Culmina Sancti Spíritus en el quinto puesto del Campeonato Nacional de Béisbol Sub-18

Con dos triunfos y tres reveses, el equipo los Gallitos concluyó su actuación

Con un saldo de dos victorias y tres derrotas, el equipo espirituano de béisbol de la categoría Sub-18 años concluyó en la quinta posición en la final del Campeonato Nacional de la categoría, que en su versión número 48 tuvo por sede a Artemisa del 19 al 23 de junio.

Por los yayaberos lo mejor aconteció en la fecha inicial cuando dispusieron dos anotaciones por cero de Cienfuegos, con excelente actuación de Aldo Conrado, quien en siete entradas y un tercio de labor solo permitió un hit y otorgó 11 ponches y concedió dos bases por bola.

De mantener la diferencia de los yayaberos en esa oportunidad se encargó el cerrador Yankiel Mauri, que en un inning y dos tercios permitió dos hits y ponchó a tres de los siete rivales que enfrentó.

A partir de ese momento los nuestros sufrieron dos reveses consecutivos, primero frente a Matanzas cinco anotaciones por dos, con derrota a la cuenta de Pedro Álvarez. Después tampoco pudieron con el empuje de Artemisa y sucumbieron cinco anotaciones por una, con el descalabro del derecho Aldo Conrado, quien no pudo con sus rivales y en siete entradas soportó tres carreras limpias.

En su cuarto partido de la final enfrentaron al elenco de Santiago de Cuba, al cual lograron sacarle un juego muy cerrado de dos carreras por una con crédito para el relevista Pedro Álvarez, que en tres entradas y un tercio no permitió anotaciones. Este juego lo abrió el derecho Conrado y en cinco innings y dos tercios le marcaron una carrera y ponchó a cinco rivales.

En la quinta y última presentación los espirituanos volvieron a perder en 11 peleadas entradas ante Ciego de Ávila, siete anotaciones por tres, con el segundo revés de Pedro Álvarez, que como relevista en tres entradas permitió cinco carreras, de ellas solo una limpia. El partido lo abrió por los Gallitos yayaberos Yankiel Mauri, con buena actuación en ocho capítulos, al anotarles solo dos carreras, de ellas una limpia y propinó cuatro ponches a sus rivales.

Desde el punto de vista colectivo, los dirigidos por Liusvani Meneses, tuvieron en la ofensiva su punto más débil del torneo pues con solo 106 de average, producto de 15 hits en 142 turnos al bate y siete carreras producidas en cinco partidos demuestran las pocas posibilidades de vencer.

Además, la defensa también hizo de las suyas con un promedio de 944 (11 errores). Solo el pitcheo (tercero entre los finalistas con 2.15) fue el mejor departamento de juego entre los espirituanos, con destaque para Aldo Conrado (1 -1 y 0.69 PCL) y Yankiel Mauri (0 – 0 y 0.90).

Por equipos, Ciego de Ávila, con cuatro victorias y una derrota, se llevó la medalla de oro, la plata correspondió a Cienfuegos (3 y 2) y el bronce a Artemisa (3 y 2); en tanto, Matanzas fue cuarto (2 y 3), Sancti Spíritus, quinto (2 y 3) y en la sexta y última posición Santiago de Cuba (1 y 4).

En esta categoría hasta 18 años, los mejores resultados de los espirituanos llegaron en el 2000 con bronce, y en el 2001 (plata), bajo las órdenes de Lourdes Gourriel, y en el 2011 con otra medalla de plata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *