El siglo está pariendo un corazón

antiterroristas cubanos, los cinco, cubaCuba despide el 2014 con ell retorno de Gerardo, Ramón y Antonio, considerada la noticia de la centuria, en el contexto de la reanudación de las relaciones con EE.UU.

 

El siglo está pariendo un corazón, como la era de Silvio; no es preciso recurrir a ningún sondeo de opinión para proclamar la certeza: la excarcelación de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero este 17 de diciembre, que cogió totalmente fuera de base a medio mundo, se erige como la noticia de la centuria en Cuba.

Por si no bastara, también lo dice el mismo corazón que se inventó Silvio Rodríguez, como su unicornio azul, y que mantuvo vivos los latidos del decoro en los Cinco —incluidos René González y Fernando González—, mientras otros cubanos, apresados igualmente en septiembre de 1998 en Miami, Florida, optaban por subastar su dignidad a la Fiscalía de Estados Unidos.

A punto de despedir el 2014, Cuba se vio sumergida en días trepidantes, como los soñó desde que en junio del 2001 conociera detalles del caso de los Cinco. Cuando todas las emociones habían despertado el cielo —sintetizadas en las imágenes televisivas del reencuentro con la Patria—, llegó el sublime concierto de Silvio.

Entre el racimo de versos desgranados por el poeta no podían faltar: Amada,/ supón que me voy lejos,/ tan lejos que olvidaré mi nombre/... Al primer acorde de la guitarra, los ojos enormes de Adriana Pérez se ahogaron en quién sabe cuáles recuerdos. A su izquierda, Gerardo le acariciaba el vientre, y la mirada se le nublaba discretamente a él. Solo entonces creí, como el bardo francés, que después de la propia sangre, una lágrima es lo mejor que el hombre puede dar de sí mismo.

En un rapto de espontaneidad y olvidando tesituras, los Cinco subieron al escenario para acompañar al trovador en El Necio, himno de resistencia de los antiterroristas. El Mayor, Ojalá, Regresaré… llevaron al delirio a la multitud, que festejó el retorno de Gerardo, Ramón y de Antonio.

“Todo esto es una sorpresa para todo el mundo, se llevó a cabo con mucha discreción. Me parece que fue un fin de año extraordinario”, alegó el cantautor al finalizar la presentación.

Para que estos hombres pusieran sus pies en tierra cubana, funcionarios de alto nivel de La Habana y Washington se vieron las caras desde el 2013 en una ronda secreta de conversaciones oficiales, con escenarios principales en Ottawa y el Vaticano.

El sitio Cubasi indicó que el 4 de noviembre se selló el acuerdo del intercambio de reos en Canadá. Un mes después, Gerardo fue llevado de la prisión de Victorville, California, al Centro Federal de Oklahoma. Luego de tantos años de separación, los tres agentes se encontraron en un hospital carcelario de tránsito en North Carolina el 15 de diciembre. Apenas arribó a La Habana la aeronave que trajo de regreso a los cubanos, tomó vuelo el avión que trasladó al contratista estadounidense Alan Gross a Maryland.

Para cristalizar el canje, la Patria no se vistió de Judas. En la clausura de las más recientes sesiones del Parlamento, Raúl reiteró que los principios y el alma de Cuba no estuvieron en venta en la solución del caso de los Cinco, humano per se.

Recuérdense las dos cadenas perpetuas más 15 años a que fue sancionado Gerardo, quien ahora disfrutará del nacimiento de su hija Gema, que Adriana traerá al mundo a inicios de enero. “En silencio ha tenido que ser esta parte también”, declaró él.

La ronda de diálogo incluyó la reproducción asistida de su esposa. “Hubo que hacerlo a control remoto”, señaló jocosamente el héroe. Fuentes de Estados Unidos dijeron esta semana cómo se concretó el tratamiento, una de las novedades de las conversaciones oficiales.

En particular, un asesor del senador Patrick Leahy manifestó a la AP que el legislador y su esposa intercedieron con funcionarios del gobierno de EE.UU. a favor de la alternativa de embarazo. La esperanza emergió cuando identificaron un antecedente donde se autorizó a un prisionero realizar la inseminación artificial. Valga añadir que el sistema de prisiones allí no admite visitas conyugales.

En un comunicado, el Departamento de Justicia revalidó que la administración estadounidense facilitó la petición de Adriana, quien, luego de someterse a un primer intento fallido a inicios de año, quedó embarazada en un segundo, procedimiento consumado en Panamá, con los gastos cubiertos por el gobierno cubano.

El episodio subraya el humanismo que distingue la vuelta de Gerardo, Ramón y Antonio a nuestro país, donde pocos pondrían en entredicho que su retorno adquiere la condición de la noticia del siglo en este imprescindible pedazo de mundo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.