Jamás olvidaremos a Chávez

El pueblo espirituano manifiesta su dolor ante la pérdida del entrañable líder y amigo de la Revolución cubana

El dolor y la gratitud se mezclan en el masivo homenaje póstumo que le tributan hoy los hijos de Sancti Spíritus al presidente Hugo Chávez. Hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, espirituanos todos acuden a la sede la Asamblea Provincial del Poder Popular para honrar al querido amigo y reafirmar el compromiso con su obra y ejemplo.

“Lo sentimos mucho, Chávez es y será un presidente querido por los pueblos -expresó entre lágrimas Carmen Linares Fragoso, psicóloga en el Hospital Provincial Camilo Cienfuegos de Sancti Spíritus-.

Perdemos a un gran amigo de Cuba, compañero, hermano; es un alto honor que los trabajadores de la Salud hayamos sido seleccionados para encabezar este homenaje popular. Su partida es dolorosa, pero nos deja un gigante ejemplo de revolucionario y estadista, siempre estará en nuestros corazones, jamás lo olvidaremos”.

 

“Vine a rendirle tributo a un hombre grande, digno, todos debemos estar hoy aquí, porque se ganó con humildad nuestro respeto y amor. Yo casi no he dormido, desde que me enteré de que los trabajadores de la Salud seríamos los primeros en pasar ante su foto, no pude dormir y amanecí muy emocionada y ahora, al ver a esta multitud de personas que llegan hasta aquí, me siento muy orgullosa de ser cubana”, afirmó María Luisa Morales Valle, también trabajadora del Hospital Provincial.

 

“El que no venga a brindar su homenaje a Chávez no es buen cubano -expuso Enrique Cuellar Veloz, jubilado de 78 años-. Para mí fue como un hijo, un compañero de nosotros, como si fuera también mi líder. La obra que deja es inmortal, por lo que ha hecho y el progreso que le trajo su gobierno a Venezuela, es un ejemplo para todos los revolucionarios”.

“Para los jóvenes espirituanos es un honor rendir este homenaje a Chávez, porque él hizo mucho por la juventud venezolana, le abrió posibilidades de superación a los jóvenes y eso hay que valorarlo. Creo que es un ejemplo a seguir, como un líder para nosotros también. Siempre lo recordaremos por lo que es, lo que hizo y lo que será. Su obra no tiene comparación, sacó de la miseria a muchos venezolanos y defendió a los pueblos latinoamericanos.

Vine aquí para rendirle tributo, fue muy duro que muriera, por eso le traje una flor y lo tendré siempre como un permanente amigo”, expresa Lizandra Echevarría Pérez, joven de 20 años y trabajadora de la Salud.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *