátedra.

Sucesivas generaciones de niños que han transitado por los círculos infantiles y el Programa Educa a tu Hijo, que lideró desde su comienzo, tienen, probablemente sin saberlo, mucho que agradecerle a esta educadora de talla excepcional.

Este 23 de septiembre, un día después de su deceso, el local de la Dirección Provincial de Educación en la calle Raimundo celebró la más triste de sus ceremonias de despedida. Las palabras apenas podían escucharse, pero los corazones estaban repletos de su huella, imborrable, franca, sin medias tintas, como fue siempre Rafaela.

Delia Proenza

Texto de Delia Proenza
Máster en Ciencias de la comunicación. Especializada en temas sociales. Responsable de la sección Cartas de los lectores.

32 comentarios

  1. Daisy Gómez Bernal

    Bellas palabras dedicadas a esta gran mujer a esta gran profesional, de quien aprendí mucho acerca de la enseñanza preescolar todos esos años que trabajé a su lado. Te extrañaremos Rafa querida…

  2. Vivian Vicens Lamas

    Gracias Delia por tú crónica, ella se lo merece pues toda su vida estuvo signada por su amor al trabajo educacional y a nuestra Patria. A veces se nos olvidaba que era Nica, pues la pasión con que defendía la necesidad de alcanzar la excelencia en cada proceso que atendía, la convertía en una de nosotros, así era ella con un gran corazón, el amor a su profesión, hijos ,esposo, compañeros le ganó nuestro respeto, admiración y cariño.
    Hasta siempre Rafa.

  3. Valentina Vargas Cruz

    EPD para una gran amiga, recuerdo cuando la conocí en el año 1987, cuando acababa yo de regresar de estudiar en la exURSS. Desde el primer momento que la vi, supe que era una persona especial, siempre tratando de darle solución a mi problema. Mi hijo es un cubano-nicaraguense y ella siempre trató de que yo tuviera fe en que mi hijo conociera a su padre. Y así fue, ella me ayudó mucho, y me dio mucho ánimo,. Hoy lloro su partida, pero la recordaré como una gran amiga, hermana, y más que todo como la tía de mi hijo. Como ella misma se identificaba. La recordaré siempre como la persona humana y solidaria que supo ser para todos la que la conocimos. Descanse en Paz.

  4. Muy triste su pérdida como ser humano y excelente profesional.EPD me uno al dolor de su familia y amistades.

    • Modesto quintairo Rodríguez

      Hoy SS llora la partida de una mujer esepcional, que la acogió como hija, Rafaela tuve el honor de conocerla y conversar con ella, pues soy primo de su esposo y tuvimos esa comunicación, educadora de muchas generaciones de espirituanos,hoy llegue a su esposo e hijos nuestro dolor y también el orgullo que Rafaela siempre va a ser recordada por su ejemplo y amor a su familia y su profesión, EPD

  5. Claudia Blanco Garay

    Pero que bellas palabras has tenido a bien, para dedicarle a mi madre; no en vano, te llamó «AMIGA» y ella, no era amiga de cualquiera. Gracias a Cuba, a SS, que tanto amó, porque le recordaba a su natal Granada, colonial y llena de historia. Un abrazo enorme, a la distancia 🙏

    • Sara Beatriz Pérez Rodríguez

      Claudia hermosas palabras expresadas para la Rafaela Nicaraguensa cubana que todos conocimos. Espero te llegue por esta vía el inmenso dolor que nos deja su partida física. Bendiciones de la tía Sara que nunca los olvidará

    • Sara Beatriz Pérez Rodríguez

      Claudia con la obra de nuestra Rafaela la Nicaraguensa como todos la conocimos nos deja su arduo amor por Cuba y su inteañable bregar. EPD. Todos la recordaremos. Siento mucho dolor. Bendiciones y bendiciones Tía Sara

  6. Gabriela Blanco Garay

    Muchas gracias por el amor a mi madre. No tengo otras que dar gracias infinitas.

    • Sara Beatriz Pérez Rodríguez

      Gabriela me uno al dolor de sus cuatro hijos a los que le supo dar una educación excelente. Y de su esposo Rosbel al que considero al igual que ustedes parte de mi familia. De Rafaela está muy bien expresado y recogido en síntesis solo nos queda seguir sus pasos que honda huellas nos deja. Chiquitica bendiciones y besitos tía Sara

    • Maria Alonso Peña

      Grabiela. Mucho dolor sentimos todos los espirituanos. La recordaremos siempre con mucho amor. Nuestra amistad comenzó cuando yo era tu profe de Educacion Fisica en la escuela Serafín Sánchez y se extendió hasta sus últimos días, además andubimos juntas por el camino de la enseñaza prescolar. Me quedo con sus lindos recuerdos. Mis condolencias a toda la familia

    • Gabi soy Ernesto Raya coco tu amigo de la infancia siento mucho la perdida de tu mamá era una persona muy pero muy especial ,EPD .

  7. EPD, Rafaela, todos la extrañaremos en la DPE!!!

    • Gabriela Blanco Garay

      EPD siglas que de forma desordenada o leídas de derecha a izquierda o viceversa, se leen de la misma manera, encausadas a un mismo sentir y que siempre terminan en las frases de muchos. Significados diferentes EPD / DPE, pero llenas de amor, de tristeza, de dolor, de nostalgia., de tantos sentimientos encontrados. Gracias a todos por el infinito amor expresado a mi madre

  8. Nadie como tú, Delia, podría escribir lo que sentimos muchos. Gracias por esta crónica. Me quedo con las palabras de Claudia. Te llevaré conmigo, siempre, mi Rafa querida!!

  9. Zoila Betancourt Diaz.

    Grandiosa mujer. !La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida.EPD.

  10. Yamilet Farfán Pina

    Gracias Delia por esta crónica, ella se la merecía donde esté estará feliz de estas palabras

    • Delia Rosa Proenza Barzaga

      Gracias. Ojalá; escribí pensando en su probable aprobación, con toda mi alma adolorida. EPD Rafaela.

    • Gabriela Blanco Garay

      EPD siglas que de forma desordenada o leídas de derecha a izquierda o viceversa, se leen de la misma manera, encausadas a un mismo sentir y que siempre terminan en las frases de muchos. Significados diferentes EPD / DPE, pero llenas de amor, de tristeza, de dolor, de nostalgia., de tantos sentimientos encontrados. Gracias a todos por el infinito amor expresado a mi madre.

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *