Periódico de Sancti Spíritus

Caso Snowden renueva atención sobre poderes para espiar en EE.UU.

Edward Snowden, excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).El senador Patrick Leahy afirmó que las recientes revelaciones sobre dos programas de recopilación de datos han provocado una renovada atención sobre los poderes de vigilancia del gobierno de Estados Unidos, que merecen un análisis exhaustivo del Congreso.

Un artículo difundido este martes en el sitio digital AlterNet bajo el título Finalmente algo de cordura en el Congreso sobre la castración de los poderes de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), destacó un comunicado de Leahy, demócrata de Vermont, quien presentó el lunes un nuevo proyecto de ley sobre el tema.

El presidente del Comité Judicial del Senado trata de controlar estos programas de espionaje de la Casa Blanca, que salen a la luz tras la filtración del excontratista de la NSA, Edward Snowden.

La propuesta de ley, similar a la que ha presentado en otras dos ocasiones, ampliaría los requisitos para los programas secretos en particular respecto a las revisiones judiciales y el limitar la caducidad de la autorización para la recopilación de datos entre dos y dos años y medio, comenta el artículo.

Además, la iniciativa, entre otros aspectos, permitiría al gobierno obtener registros con la Sección 215 de la Ley Patriota solo cuando se pueda establecer que la información es relevante para una investigación autorizada y vinculada a un presunto grupo terrorista.

La legislación también acortaría el vencimiento de la Ley de Enmiendas de la ley FISA a junio de 2015, dos años antes de su caducidad.

El Senado votó por mayoría en diciembre de 2012 la ampliación por otros cinco años (hasta 2017) de las disposiciones de la Ley FISA, una polémica regulación que otorga a las agencias de inteligencia la posibilidad de espiar a los ciudadanos del país sin orden judicial.

FISA (Foreigh Intelligence Surveillance Act) fue aprobada en 1978 por el entonces presidente James Carter, como regulación que establecía procedimientos de vigilancia física y electrónica además de la recolección de información de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes sospechosos de estar involucrados en espionaje en el país.

Una ley que otorga inmunidad total a las autoridades para participar en la vigilancia interna en el país sobre los ciudadanos; además, autoriza a las agencias de inteligencia para controlar las llamadas telefónicas sin orden judicial, el correo electrónico y todo tipo de comunicaciones por hasta una semana sin la necesidad de obtener la orden.

Los críticos de la ley sostienen que viola la protección de la Cuarta Enmienda contra registros e incautaciones irrazonables; sin embargo, la administración de Barack Obama argumenta que la norma es necesaria para mantener la seguridad del pueblo estadounidense.

Se espera que ahora la iniciativa de Leahy pueda tener más impulso debido que Snowden ha desencadenado un debate sobre el equilibrio entre la privacidad de los estadounidenses y la seguridad nacional, señalóp AlterNet.

Los copatrocinadores de la medida son el senador republicano Mike Lee y cuatro demócratas: Mark Udall, Ron Wyden, Richard Blumenthal y Jon Tester.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.