Vaticinan posibles pasos hacia normalización de relaciones EE.UU-Cuba

Exdiplomático cubano Ramón Sánchez-Parodi opina  respecto a un acercamiento entre ambos países

Si no en el próximo gobierno, quizás en el siguiente, debe haber una decisión sustancial de Estados Unidos hacia la normalización de las relaciones con Cuba, aseveró el exdiplomático de la isla Ramón Sánchez-Parodi.

En entrevista para el diario Granma, publicada hoy, Sánchez-Parodi, primer jefe de la Sección de Intereses de La Habana en Washington (1977-1989), opinó con respecto a un acercamiento entre ambos países que “se está avanzando algo” y “el tiempo político está a favor de que se elimine el bloqueo” impuesto por Estados Unidos durante más de medio siglo.

Sin embargo, consideró que el presidente Barack Obama nunca ha estado, en ningún sentido, en un camino de búsqueda de una normalización de relaciones.

A su juicio, su política es “una versión light de la misma política de George W. Bush (hijo). No ha cambiado”.

Consideró que con Obama no va a pasar (la normalización de las relaciones), pero añadió que quizás suceda en los próximos mandatos presidenciales, sean republicanos o demócratas.

En su opinión, a Washington le hace falta cambiar la política de Estado mantenida hacia Cuba.

“¿Cómo Estados Unidos va a resolver su política hacia América Latina sin resolver sus relaciones con Cuba? Nosotros tenemos relaciones plenas con todos los países de América Latina y el Caribe, y hasta con Estados Unidos tenemos vínculos diplomáticos”, argumentó. Aseguró que estos países no van a cambiar su política hacia Cuba y recordó que “ya dijeron que no habrá Cumbre de las Américas (que será en Panamá en el 2015) si Cuba no participa”.

Con respecto al levantamiento del bloqueo, explicó que no es un decreto, sino un proceso que puede llevar muchos años.

Hay cosas que se hacen, señaló, al ejemplificar con la discusión del tema del correo postal entre los dos países.

Pero aun cuando se diga: se eliminó el bloqueo, en el mundo las relaciones están reguladas por una serie de acuerdos bilaterales o multilaterales, que habría que negociar entre Cuba y Estados Unidos, enfatizó.

En ese sentido, hizo referencia a algunos ejemplos, entre ellos, las comunicaciones aéreas; cómo será el tratamiento de los visados; los aranceles consulares; todo lo cual -afirmó- hay que negociarlo, y “lleva largo rato, con los intereses nuestros y los de ellos”.

“Por supuesto, el día que Estados Unidos diga, eliminadas la Ley Torricelli, la Helms-Burton, dejo sin efecto la proclamación presidencial de Kennedy, ya eso tiene un impacto muy grande, inmenso”, aseveró.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.