Medicina desde las plantas

Mejor año de Sancti Spíritus en la producción de plantas medicinales para uso en diversas afecciones de la salud

Un frente priorizado en la agricultura espirituana lo constituye la producción de plantas medicinales para uso en diversas afecciones de la salud, escalón que exhibe al cierre del 2013 el resultado más distintivo del territorio desde que se iniciara este programa hace unas tres décadas.

Aunque el empleo de las hierbas con fines curativos se remonta a siglos anteriores, el uso de fármacos naturales en Cuba experimentó un realce con la llegada del llamado período especial y desde entonces el país ha prestado atención a esta alternativa sanitaria, recogida incluso en los Lineamientos de la Política Económica y Social aprobados en el último Congreso del Partido.

Sancti Spíritus acoge y respalda esta actividad que al paso de los años refleja un fortalecimiento de su plataforma productiva con la creación de una finca de plantas medicinales en cada municipio a fin de responder a la demanda de Salud según las necesidades y los estudios de morbilidad de cada lugar.

Magalis Nodarse, al frente de este programa en la Delegación de la Agricultura, precisa a Escambray que la provincia fomenta más de 30 especies, algunas sembradas y otras silvestres, como son los casos de la majagua, el eucalipto, los cítricos, el mangle, el anamú, entre otros, con vistas a aprovechar indistintamente la flor, la semilla, la corteza, el fruto y la hoja.

Actualmente el territorio explota más de 424 600 metros cuadrados en función de estos cultivos y entre las especies más demandadas figuran el tilo, la manzanilla, la paciflora, la menta y el orégano.

“La fuerza del programa obedece a la perseverancia y a la atención que le brindan los más de 100 trabajadores involucrados en la actividad —define Magalis— y algo positivo es que cada finca dispone de sistema de riego, también se advierte un impacto directo en el crecimiento de la producción de medicamentos por parte de los laboratorios de Salud y en la demanda entre la población, pues lo que más agradece el pueblo es que son productos naturales, sin efectos secundarios y a precios asequibles”.

Las plantas medicinales devienen materia prima para la elaboración de más de 20 renglones entre los que se incluyen tinturas, gotas, jarabes, cremas, ungüentos y lociones; medicamentos utilizados para enfrentar patologías digestivas, cutáneas, respiratorias, cardiovasculares y otras.

Además de consolidar este programa, el territorio refleja condiciones para mantener la continuidad a ese soporte productivo, incluso se abre la perspectiva de la exportación y entre las acciones inmediatas figura impulsar la finca de plantas medicinales en la zona de Topes de Collantes y aprovechar esas condiciones de altura en función de especies que puedan cultivarse el año entero, expresó la representante de la actividad.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.