Nadie muere por ahogamiento en el Mar Muerto

La salinidad de este lago —el más salino que existe en el mundo— imposibilita que quien se adentre en él logre hundirse

La alta concentración de sal en sus aguas, hace flotar a los visitantes.
La alta concentración de sal en sus aguas, hace flotar a los visitantes.

Quienes se sumerjan en las aguas del Mar Muerto no corren el riesgo de ahogarse, pues debido a su salinidad será imposible hundirse, según revela un artículo de National Geographic.

Tal singularidad del lago más salado que existe en el mundo hace que las personas acudan allí con la garantía de no morir a causa de ahogamientos y con la creencia de que logra la curación de malestares relativos a la piel y a órganos vitales.

De acuerdo con la publicación, las condiciones salinas de las aguas del Mar Muerto —como se le nombra debido a la imposibilidad de vida en sus profundidades— han sido el resultado de conocidos procesos geológicos. En primer lugar, se deben al movimiento de las placas tectónicas de Arabia y África y, en segundo orden, a la fuerza del agua que emana desde el Río Jordán, cuyo delta desemboca hasta el Mar Muerto.

Este lago, situado en la frontera de Israel con Jordania del Este, constituye una atracción turística y una fuente de extracción de sal con fines culinarios y curativos. Y tales acciones —tanto la explotación turística como la extracción salina— han provocado que sus aguas estén desapareciendo, lo cual levanta las alarmas de ambientalistas y conservacionistas.

En el Mar Muerto, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, han tenido lugar hallazgos fundamentales para el judaísmo, el cristianismo y el Islam como los denominados Rollos del Mar Muerto, que dan fe sobre acontecimientos bíblicos que datan de hace 2 000 años.

(Con información de National Geographic)

3 comentarios

  1. Interesante información la de Escambray, y también la de Rolo. Gracias.

  2. Existe el mito de que es imposible ahogarte en el mar Muerto ya que todos flotan allí, por lo que no hay peligro de sumergirte, algo que es completamente falso y prueba de ello son las cifras de personas que pierden su vida confiados en esta información.

    El Mar Muerto es el segundo lugar más peligroso para nadar en Israel y a allí ocurren uno de cada cinco casos casos de muerte por ahogamiento en el país pero ¿Cómo es posible ahogarnos si flotamos?

    La respuesta está en que si bien puedes flotar en tu espalda sin problemas en el Mar Muerto, un mal movimiento puede provocar que te vuelques y termines flotando sobre tu estómago y parte de tu rostro si quede cubierta por el agua impidiendo que respires, siendo además muy difícil recuperar una posición segura.

    La alta concentración de sodio de las aguas del Mar Muerto hacen que el tragarla, ya sea por la boca o la nariz algo de agua, los niveles de este mineral aumenten significativamente en el cuerpo lo que puede provocar un desbalance que cause daño pulmonar y hasta fallas cardiacas.

  3. Casi nada es absoluto en esta vida:
    Un turista ruso de 67 años murió el sábado 6 de mayo del 2017 ahogado en el Mar Muerto en Israel, informó el servicio de rescate Magen David Adom. El hombre estaba tendido en la playa sin pulso y respiración, contaron fuentes del servicio de rescate. Pese a los intentos de reanimarlo, se confirmó su muerte. El Mar Muerto es conocido por su alto contenido en sal y sus capacidades sanadoras sobre todo de enfermedades de la piel. La gran cantidad de sal hace prácticamente imposible que alguien se hunda en las aguas, pero puede ser peligroso si un bañista traga mucha agua. La entrada de agua tan salada en los pulmones, incluso en pequeña cantidad, puede ser mortal.

    Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:
    https://www.elcomercio.com/actualidad/turista-muerte-mar-muerto-playa.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *