Eglys no estará en los Juegos Olímpicos de Tokio

La destacada tiradora espirituana será madre por segunda vez

sancti spiritus, eglys de la cruz, tiro, olimpiadas, juegos olimpicos tokio 2021
En cinco Juegos continentales, De la Cruz Farfán acumula cuatro títulos, cuatro preseas plateadas y un bronce. (Foto: Tomada de Granma)

 Aunque hace rato, mucho rato, tenía su boleto clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio, Eglys De la Cruz Farfán no estará en lo que sería su quinta cita estival. 

La razón no tiene rivales: será madre por segunda vez. Al menos así lo ve la multicampeona internacional, vía telefónica, desde su casa de la capital cubana.

“No lo busqué, pero sucedió y no puedo postergar más esta decisión porque ya tengo 40 años y cuando no es una competencia es otra y hay cosas que no esperan”.

Es cierto. Son los dilemas que enfrentan las mujeres deportistas, sobre todo las de alto rendimiento para quienes la decisión de ser madres atraviesa diversas encrucijadas, casi todas marcadas por la presión de la “biología-materna” y los compromisos con el deporte de alta competición.

Y esta vez en la elección de Eglys pesó, con creces, lo primero.

De la Cruz había logrado su boleto tan temprano como en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, en 2019, cuando ganó plata en la modalidad de fusil a 50 metros de tres posiciones.

Desde entonces, incluso en medio de la pandemia, había mantenido su preparación, atípica, como la de casi todos los nominados a la cita nipona.

Pero el embarazo le torció los objetivos y le impuso prioridades, aunque, de todas maneras, por su puntería de Lima, logró que Cuba alcanzara el boleto y, en su lugar, será la riflera Dianelis Pérez quien defenderá los colores patrios en la cita asiática.

Ahora luchará por concretar una de las preseas que le aseguran un podio diferente: el de la familia y donde ya está su pequeña Emily, quien llegó hace unos 12 años cuando algún evento debió también esperar para después.

¿Se termina el sueño olímpico de la mejor tiradora cubana de todos los tiempos? Habrá que esperar. Practicante de un deporte longevo como el tiro, Eglys no depone las armas.  

“No he hablado del retiro. Hay que ver cómo se comportan las cosas. Quizás llegue hasta los Centroamericanos para ayudar al equipo, donde hay varias muchachas nuevas”.

Maestría le sobra y constancia, también. Con ellas ha conformado un regio archivo personal donde guarda más de un hito, junto con sus decenas de medallas en Cuba y fuera de sus fronteras. El más importante: ser la única tiradora cubana en ganar una medalla olímpica, el bronce en Beijing 2008.

Además de la cita china, De la Cruz atesora participaciones en Atenas 2004, Londres 2012 y Río de Janeiro 2015, por lo que Japón 2021 la iba a convertir en la única deportista espirituana con cinco incursiones olímpicas.  

Por si fuera poco, en Lima, Perú, se convirtió en la tiradora con mayor cantidad de medallas en la historia de las lides panamericanas. En cinco Juegos continentales acumula cuatro títulos, cuatro preseas plateadas y un bronce.  

Eglys se aleja, por ahora, del mundo de la competencia. Otro universo, de mayores tiradas y mejores regocijos, la espera.

One comment

  1. Hace muy bien. Ser madre y buena madre además. En las actuales circunstancias. Es el equivalente a una medalla olímpica. En hora buena. Además está Olimpiada de TOKYO. Es un evento ATIPICO. Que si no fuera por la Inversión multimillonaria que han desembolsado las grandes corporaciones. Hace rato hubiera SIDO suspendida. Ni las Empresas Japonesas ni los japoneses desean su celebración. Así que ni los dioses del budismo ZEN están de acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *