Periódico de Sancti Spíritus

En defensa de la tradición

Concluyó este domingo en Arroyo Blanco el XVI Encuentro Territorial de Parrandas Campesinas.El jolgorio no dura ya semanas enteras, como a finales del siglo XIX, cuando los músicos y repentistas de Arroyo Blanco comenzaron a agasajar anualmente a San José, patrón del poblado; sin embargo, la estirpe parrandera de por aquellos lares se ha mantenido imperturbable hasta hoy gracias al desvelo con que los lugareños defienden lo que consideran la tradición que los identifica.

Por ese apego a la tonada y el punto, los pobladores de Arroyo Blanco asistieron por estos días al XVI Encuentro Territorial de Parrandas Campesinas que, con carácter competitivo, logró reunir a una decena de agrupaciones de los municipios espirituanos de Jatibonico, Taguasco y Trinidad, y de los avileños de Majagua y Florencia.

Según Iris Jiménez Quesada, metodóloga del Centro Provincial de Casas de Cultura de Sancti Spíritus, este año los organizadores concibieron dos áreas: una competitiva y otra para las descargas, de manera que pudieran coexistir en los festejos el derroche de creatividad improvisada y el virtuosismo de los artistas en la lid.

Dedicado al club de artesanos de Arroyo Blanco, el certamen sirvió de escenario también para el VIII Encuentro de Poetas Repentistas, una expresión de la cultura campesina con gran poder de convocatoria y que resulta imprescindible en estas jornadas.

Fuera de competencia se encontraba también la parranda infantil Renacer campesino, agrupación de Arroyo Blanco que viene suscitando especial atención no solo por el espectáculo pintoresco que ofrece, sino, sobre todo, por la garantía de continuidad de la tradición parrandera en aquellos predios.


Comentarios

Una respuesta to “En defensa de la tradición”
  1. adolfo perez dice:

    desde canarias por cierta información, falleció poeta raul herrera ? agradezco mas noticias es muy apreciado por acá respuesta gracias


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.