Grietas en la sede del arte joven de Sancti Spíritus

La casa de la filial espirituana de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) espera desde hace un buen tiempo por el presupuesto necesario para su reparación

sancti spiritus, cultura, asociacion hermanos saiz, ahs, casa del joven creador
Moho, repello caído y pérdida del yeso del techo evidencian la mala situación constructiva de la Casa del Joven Creador. (Foto: Lisandra Gómez/ Escambray)

Dicen los vecinos de la calle Céspedes Norte entre Comandante Fajardo y Frank País de la ciudad del Yayabo que el estruendo que salió de la Casa del Joven Creador hace unas semanas fue tan grande que hasta los gatos del vecindario perdieron el sueño. Otra cenefa de yeso de su techo se vino abajo. Un suceso que viene repitiéndose desde hace un tiempo y que desnuda a simple vista la deplorable situación constructiva de la vivienda fechada en el siglo XIX.

Moho que se ha extendido por gran parte de las paredes, cabillas desnudas en su techo, repello explotado y pintura desteñida son otras de las secuelas dejadas por las constantes filtraciones y goteras que llegan desde la azotea con evidentes fisuras al interior de la vivienda sede de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Sancti Spíritus.

“La casa está en un deterioro absoluto, sobre todo en las primeras habitaciones. Resulta muy peligroso porque en cualquier momento le puede caer encima un pedazo de yeso a alguno de los trabajadores y provocarle serias afectaciones. Además, se hace imposible trabajar cuando llueve porque se moja más adentro que afuera. Si nos llega una vaguada, no sé qué pudiera pasar”, expone Gustavo Ramos, director de la institución desde hace cerca de 20 años.

Esta situación ha sido debatida con los principales responsables del Ministerio de Cultura, la Unión de Jóvenes Comunistas, autoridades de Sancti Spíritus y en las Asambleas Provinciales de la AHS y la del Comité de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). Tras variadas propuestas de solución, la realidad es que el deterioro se incrementa por días.

I

Cuando en 1993 el local, otrora Palacio de los Matrimonios, se entregó a la filial espirituana de la AHS fue todo un suceso. Al fin el pequeño grupo de entusiastas jóvenes creadores tenía una sede para acomodar sus ideas, proyectar acciones culturales y llevar a punta de lápiz su economía.

“Nos la entregaron en perfecto estado, pero después del 2008 comenzó a mostrar la necesidad de una reparación. Hicimos el mantenimiento casi por esfuerzo propio”, rememora quien ha sido testigo fiel como director de la historia de la Casa del Joven Creador.

Luego de esas labores nunca más la institución ha sido objeto de otra “pasada de manos”.

“Hace un tiempo hicieron un levantamiento y dictaminaron las causas y cómo revertir la realidad, pero nadie nos ha dado una explicación de lo que va a suceder. Esto también ha sido determinante para que poco a poco se hayan tenido que suspender las acciones de la programación cultural de la institución”, añade.

sancti spiritus, cultura, asociacion hermanos saiz, ahs, casa del joven creador
Para Alexander Hernádez Chang, dicha problemática inicide en que los asociados pierdan la identificación con su sede. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

II

El inmueble pertenece a la AHS, por tanto es esa Organización No Gubernamental que agrupa a los jóvenes artistas y escritores cubanos la máxima responsable de devolverle los bríos a la Casa del Joven Creador de Sancti Spíritus.

Rolando Lasval Hernández, máximo responsable del Sectorial de Cultura y Arte en Sancti Spíritus, asegura que siempre se ha tenido el compromiso y la voluntad de resolver el problema. De esa forma se cumpliría con la estrategia de trabajo del sector de tener las instituciones en buenas condiciones.

“No estamos autorizados a intervenir con dinero líquido, pero sí con recursos y la realización de la contratación. El Ministerio de Cultura ha dicho que mientras exista la moneda nacional podemos asumir con la divisa, idea respaldada por el Gobierno. En un primer momento se pensó utilizar el uno por ciento del territorio, pero luego se acordó que la Dirección Nacional de la AHS pondría cerca de 30 000 pesos y nosotros contrataríamos con la divisa el grupo de restauración del Fondo Cubano de Bienes Culturales para hacer la impermeabilización y todo el trabajo de yesería y demás necesidades”, explica el directivo.

Por su parte Alexander Hernández Chang, presidente de la filial espirituana de la AHS, recuerda que el pasado año en una visita de representantes del Ministerio de Cultura y la Dirección Nacional de la organización, se volvió a plantear la problemática, pero ya con un proyecto de mantenimiento (hasta hoy el único) con un costo de 114 621.90 CUP para la ejecución de la obra.

“Se necesitaba un presupuesto que no estaba en ningún plan de mantenimiento constructivo para el año en curso, por ello la respuesta que hemos tenido por parte del Gobierno Provincial es que puede apoyarnos con el presupuesto, pero no sería para ahora, pues existen inversiones planificadas con anterioridad”, expresa.

A juicio de Lasval Hernández, la idea de buscar el financiamiento se puso otra vez sobre la mesa hace muy pocos días con el viceministro de cultura Fernando Rojas, al asistir a la Asamblea Provincial de la Uneac.

En busca de encontrar una explicación se contactó vía Facebook con el Presidente Nacional de la AHS Rafael González Muñoz. Ante la pregunta dialogó otra vez con Fernando Rojas, quien mantuvo la misma idea como solución: le corresponde a la organización desembolsar la mayor cuantía.

El máximo responsable de la vanguardia del arte joven en Cuba afirma que se sentaría a evaluar cómo mover su presupuesto con la precisión de un juego de ajedrez.

sancti spiritus, cultura, asociacion hermanos saiz, ahs, casa del joven creador
De seguir prologándose la espera, el deterioro pudiera agravarse y se perdería así un inmueble de preciado valor patrimonial y cultural. (Foto: Lisandra Gómez/ Escambray)

Desde hace meses la AHS y todas sus filiales provinciales han sido objeto de una reestructuración en el proceso económico, lo que ha generado cambio de cuentas y llegadas tardías de los presupuestos mensuales para todos los gastos del quehacer de la organización.

“No estamos hablando de un trabajo cualquiera de construcción, sino de restauración por los valores patrimoniales del inmueble. De seguir esperando, sobre todo en esta primavera, perderemos aún más la casa y necesitaríamos de mucho más dinero. Lo que sí no podemos es invertir recursos sin un respaldo financiero porque sería una violación”, enfatiza Lasval Hernández.

Es cierto que la situación económica del país es tensa; pero; de seguir prologándose la espera, el deterioro pudiera agravarse y se perdería así un inmueble de preciado valor patrimonial y cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *