Cuando el café no llena la taza

¿Le alcanza a usted con el café de la canasta familiar normada? ¿Ha notado la ausencia del grano en las tiendas recaudadoras de divisa de la provincia? VisionEs sirve la polémica en torno a la bebida por excelencia los cubanos, que ahora mismo no satisface la demanda

3 comentarios

  1. Y querida Xiomara excúseme una vez más los precios del café en cualquiera de sus marcas en nuestro pais y sus tiendas recaudadoras de divisas es una falta de respeto al consumidor.
    Gracias.

  2. Xiomara, la realidad es que hay personas que tomamos café y otras por suerte ni lo miran, pero no se puede tener como eje comparativo a un sector que no consume el producto que se estudia y si el mayor número o la media alta que aporte más al estudio de satisfacción y consumo de una mercancía, producto o servicio lo que hablamos; Lejos de conocer por los avatares que pasa el país desde la recuperación de tierras, la siembra mantenimiento y cosecha y procesamiento del café para nada es secreto que el índice de producción aunque se informa otro, desde el 1970 a la fecha ha ido en decrecimiento, y se han ido perdiendo los incentivos generalmente por la baja paga que se obtiene y la insatisfacción hoy es exponencialmente creciente.
    Nuestro país antes del 1959 tenía en su haber varias semillas de café sin mucha participación de laboratorios dentro de las que se destacaban, Caracolillo, Arábico, Robusto y otros, se autoabastecía y no se mezclaba y se exportaba mucho, hoy no se autoabastece, exporta e importa para mezclar y lograr un abastecimiento medio insatisfactorio, sin criterio de degustación del consumidor, del que no se conoce si gusta o no, lo que cuela y se toma.
    Aunque esta aromática semilla dice la literatura llega a Cuba en 1769 procedente de San Juan de Puerto Rico. Aunque otras fuentes ubican la llegada de los primeros cafetos a la Isla en 1748 de manos de comerciante habanero José Antonio Gelabert quien lo trajo procedente de la isla de Santo Domingo (actualmente República Dominicana), quien inició su cultivo cerca de La Habana, hoy se cultiva en cada macizo montañoso de la isla y se degusta en toda la nación unos dicen se mezcla con otras especies del mismo grano para modificar el sabor según los tipos de tueste y otros dicen que con chícharo, lo importante es que la industria cafetalera cubana hoy está en un bache que no satisface la demanda y al consumidor no le apetece escuchar justificaciones después de conocer que Cuba, nuestro país llego a exportar nada más y nada menos que 1.433.487 arrobas. Lo que hace falta es más café en el mercado y conservar el precio porque todo se produce aquí.

    • Hola, en 1959 se producía 60 000 t anuales, hoy 10 000 t. Puede tener muchas explicaciones, pero nunca justificaciones. A Viet Nam después que se liberó, fueron técnicos cubanos a asesorarlos en la producción de café. Ahora es al revés, vienen ellos a asesorarnos, al borde de vergonzoso. ¿Qué ha pasado? Muchas cosas se han hecho mal, y se seguirán haciendo. Riesgo de que Liborio pierda la calma y se arme la de San Quintín. No es el sistema, son quienes las dirigen. Por favor, no crear condiciones para un explosión social. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *