Concluye ronda de conversaciones entre gobierno y guerrilla colombiana

Durante este decimoséptimo ciclo la insurgencia fustigó la política desarrollada por el gobierno para combatir las drogas
La principal guerrilla colombiana, las Fuerzas Armadas de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el gobierno de ese país culminan este domingo en La Habana otra ronda de pláticas donde se centraron en buscar soluciones al problema de las drogas ilícitas.

Durante este decimoséptimo ciclo la insurgencia fustigó la política desarrollada por el gobierno para combatir las drogas, la cual, según Iván Márquez, jefe negociador de la FARC, solo combate a los débiles y deja a un lado las causas esenciales del fenómeno.

Nuestras posiciones frente al asunto, agregó Márquez a inicio de la actual ronda, han sido históricamente claras y recalcó que este problema es tomado como excusa para el intervencionismo de potencias extranjeras en el conflicto interno.

De igual forma, cuestionó los intentos por erradicar la coca.

Si convenimos que no es lo mismo que la cocaína, resulta ilógico que para acabar con el narcotráfico se deba erradicar una planta que puede brindar beneficios a la humanidad, dijo.

Además, la guerrilla presentó una serie de propuestas para hallar soluciones definitivas al asunto.

De igual forma, durante este ciclo las FARC reiteraron su disposición a firmar una tregua por fin de año con el gobierno.

A pesar de que son solo consideraciones, el alto en el conflicto propiciaría un ambiente favorable para el desarrollo del diálogo de paz, destacó Márquez.

Si el Gobierno no está de acuerdo con la posibilidad de un alto al fuego, al menos intentaremos la firma de un tratado de regularización para reducir los efectos de la guerra, agregó.

Esto no es más que una medida para obligar a las partes a actuar dentro de los llamados criterios de civilización, los cuales agrupan una serie importante de normas como las comprendidas por el derecho internacional humanitario, indicó Márquez.

Para hoy se espera que ambas partes emitan un comunicado conjunto donde aborden los adelantes sobre este tema en la agenda.

Ambas partes llegaron a un primer acuerdo a finales de mayo sobre el tema agrario. En noviembre alcanzaron un segundo pacto, esta vez en lo referido a la futura participación política de la insurgencia en la vida política de esa nación tras la firma de un acuerdo final y el cese del conflicto.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.