Protestas por asesinato de afroestadounidense se extienden por el país

California, Chicago, Memphis, Nueva York, Oakland, Ohio, Colorado fueron, junto a Minneapolis escenario de protestas

estados unidos, racismo, afroamericanos, policia, asesinato
Multitudinarias protestas en Minneapolis. La ola de indignación ha llegado a varias ciudades de Estados Unidos. (Foto: apmcdn.org)

Mientras las protestas violentas y pacíficas continuaron el jueves por tercera noche consecutiva en Minneapolis, las manifestaciones por el asesinato de George Floyd a mano de un policía se extendieron a otras ciudades de Estados Unidos, entre ellas Nueva York, Los Ángeles, Denver y Phoenix, y Twitter llegó a ocultar detrás de una advertencia un tuit de Donald Trump sobre los hechos por “glorificar la violencia”.

Al menos siete personas fueron baleadas en Louisville, Kentucky, cuando centenares de manifestantes se concentraron junto al ayuntamiento para reclamar justicia para Breonna Taylor, una mujer afroestadounidense que fue muerta a tiros por la policía en marzo en su casa.

La policía de Louisville dijo el viernes que al menos una persona fue herida gravemente. “Ningún agente descargó su arma” y los siete heridos eran civiles, dijo el portavoz policial, sargento Lamont Washington en un correo electrónico a AP.

La protesta del jueves por la noche se produjo mientras manifestantes en todo el país, en ciudades como Los Ángeles, Denver, Nueva York y Memphis, expresaron su respaldo a los manifestantes en Minneapolis, donde ha provocado una ola de fuertes protestas el asesinato de George Floyd el caso más reciente de un afroestadounidense muerto cuando estaba bajo arresto.

Manifestantes se lanzaron a las calles de Denver el jueves, bloqueando el tránsito y golpeando vehículos cuando escapaban corriendo de disparos y gas lacrimógeno luego que una protesta contra la muerte de Floyd en Minneapolis se tornó violenta.

Centenares de personas se concentraron en las calles del centro de la ciudad y corearon consignas al caer la noche en las afueras del Capitolio estatal de Colorado, donde manifestantes pintaron grafitis y rompieron ventanillas de autos.

En otras áreas del centro de Denver, policías antimotines usaron balas de goma y caminaron en cadena por las calles para rechazar a los manifestantes. La protesta se extendió brevemente a la carretera Interestatal 23, bloqueando todos los carriles hasta que la policía usó gas lacrimógeno para dispersarlos.

Las protestas continuaron por la noche, pese al pedido de calma del alcalde de Denver Michael Hancock.

“Yo ciertamente entiendo la frustración de todo el mundo y el sentido de dolor e indignación tras el asesinato de George Floyd en Minneapolis”, dijo en un video en Twitter. “Pero le ruego a todo el mundo: protesten, pero pacíficamente. Dejen las armas en casa”.

En Nueva York, manifestantes furiosos por la muerte de Floyd desafiaron el jueves la prohibición de concentraciones públicas en la ciudad y realizaron una protesta en Manhattan, donde se enfrentaron con policías que obligaban a cumplir la norma del distanciamiento social.

Numerosos manifestantes, algunos con máscaras, se congregaron en Union Square y marcharon por las calles gritando: “No puedo respirar” y llevado carteles con lemas que incluían: “La brutalidad y los asesinatos policiales deben cesar”.

Policías, luciendo máscaras para protegerse contra el coronavirus, formaron filas frente a la manifestación. Un video publicado en redes sociales mostró escaramuzas ocasionales cuando la policía empujaba a la muchedumbre.

El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York dijo que más de 30 personas fueron detenidas. Un video mostró a al menos un manifestante siendo aporreado y otros derribados al suelo, mientras manifestantes empujaban a policías y les gritaban insultos. La policía dijo que un agente fue alcanzado por un bote de basura y otro recibió un puñetazo.

Centenares de personas protestaron en el centro de Phoenix, en una manifestación que se convirtió en un choque con la policía.

Los manifestantes, que marcharon desde el ayuntamiento de Phoenix hasta el Capitolio del estado el jueves por la noche y la madrugada del viernes, llevaban carteles que decían: “El silencio es violencia” y “Ser negro no debería ser una sentencia de muerte”, reportó el diario The Arizona Republic.

Alrededor de las 11 de la noche, la policía en Phoenix prohibió las concentraciones junto al edificio del Capitolio. Los manifestantes se negaron a dejar el área, dijo la prensa.

El diario reportó que se lanzaron piedras y botellas de agua contra la policía. Videos en televisoras locales mostraron a manifestantes golpeando la ventanilla de un patrullero policial y el periódico dijo que al menos una ventanilla de un patrullero fue destrozada. El Departamento de Seguridad Pública de Arizona y la policía de Phoenix respondieron usando gas pimienta y balas de goma contra los congregados.

Nubarrones de humo negro se alzaban sobre Minneapolis este viernes, horas después de que manifestantes incendiaron una comisaría abandonada por la policía durante una tercera noche de protestas por la muerte del afroestadounidense George Floyd, luego de que se volvió viral un video donde se ve al hombre esposado y suplicando por su vida mientras un policía blanco lo inmoviliza poniéndole la rodilla sobre el cuello.

La comisaría del tercer distrito, el centro de muchas de las protestas, fue evacuada para proteger al personal poco antes de las 22:00 horas del jueves. Un video en vivo mostró a manifestantes ingresando al inmueble, donde las alarmas de incendios y los aspersores se activaron a medida que surgían las llamas.

En la vecina ciudad de St. Paul, las nubes de humo flotaban en el aire mientras agentes ataviados con porras, máscaras antigás y equipos de protección corporal vigilaban a los inconformes en una de las principales calles comerciales de la ciudad, donde los bomberos tuvieron que sofocar una serie de pequeños incendios.

Las protestas comenzaron el martes, un día después de la muerte de Floyd en una confrontación con la policía que fue grabada en video por un civil y que se ha hecho viral. En las imágenes puede verse a Floyd, tendido en el piso, suplicando mientras el policía Derek Chauvin lo inmoviliza con la rodilla sobre su cuello. Según pasan los minutos, Floyd deja lentamente de hablar y moverse. El tercer distrito cubre la parte sur de Minneapolis donde fue arrestado Floyd.

El gobernador de Minnesota, Walz, activó antes en el dia a la Guardia Nacional a petición del alcalde de Minneapolis, pero no estuvo claro de inmediato cuándo ni cómo se van a desplegar y no pudo verse a ninguno de sus efectivos durante las protestas en Minneapolis o St. Paul. La Guardia tuiteó minutos después de la quema de la comisaría que había movilizado a más de 500 soldados en la zona metropolitana.

La Guardia dijo que un “objetivo clave” era asegurar que los departamentos de bomberos pudieran responder a los avisos de emergencia y en otro tuit explicó que estaba “aquí con el Departamento de Bomberos de Minneapolis” para ayudar, pero no se tomaron medidas para extinguir las llamas en la comisaría. Bryan Tyner, subdirector del departamento de bomberos, dijo que sus efectivos no pudieron trabajar con los elementos de seguridad ni en el inmueble ni en algunos edificios próximos.

Cientos de manifestantes regresaron el jueves al vecindario de Minneapolis en el centro de la violencia, donde el ambiente nocturno se llenó de airadas protestas. Pero en otras zonas de Minneapolis, miles de personas marcharon de forma pacífica por las calles reclamando justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *