Ecuador: Alianza gobernante elige nueva directiva nacional

Rafael Correa fue ratificado al frente de la principal fuerza política de Ecuador.Rafael Correa y Lenín Moreno fueron ratificados como presidente y primer vicepresidente, respectivamente, de la principal fuerza política de Ecuador.

Los participantes en la Convención Nacional de la gobernante Alianza País (AP) eligieron hoy a la ministra de Inclusión Económica y Social, Doris Soliz, como secretaria ejecutiva del movimiento, en reemplazo de Galo Mora.

Según la versión digital del diario El Telégrafo, en la reunión que tuvo lugar este jueves en la ciudad de Esmeraldas,
Jorge Glas, actual vicepresidente del gobierno encabezado por Correa, será el segundo vicepresidente, mientras que el ministro de Agricultura, Javier Ponce, fungirá como defensor de los miembros permanentes de Alianza País.

No les falláremos, vamos camino a que AP sea la mayor fuerza política con un millón de militantes, aseguró Soliz a través de su cuenta de Twitter, en respuesta a las felicitaciones que le envió también por esa vía el ministro del Interior, José Serrano.

Los más de mil 500 participantes en la Convención, que comenzó con un homenaje por el Día Internacional de los Trabajadores, eligieron también a los integrantes de las comisiones Electoral y de Ética.

El Telégrafo agregó que Correa analizó los resultados de los comicios seccionales del 23 de febrero pasado, donde a pesar de ratificarse como la fuerza política más votada, Alianza País perdió varias alcaldías, entre ellas las de Quito y Cuenca.

Aunque la reelección presidencial, vedada por la Constitución más allá de un segundo periodo consecutivo, no estaba en la agenda de la Convención, el secretario ejecutivo saliente exhortó al Parlamento unicameral a procesar de manera urgente la enmienda constitucional que permita al actual mandatario aspirar a un tercer mandato.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.