Serguey, sexto olímpico

La dupla realizó tiempo de  3:42.357 minutos.Los cubanos Serguey Torres y José Carlos Bulnes terminaron este jueves en la sexta posición de la canoa biplaza a mil metros, en los XXX Juegos Olímpicos de Londres.

Acaso en un rapto final de dignidad, acaso en un acopio final  de combatividad, Serguey Torres remó más allá de sus propias fuerzas para merecer este jueves un honroso diploma olímpico en Londres al ubicarse sexto en la final del C-2 a mil metros en compañía de José Carlos Bulnes.
La dupla realizó tiempo de  3:42.357 minutos en una prueba dominada por los alemanes Peter Kretschmer y Kurt Kuschela con marca de 3:33.804 minutos.
Detrás se ubicaron los hermanos belarusos Andrei Bahdanovich y Aliaksandr Bahdanovich, campeones de Beijing y que ahora marcaron 3:35.206 mientras en tercer puesto se ubicaron  Alexey Korovashkov e Ilya Pervukhin, de Rusia con crono de 3:36.414 minutos.
Más allá del lugar, que de hecho supera el obtenido en Beijing hace cuatro años cuando incursionó en su primera final olímpica, Torres resultó campeón de la vergüenza.
No solo porque se codeó con los mejores del mundo en la distancia, sino porque lo hizo sobre todo, a fuerza de coraje.
Y es que hace tan solo cuatro días el muchacho salió de un ingreso de casi una semana por estar afectado de varicela, un mal que le aquejó casi desde su llegada a la villa olímpica.
Obviamente, tal  estado le impidió la preparación  precompetitiva, amén del impacto negativo que toda hospitalización trae para cualquier persona, mucho más si se trata de un atleta.
Mas Serguey remó contra todos estas adversidades y ante rivales que le superaban en resultados.
Llegó a la meta con lo que tenía aún de reserva , parte de la cual había “gastado” ya cuando debió remar dos veces, o sea dos mil metros, en una misma jornada hace solo dos días cuando debió empelarse a fondo para competir en eliminatorias y semifinales.
Entonces confirmaría: “solo te puedo decir que no me quedo nada , lo di todo, todo , me sentí un poco las secuelas de la enfermedad pero gracias a dios pude sobreponerme , ahora solo me resta aprovechar este día de descanso que tengo por medio para recuperar fuerzas y echar combustible al motor para estar listo en la final”.
Y le quedó, tanto como para llevarse su diploma olímpico que huele también a medallas, aunque inconforme como el conozco, remará ahora más fuerte con Río de Janeiro en la mira de su proa.

One comment

  1. Buen trabajo de SERGUEY es el unico resultado y lugar justificado de todos los atletas cubanos que no ganaron medallas razones sobran a la vez unos pocos noveles que en realidad cumplieron sus expectativas pero los encumbrado con su mala forma deportiva lejos de alegrar lo que hicieron fue decepcionar pese a que aun el emblema del triunfalismo algunos los esgrimen pese a que a conciencias no hicieron nada meritorio todos tenia tecnicas depuradas en sus respectivas especialidades y con vasta experiencia para imponerse y subir a lo alto del podio que premia con el ORO OLIMPICO pese a superar el lugar de la pasada olimpiada ese no es un medidor verdadero justo ni razonable pues yo y posible coincida con algunos pese que se iba a ganar muchas mas medallas de ORO. Lazaro izquierdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *