Daniel Ortega envía saludo por aniversario de la Revolución Cubana

Ortega precisa que hemos crecido en el espíritu de batallas y victorias con que hoy nos corresponde seguir construyendo el porvenir.El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, envió este lunes un saludo al pueblo y gobierno de Cuba por la celebración del aniversario 55 del triunfo de la Revolución el próximo 1 de enero de 2014.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, dio lectura al mensaje dirigido al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, y al presidente Raúl Castro.

“Saludar el 55 Aniversario del triunfo de la Revolución Cubana es encontrarnos con nosotros mismos, nuestras voces, nuestros sueños, nuestras aspiraciones, cuánta inspiración para tantos seres humanos en esas fechas que marcaron signos y señales de vida, desde el heroísmo infinito de las grandes Revoluciones”, señala el texto.

El mandatario añade que “quienes tuvimos el privilegio de vivir esos días extraordinarios, sabemos valorar también cada día extraordinario de lucha, resistencia y moral inconmovible”, de Fidel, de Raúl, del pueblo de Cuba, que se mantuvo fiel a su historia, de pie e invicto, frente al asedio del Imperio.

Añade que a pocas semanas de abrazarnos con Nuestra América en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en La Habana, “les saludamos, a usted Fidel, a usted Raúl, y a todas las mujeres y hombres del grandioso Partido Comunista de Cuba, la juventud, y de cada familia cubana”.

Ortega agrega que hemos crecido en el espíritu de batallas y victorias con que hoy nos corresponde seguir construyendo el porvenir.

En su mensaje el gobernante concluye que la compañera Rosario Murillo, “la juventud, las mujeres y las familias nicaragüenses saludamos la llama perenne de la Revolución Cubana, que en el Liderazgo de todos Ustedes, ilumina los caminos del amanecer”.

El texto culmina con vivas a Fidel, Raúl y a la unidad de Nuestra América.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.