Comenzó en Sancti Spíritus producción de pasta de tomate

La fábrica Conservas de Vegetales de Sancti Spíritus planificó procesar entre febrero y mayo 8 800 toneladas de tomate (2 800 más que la campaña precedente).

A tono con el buen comportamiento que exhibe hasta ahora la cosecha de tomate, el procesamiento industrial denota estabilidad desde la arrancada de la molida el 19 de febrero y transita bajo un esquema organizativo que persigue respaldar el compromiso de la provincia en este programa de sustitución de importaciones.

La fábrica Conservas de Vegetales de Sancti Spíritus planificó procesar entre febrero y mayo 8 800 toneladas de tomate (2 800 más que la campaña precedente), con el fin de elaborar más de 1 000 toneladas de pasta de alta consistencia destinadas a cubrir necesidades internas de este producto balanceado nacionalmente y así evitarle al país la compra en el exterior.

El crecimiento del plan de molida obedece al incremento de la siembra, el empleo de variedades más idóneas para este fin y a la mejoría de los precios de compra al productor, a la vez que contribuye la interrelación de trabajo entre la Agricultura y la Industria, afirmó Juan Carlos Guzmán, director general de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Conservas de Vegetales.

“Desde la arrancada de la campaña todo ha ido funcionando, cumpliéndose el cronograma de entrega desde el campo en correspondencia con la capacidad diaria de molida -unas 120 toneladas- y el tomate cosechado tiene favorables parámetros de coloración, maduración y consistencia”, subraya el empresario.

Única de su tipo en la provincia, esta planta explota una línea séptica con más de 10 años de trabajo y elabora un producto final de calidad, a partir de la utilización de 8,7 toneladas de tomate fresco para elaborar una tonelada de pasta a 30 grados de brix (alta consistencia).

“Si esas más de 1 000 toneladas de pasta se produjeran con un brix inferior, por ejemplo entre 14 y 16 grados, se requerirían unos 9 000 tanques para envasar ese producto; mientras concentrar la pasta a un brix alto (lo máximo es 32 grados) permite ahorrar unos 4 000 tanques e igual cantidad de bolsas y también alargar la vida útil del producto hasta un año”, expone Juan Carlos.

Según la propia fuente, el procesamiento no ha tenido hasta la fecha paradas, se aprovecha al 82 por ciento la capacidad industrial de molida y se alcanza un rendimiento industrial del 97 por ciento, favorable de acuerdo a la conversión de materia prima por tonelada de pasta elaborada.

Aunque el precio del tomate que va al consumo poblacional sigue sin enterarse de los picos productivos y el puré con igual destino da señales de incrementar también su valor, el acertado arranque de la zafra industrial del tomate contrasta con el procesamiento de la cebolla, comenzado a inicios de enero y que actualmente exhibe atrasos en la molida por falta de materia prima.

Hasta el 26 de febrero se reportaban 426 toneladas de cebolla molidas de un plan hasta finales de marzo de 1 000, comportamiento que abre un signo de interrogación al compromiso espirituano de elaborar 800 toneladas de pulpa, también destinadas a evitarle al país su importación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *