Somos una generación que no se dejará arrebatar su cosecha (+fotos)

Cientos de compatriotas se dieron cita este miércoles en la Plaza 500 de la ciudad de Trinidad para ratificar su apoyo a la Revolución cubana y a nuestro socialismo

El Primer Secretario de la UJC en Trinidad ratificó la convicción de las nuevas generaciones de defender la Revolución al precio que sea necesario. (Foto: Ana Martha Panadés).

En la Plaza 500 de la ciudad de Trinidad muchos brazos jóvenes agitaron las banderas cubanas, muchas voces tiernas compartieron consignas como: Yo soy Fidel, Somos Continuidad y ¡Viva la Revolución!, como contundente muestra de respaldo al proyecto social que construyen los cubanos, un pueblo de paz y amor.

Desbordada de los colores de la bandera cubana, de frases y canciones patrióticas, de imágenes de los principales líderes de la Revolución, lució la plaza esta mañana durante el acto que mostró la unidad y convicción de lucha de los trinitarios y que estuvo presidido por Deivy Pérez Martín, miembro del Comité Central del Partido y su primera secretaria en Sancti Spíritus y Teresita Romero Rodríguez, gobernadora de la provincia.

Las nuevas generaciones de trinitarios, junto a una representación de los trabajadores y del pueblo, se reunieron en el céntrico espacio citadino para denunciar las campañas mediáticas que tomaron nuevamente las plataformas virtuales con el propósito de desestabilizar la tranquilidad de nuestras calles y promover hechos violentos ajenos al espíritu solidario de quienes habitan esta isla caribeña.

Voces del pueblo condenaron los actos violentos y exigieron respeto a los cubanos. (Foto: Ana Martha Panadés).

“A no dejarse confundir, a trabajar más unidos, a aportar en cada centro de trabajo o estudio, a no renunciar a la alegría”, convocó Abrán Sánchez González, secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas en el municipio, quien repudió las manipulaciones, las agresiones enemigas contra el pueblo en medio de la batalla contra la pandemia que demanda cuantiosos recursos por parte del gobierno cubano a fin de preservar la salud del pueblo.

Sánchez González afirmó: “No estamos de espaldas a las limitaciones económicas, a la escasez de medicamentos, de algunos alimentos, originadas por el injusto bloqueo de Estados Unidos y la crisis financiera mundial a causa de la COVID-19, pero la juventud no entregará las banderas de la Revolución; somos una generación que no se dejará arrebatar su cosecha”.

A pocos días del aniversario 68 del asalto a los cuartes Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, los trinitarios, sin descuidar las medidas higiénico-sanitarias, ratificaron principios y convicciones patrióticas en un acto hermoso, contundente, el cual contó con la presencia, además, de Denis Díaz Peláez, primer secretario del Partido en el sureño territorio, Tania Gutiérrez Fontanills, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular y dirigentes de las organizaciones políticas y de masas.

Denis Díaz Peláez denunció el injusto bloqueo del gobierno de Estados Unidos hacia la isla, con un alto costo para el pueblo y el desarrollo económico del país. (Foto: Ana Martha Panadés).

En sus palabras, Díaz Peláez denunció el costo del bloqueo estadounidense contra el pueblo y lo que entorpece en el desarrollo de los sectores económicos y productivos del país, que apela a su inteligencia y creatividad para también minimizar el impacto ocasionado por el nuevo coronavirus en el comercio mundial.

“El 26 de Julio es y será una de las páginas más gloriosas de la historia de Cuba. Trinitarios, no nos dejemos engañar por los cantos de sirena de los vecinos del norte que utilizan las nuevas tecnologías para confundir y separar a los cubanos; contra las mentiras, las infamias y el odio, hacemos nuestras las palabras del Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente: a Cuba ponerle el corazón”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *