COVID-19: OPS define lineamientos para vacunación

La efectividad de la vacunación dependerá, entre otras cosas, de que las naciones estén preparadas para distribuirla y administrarla de forma adecuada

Se estima que la vacuna contra el virus SARS-Cov2 estará disponible en  2021. (Foto: Cubadebate)
Se estima que la vacuna contra el virus SARS-Cov2 estará disponible en 2021. (Foto: Cubadebate)

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dio a conocer un grupo de lineamientos para que los países estén preparados cuando la vacuna contra la COVID-19 esté lista.

Se estima que la vacuna contra el virus SARS-Cov2 estará disponible en 2021, pero la efectividad de la misma dependerá, entre otras cosas, de que las naciones estén preparadas para distribuirla y administrarla de forma adecuada, afirmó la autoridad sanitaria regional.

Para la OPS es importante comenzar a preparar la infraestructura y los componentes clave para introducirla en todos los países, y priorizar mecanismos en los que se pueda avanzar.

Entre los principales desafíos que ha identificado la organización están el acceso oportuno, equitativo y suficiente a la inmunización, los aspectos técnicos y logísticos, respondiendo a las posibilidades de cada país, la definición de grupos prioritarios, la indicación de las dosis, la demanda y la seguridad de todos los equipos médicos.

En el documento Lineamientos del plan para introducir la vacuna contra la COVID-19 , desarrollado por la OPS, se explica que ‘es importante involucrar a Grupos Asesores Técnicos Nacionales de Inmunización en el desarrollo de estos planes’.

Asimismo, recomienda que cada país desarrolle objetivos claros, ‘considerando la situación epidemiológica, las poblaciones de mayor riesgo y el acceso a las vacunas’.

Desde la perspectiva legal, sugiere revisar leyes, resoluciones y decretos relacionados con la toma de decisiones, introducción de vacunas, adquisiciones y emergencias de salud pública, entre otros, para en el momento de la inmunización no enfrentar barreras legales innecesarias por falta de previsión.

La OPS plantea, además, que la organización y la colaboración son dos de los puntos significativos en el documento, entre otros aspectos para que los países apliquen y fortalezcan los mecanismos de coordinación interinstitucional y multisectorial.

También deben describir la organización y coordinación de la campaña, así como definir la estructura organizacional a diferentes escalas (nacional y subnacional, política y comités de emergencia), para que los roles y responsabilidades de cada actor sean claros.

La OPS reiteró que la COVID-19 es una enfermedad infecciosa causada por un coronavirus de reciente aparición y es la primera pandemia no gripal que afecta a más de 200 países. La mitad de los casos registrados hasta ahora se encuentra en la región de las Américas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *