El infierno de El Perico en la voz de los sobrevivientes (+fotos)

Tras el boca a boca salvador de su hija, Luis Aguilar se recupera.Hospitales espirituanos acogen a más de veinte lesionados en accidente del tránsito del pasado domingo en el kilómetro 424 de la Carretera Central, que costó la vida a cinco personas.

“No sé cuándo ni cómo salió tanta gente a ayudarnos, el caso es que nos sentimos apoyados desde el primer momento”, comenta con el rostro todavía compungido Maribel Aguilar Ramos, una mujer de apariencia fuerte, oriunda de tierras orientales y residente en Artemisa.

“Yo tuve que darle boca a boca a mi papá, que estaba en shock, pues salí solo con esta herida – muestra una pequeña sutura en la sien izquierda-, y sentía cómo me corría la sangre, pero lo mío era salvarlos, a él y a su esposo. Estaban debajo de muchos otros viajeros, así que fui halándolos uno a uno hasta llegar a ellos. Tenían encima, además, los asientos y numerosos paquetes”, relata, mientras su blusa beige deja ver huellas de sangre ajena y el dolor inunda cada uno de sus músculos.

“Es que estamos en Cuba, hija”, alega a su lado una enfermera joven de aspecto bondadoso, como reconociendo lo obvio y acuñando las palabras de la paciente. Ella y otras trabajadoras de la sala de Ginecología han asumido desde el pasado domingo funciones diferentes a las habituales: atender a la mayoría de los heridos y lesionados en el lamentable accidente que, en horas de la tarde del propio día 18, provocara la muerte de cinco personas y daños de consideración a otras 33, en el lugar conocido como El Perico, ubicado en el kilómetro 424 de la Carretera Central y perteneciente al municipio espirituano de Jatibonico.

“Para qué le voy a decir otra cosa, seño: nos han tratado con mucho respeto y cariño. Yo misma estoy ya de alta, en espera del transporte que nos llevará al destino al que viajábamos. Soy de Niquero e iba para la Habana”, relata Dora Pérez Soa, cuyo rostro estropeado por las magulladuras trasluce bondad. Según el diagnóstico, presenta un trauma torazo-abdominal, pero sin fracturas. “Me hicieron de todo; claro, me duele todo el cuerpo, pero ya estoy tranquila”, concluye. Su única preocupación eran algunas prendas de vestir que le fueron retiradas a la hora de atenderla.

En la primera cama de un cubículo de la sala 3-E, Jorge Luis Sáenz Fuentes piensa en sus hijos. “Iba para La Habana a visitar a la mayor; allá en Campechuela, donde vivo, tengo otra hembra y un varón. Sí, ya mi esposa está en camino hacia acá”, relata sin alzar la cabeza, mientras el medicamento entra a su cuerpo por vía endovenosa. “Vamos, le haremos la plaquita que tiene indicada”, le anuncia otra enfermera con cara alegre, quizá queriendo disipar la expectativa por el posible daño craneal.

En el otro extremo del cubículo, un joven de 21 años aguarda sentado sobre su cama. Tiene un yeso alrededor del cuello y en su hombro izquierdo una lesión cubierta con gasa. “Está loco por irse a trabajar”, apunta la enfermera a cuyo cargo corrió la cura del área quemada en el hombro del muchacho. “Soy oficial de las FAR allá en la Habana, me dirigía a mi trabajo. Espero un giro de mi mamá desde Pilón, pues en el accidente perdí todo el dinero”, comenta el joven, que con una sonrisa elude preguntas sobre amores, por temor a buscarse problemas con “alguien”.

Del otro lado de la pared, al cruzar el baño, Luis Aguilar yace adolorido. Una de sus clavículas se fracturó, no sabe si con el impacto de la caída o en el intento de su hija por rescatarlo: “Ella salvó mi vida”, dice en un susurro y su pálido rostro se ilumina por algunos segundos. Momentos después, es trasladado para un examen diagnóstico. Sus quejidos mientras es levantado de la cama y colocado en la camilla, dinamizan los recuerdos de los restantes enfermos.

María y Rogel Orozco López están muy cerca uno del otro. Él, sentado; ella, acostada. Son hermanos y el destino les deparó esta estancia en la región central de Cuba, donde no pensaron estar al menos en las circunstancias actuales. Reviven los momentos más trágicos de su frustrado viaje. “El chofer es vecino nuestro allá en Alquízar. Él sostiene que el ‘tur’ venía zigzagueante. Hizo todo lo posible para no chocar, pero qué va, el carro iba a mucha velocidad y lo mismo cogía para un lado que para otro”, refiere Rogel, en tanto María, con fractura de pelvis y un brazo todo magullado apunta: “Viajaban dos o tres niños, una de meses en los brazos de su mamá, que se salvó de milagro”.

EN EL HOSPITAL CAMILO CIENFUEGOS

No hay que indagar mucho para percatarse de que en el Hospital Provincial Camilo Cienfuegos hay todo un engranaje armado para las atenciones a los accidentados. Once de ellos ya habían sido dados de alta al mediodía de este lunes. Otros 20 permanecían en diferentes salas, con predominio de la ya mencionada, bajo observación o tratamiento.

“Hay solo dos pacientes en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos, con peligro inminente para la vida. A ambos hubo que practicarles cirugía. En Cuidados Intermedios tenemos a  Felicia López Beca, una señora de Niquero, provincia Granma. Tuvo trauma de cráneo, con herida y fractura. Los restantes todos están reportados de cuidado”, detalla el doctor Manuel Rivero Abella, directos del mayor centro asistencial espirituano.

Según Abella, antes del mediodía de este 19 de noviembre el hospital coordinaba con la Policía Nacional Revolucionaria para trasladar en ómnibus a quienes habían sido dados de alta a sus respectivos lugares. “En lo fundamental se trata de traumas craneales, fracturas, heridas en piernas y brazos, quemaduras por rozamiento, excepto, claro, los casos graves que le refería”, acota.

EL SUCESO EN LA VÍA

El lamentable suceso tuvo lugar en horas de la tarde de este domingo, cuando un auto de turismo, en el que viajaban cinco personas, se impactó contra un camión particular con 43 pasajeros, todos sentados, según los testimonios de los pacientes entrevistados.

El Hospital Pediátrico José Martí, por su parte, acogió a un niño de tres años, que hasta hace unas horas era atendido en la Unidad de Cuidados Intensivos Progresivos por padecer un trauma grave de cráneo, y a una niña de cinco meses, quien sufrió un trauma craneal simple, por lo que permanece en el servicio de observación.

Las autoridades competentes continúan realizando las pesquisas para determinar las causas del incidente. Mientras, trabajadores de la Salud en tierras del Yayabo se esmeran para aliviar las secuelas del hecho aciago que tronchó el viaje a pasajeros inocentes.

no images were found

13 comentarios

  1. Espero que todos esten bien,despeues de este terrible accidente pero mi opinion es que deben de meterle juicio al conductor del carro que por culpa de el an 5 fallecidos y tambien una nina de meses con graves eridas,so por mi que le mentan juicio pronto..Gracias El Timon

  2. Lamento lo ocurido con estas personas que salieron heridas y comparto su dolor pero asi tambien les cuento que que Maikel y Robin Rodriguez lopez de camaguey son mis sobrinos y murieron instantaniamente por el golpe agemas quedaron decapitados y sus cuerpos no estaban completos por eso les ruego que si tienen mas detalles del accidente que me los hagan saver mi correo es; saul1234eduardo@gmail.com y mi cell 9738788202 grasias y que dios nos ampare a todos en este henorme dolor que dodos llevamos dentro .

    los felisito a la edicion del periodico por el buen trabajo y la respuesta rapida que tuvieron con la noticia espero si tienen mas fotos nos la hagan saver y los exorto a seguir trabajando como asta hora grasias y mirl grasias mas.

    • Buenas Tardes estimada senora Rodriguez,

      lamento mucho lo ocurrido ya que yo tambien perdi a mi unico primo que era el mejor amigo de maykel y Robin. Me gustaria saber o poder comunicar lo ocurrido de ambas parte. no logramos tener paz

      porfavor ayudame

      • HOLA YENNDY ,PESAME POR ABRAHAN,PUES LO CONOCìA MUY BIEN,SOY AMIGA DE IDELITO,X FAVOR LE PUEDES DECIR DE COMUNICARSE CONMIGO,VIVO EN ITALIA,GRACIAS ,SALUDOS A TODA LA FAMILIA

  3. Alberto Borrego Avila

    Estimado colega, soy fotorreportero del diario Granma y quisiera ver si tienen imágenes del accidente del domingo 19 en Perico.
    De ser posible me las pueden hacer llegar por el propio correo, ya que quiero hacer un trabajo para el Blog Ventana de Cuba 2.
    mis saludos
    Borrego

  4. El joven con el yeso en la región cervical se llama Reinier Torres Muñiz y es vecino de Pilón. En la premura de la edición no se incluyó su nombre.
    Maribel Aguilar socorrió a su padre y a la esposa de él, que aparece en la foto junto a ella y se llama Gloria Ruiz.. Tampoco eso aparece en el texto final. Ofrezco disculpas por esas omisiones involuntarias.

    • Los que venian manejando el carro era mi familia. Quisiera saber como paso esta tragedia.

      • Gustavito el espirituano

        Bueno parte de la tragedia está descrita en este propio reporte por los sobrevivientes, por lo que veo perdió el control e inmediatamente embistió al camión de pasajeros, pero la investigación aún creo está por concluir. Saludos.

      • Yonathan Carrasco el estadounidense que murió era mi amigo…por favor mas detalles a sus familiares y amigos aqui en Miami estan desesperados ademas tenemos un amigo llamado Victor Barroso que andaba con ellos de nacionalidad estadounidense tambien del cual no tenemos noticias ninguna. Por favor cualquier detalle le vamos a agradecer.

        Al resto de los fallecidos y heridos nuestros pesames y esperemos una sana y pronta recuperación. Gracias :'(

        • lamentamos lo sucedido conociamos a tres de los fallecidos y uno era como nuestro hijo el era ,abrahan., y por lo q preguntas del q estaba con ellos las noticias q tengo no son buenas , no se si ya sabran de el .pero lo q se es que esta en condicion muy critica ,perdio un brazo y esta en terapia intensiva, ,eso es lo q se por mi hijo q estaen cuba y cuando hablamos con el nos dijo al respecto, estamos conmocionados y damos nuestras condolencia a todos lo familiares de los fallecidos

          • les agradesco mucho sus palabras de aliento y lamento mucho lo ocurido a los demas yo soy tia de Maikel y Robin Rodriguez de camaguey y la verdad todo parese una pesadilla, asi que le agradesco mucho sus palabras y le ruego que si tiene alguna informacion o algo que no haga entender lo que paso, se lo agradeseria, saul1234eduardo@gmail.com o llamenos al 973-878-8202 agradeseremos mucho por cualquier informacion que nos ayude a entender.
            anabel

        • Hola, lamento todo lo ocurrido, pero mi ayuda es que puede llamar al 338336 en terapia que esta el otro ciudadano, que perdio un brazo y se mantiene al menos sin darle fiebre, pero sigue en terapia, muchas gracias y en lo que pueda ayudar aqui me tiene por esta via.

          Al resto de los fallecidos y heridos nuestro pesames y esperamos su recuperacion.

        • Anabel, hace un rato Escambray colocó una información acerca de la evolución de los pacientes, el que usted menciona está en estado muy crítico. No tenemos informaciones sobre cómo perdieron la vida los fallecidos, pero se sabe que fue instataneamente. Nuestras condolencias a todos los familiares y amigos de las víctimas. Tampoco tenemos fotos del lugar del accidente, solo de un grupo de lesionados ya en el hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *