¿Por qué el Atlántico es cada vez más grande?

Dicho océano se ensancha unos cuatro centímetros cada año. La explicación a este fenómeno, según refieren los científicos, se sostiene sobre los afloramientos de magma de las profundidades del manto

oceano atlantico
El equipo de investigadores recabó datos de un conjunto de 39 sismómetros situados en el suelo oceánico a lo largo de la dorsal medioatlántica.

Un equipo de sismólogos de la Universidad de Southampton, en Inglaterra, encontró la causa de por qué el océano Atlántico se ensancha a una velocidad de unos cuatro centímetros cada año. La explicación a este fenómeno se sostiene sobre los afloramientos de magma de las profundidades del manto.

Según refieren los investigadores, el suelo oceánico está dividido por la dorsal medioatlántica, una cordillera submarina que lo atraviesa de norte a sur y que ejerce de línea divisoria entre placas litosféricas que se desplazan en sentidos opuestos, responsables del ensanchamiento del mismo.

Sin embargo, ante la interrogante de ¿qué fuerza está acelerando la separación de los continentes?, los expertos han encontrado pruebas de este movimiento recopilando datos de la actividad sísmica de esta parte del océano. De ahí que han descubierto que el motor que mueve a estas placas son las corrientes de convección provocadas por un afloramiento del manto que empuja material magmático situado a más de 600 kilómetros de profundidad bajo la dorsal medioatlántica, algo nunca documentado hasta la fecha.

Los científicos llegaron a esta conclusión tras analizar los datos de 39 sismómetros de fondo marino que habían desplegado en las profundidades del Atlántico. El experimento, uno de los pocos de este tipo realizados sobre el suelo oceánico, proporcionó la primera imagen a gran escala y en alta resolución del manto situado bajo la dorsal medioatlántica, y permitió obtener una idea más detallada de la estructura del mismo a profundidades de entre 410 y 660 kilómetros.

El estudio de estos afloramientos, explican los científicos, permite entender mejor la evolución del clima del planeta y proporciona nuevos datos sobre la tectónica de placas que, a su vez, posibilita  comprender  los estragos provocados por el cambio climático.

“Fue un hallazgo completamente inesperado cuyas conclusiones tienen muchas implicaciones para nuestro análisis sobre la evolución y la habitabilidad del planeta. Además, nos demuestra lo crucial que resulta la obtención de nuevos datos del océano”, opinan los investigadores.

(Tomado de National Geographic)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *