Pueblo espirituano opina: Es el momento de ayudarnos más unos a otros (+fotos)

Pobladores de Sancti Spíritus se pronuncian acerca de las medidas adoptadas en el país ante la contingencia energética y su impacto en el quehacer de los distintos sectores

Miriaxzis Ramírez Hernández, maestra defectóloga de la escuela especial Abel Santamaría. (Foto: Vicente Brito / Escambray).

HEMOS APRENDIDO A DISTINGUIR ENTRE LO QUE ES SÍ Y LO QUE ES NO

Gracias a esas medidas y a la actitud que uno asume como pueblo todo está fluyendo con relativa normalidad. Yo, por ejemplo, vivo bastante lejos de la escuela y sin embargo he podido llegar temprano todos los días, en guagua o en botella. Las personas, y en este caso los conductores de vehículos, han ido tomando conciencia de la necesidad de ayudarnos más unos a otros en medio de esta contingencia.

La escuela nuestra es un tanto sensible en el tema de la energía eléctrica. Aquí los niños todos tienen problemas visuales y uno de los requisitos en su atención es que el trabajo con ellos siempre debe incluir el fluido eléctrico, empezando por el alumbrado durante las clases. Para no afectarlos, se han adoptado regulaciones en las demás áreas y servicios, como el comedor y la biblioteca, e incluso en las aulas durante el horario de recreo.

Irónicamente, desde los círculos de gobierno de Estados Unidos dicen que sus medidas hacia nuestro país son para el bien del pueblo, cuando nosotros sabemos que todo lo que hacen es perjudicarnos. Cuba, a lo largo de todos estos años, ha aprendido a distinguir entre lo que es sí y lo que es no, entre lo que es real y lo que no lo es.

 La gente ha reaccionado bastante bien, y en ello ha influido, a mi modo de ver, que nuestro Presidente tiene una óptica muy positiva, ha expuesto la realidad con todos sus matices. Me gusta su llamado a la buena forma, a que seamos corteses y sensibles, a que nos comuniquemos adecuadamente.

Sabemos que hay centros donde se limitan en sus labores y actividades para no afectarnos como población en nuestras viviendas. Entonces, nos toca retribuir esas atenciones con nuestra colaboración. (Miriaxzis Ramírez Hernández, maestra defectóloga de la escuela especial Abel Santamaría).

Heriberto Hernández, cartero de la Zona 2, Sancti Spíritus. (Foto: Vicente Brito / Escambray).

EL PAÍS NECESITA DEL AHORRO

Las medidas me parecen muy acertadas, porque sabemos del bloqueo que nos tienen y que se arrecia cada día más. Era necesario regular el uso del combustible que tenemos, sobre todo en la esfera del transporte, donde se han reducido viajes y servicios.

Creo que estas medidas, aunque el país mejore, en lo básico deberían mantenerse, porque en estos días se ha logrado un mayor ahorro por parte de cada empresa y también en las casas, y eso el país lo necesita para poder funcionar bien.

Se ha tratado de no afectar el sector residencial y mantener los servicios más importantes, como los de la Salud y la Educación, entre otros. Pero de esta también vamos a salir adelante, claro que sí, como salimos adelante en otros momentos difíciles. Eso fue lo que nos enseñó Fidel, lo que nos enseñaron nuestros antepasados y lo que nos enseña la actual dirección de la Revolución. (Heriberto Hernández, cartero Zona 2, Sancti Spíritus).

Disney González Varela, directora del hogar materno Isabel María de Valdivia. (Foto: Vicente Brito / Escambray).

DEBEMOS PERMANECER FIRMES

Al igual que todo el pueblo ha reaccionado de forma positiva ante las medidas dirigidas al ahorro de energía, por la situación que enfrenta el país, nosotros en los hogares maternos también estamos cooperando. La Dirección Provincial de Salud nos ha hecho el mismo llamado y tratamos de involucrar en esta idea a todos los trabajadores y pacientes.

Tratándose de embarazadas es algo más difícil, porque ellas tienen sus requerimientos muy específicos, por ejemplo, en la hora del descanso, que resulta determinante; pero aun así hemos reajustado el uso de la energía eléctrica en determinadas áreas para que no se afecten las pacientes, y también reorganizamos los horarios laborales de los trabajadores sin interrumpir ningún tipo de servicio.

El transporte sanitario se emplea en coordinación con las direcciones de Salud, y, como estrategia, algunos de los servicios asistenciales especializados se brindan acá, de manera que vengan los especialistas y no viajen ellas al hospital provincial o al policlínico que les corresponde.

Aquí radica la dirección de este y de los otros tres hogares maternos del municipio, y coordinamos las acciones para el ahorro del gas licuado destinado a la cocción de alimentos, así como en el encendido de las luces y de los equipos de climatización. Gracias a todo esto no nos hemos sobregirado en el consumo eléctrico.

Debemos permanecer firmes y para eso hay que aunar fuerzas, ese es el sentir que les transmitimos al colectivo en los matutinos especiales tras la comparecencia de nuestro Presidente. (Disney González Varela, directora del hogar materno Isabel María de Valdivia, Sancti Spíritus).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *