¿Se deshojan los instructores de arte? (+fotos)

Los talleres de apreciación y creación desarrollan cultura. Agobio asmático, desarmonía directiva, vocación jíbara y estímulo huraño fuerzan el otoño cultural de un proyecto.

Escuadrones del ejército de la cultura se rinden en el principal teatro de operaciones: la escuela. ¿Demandas?: estimulación y premio, concordia de metodologías directivas, respeto de ciertas regulaciones y el renuevo o flexibilización de otras. Refresquemos la proyección no absoluta de hace una década: “La vida dirá como siempre la última palabra. Las puertas del perfeccionamiento estarán siempre abiertas para todo lo que crea la Revolución”.

Abre el telón: Una brigadista cepilla dientes de leche en un círculo infantil. Otro doma grupos y hace de sabueso de mosquitos.

Cierra y abre el telón: Un director de escuela no consiente el trabajo comunitario. Atascos profesionales. Distrito impuesto: el matutino. Precario diálogo. La ley del más fuerte: ¿quién paga?

Cierra y abre el telón: Exigua bibliografía, grabadoras en el stop del deterioro, instrumentos mudos por la escasez. Exigencia ilesa.

Cierra el telón: El instructor de arte decide: “Me voy”.

Trágica obra. ¿Cómo se llama?: realidad. El éxodo ascendente de pedagogos artísticos coarta la idea fundacional de ese programa de la Revolución, fundado por Fidel para plantar cultura en el pueblo.

Yudelkis González Meneses, presidenta de la Dirección Provincial de la Brigada José Martí en el territorio.  BASADO EN NÚMEROS REALES

En el país las renuncias suman 6 200, que representan la pérdida de dos graduaciones. Hasta junio del 2013, 310 espirituanos desertaron del proyecto y hoy las solicitudes de baja sobrepasan el centenar, según fuentes provinciales de la Brigada de Instructores de Arte José Martí (BJM). Los más desgajados: la manifestación de Música y los territorios de Sancti Spíritus y Trinidad. La Sierpe y Taguasco alarman ante la retirada de quienes han de corregir desaliño cultural.

A medias o nulo Servicio Social. De 1 563 graduados nativos, 350 no se afiliaron laboralmente. Al cesto lo invertido: millones equivalentes a tres días de consumo petrolero en Cuba solo para el primer egreso.

Inquieta el déficit, pero, “solo sabemos la situación de Secundaria Básica: 29 necesidades. Los centros de más de 500 alumnos llevan ocho instructores”, afirma Oscar Palau, al frente del Departamento de Recursos Humanos de la Dirección Provincial de Educación (DPE).

“Los moveremos a esa enseñanza, es priorizada”, refiere Carmen Cabrera Otero, metodóloga provincial de Educación Artística. ¿Desarropar una escuela para vestir otra? Solo mejora el rostro de las estadísticas. Escambray verifica que entre los más de 1 100 que laboran hoy, incluidos 120 inactivos, no pocos tienen un pie afuera.

REPERTORIO DE CAUSAS

“Nos traban la carrera profesional”; “Te consideran si es para un acto político, no autogestiones”; “Los dirigentes se acercan si les hace falta”; “La escuela es monótona”; “No hay con qué trabajar”, dicen los que renunciaron. Y es que, fronteras educativas y culturales adentro, abundan enfermerías y osarios de instrumentos y grabadoras.

“No hay presupuesto para aficionados”, precisa Mayda Pérez, subdirectora del Sistema Provincial de Casas de Cultura (SPCC).

“Hace años que no entran instrumentos”, explica Cabrera Otero.

¿Y los de la antigua Escuela de Instructores de Arte (EIA)?

“Se proyectan para el Pedagógico, IPVCE y Escuela de Música”.

Adolecen de insuficiente repertorio y cuentan con poco material bibliográfico…

“Secundaria Básica consta con un libro nuevo, pero realmente está pendiente recibir más apoyo con programas de talleres de creación”.

Los talleres de creación y apreciación dentro del marco escolar cultivan el gusto estético, habilidades creativas.¿Por qué no se procura mantenimiento a las grabadoras?

“No hay contrato con Copextel. Es solo para el audiovisual”.

“No damos ese servicio, solo a equipos que comercializamos”, añade Niurys Castañeda Portal, gerente de dicha empresa.

Un asilado en el empleo no estatal como vendedor ambulante revela motivos financieros. Otros destinos laborales: turismo, paladares, alfarería, artesanía, “sin frenos artísticos y con propina”; agricultura, centros afines con la Cultura o la carrera universitaria.

Brigadistas entonan: “Me queda un round, no estoy preparado para teleclases integrales”; “Nos subestiman, somos maestros cuando conviene”; “Nada de reconocimiento o estímulo, ya ni dan el pulóver”.

“¿Qué más estimulante que los aplausos?”, indica María Isabel Noda Ramírez, miembro de la BJM en Trinidad.

Jorge Luis Gómez, director de una ESBU en la capital yayabera, expone: “Pensaron que iban a ser artistas y hoy son educadores”.

“Me gusta dar clases, pero el resultado como artista tiene que verse igual”, alega una instructora. El designio primigenio no descartaba la creación personal. Mas, no son casos raros la insensibilidad y coacción de gobiernos docentes.

“La falta de vocación se dio por la poca información. Luego las cuentas quedaron claras. El mayor número de bajas se ha dado tras pasar a Educación en el 2010. Muchos se van por la aplicación de medidas disciplinarias. Si en dos cursos son evaluados de Mal se separan del centro; en otros casos, del Ministerio”, afirma Yudelkis González Meneses, presidenta provincial de la de la BJM.

INCOMPRENSIÓN: ¿A PASO DE CONGA?

“No estaban preparados para un reglamento más rígido, con mayor documentación y visitas. Para la baja del profesor hacen análisis, se trata de convencer. ¿Por qué no con el instructor? La cultura es escudo y espada de la nación, forma valores y convicciones. Si no se ve así, imposible percibir la prioridad, lo serio de esa labor”, asevera Yordanis Fernández Alonso, subdirector de Enseñanza Artística en la Dirección Provincial de Cultura.

Sobre las espaldas de algunos pesan encargos de mensajeros, enfermeros y auxiliares pedagógicas, en el huerto escolar y hasta en círculos de interés de corte y costura, plantas medicinales o relojería.

¿Desconocimiento? ¿Caso gatuno al Acuerdo Mined-Mincult-BJM? ¿Desempeño mal comprendido? ¿Pasividad de los afectados?

“La valoración se gana trabajando. Si lo ven sentado, es lógico que lo pongan en otra tarea”, subraya la dirigente de la brigada trinitaria.

“A veces, la evaluación es problema de procedimiento de cuadros no aptos para dirigirlos. El instructor contribuye al proceso docente, tiene que planificarlo y exigir que se cumpla desde la manifestación. Educan, pero a través del arte”, enfatiza el subdirector de Cultura.

Carmen Cabrera Otero, metodóloga provincial de Educación Artística. “Ha pasado y es una violación. No debe estar convenido nada que desvirtúe los talleres de apreciación y creación, la mejora del entorno sonoro y visual, las unidades artísticas, la promoción cultural y la preparación técnica al colectivo pedagógico, que se da poco y puede evitar estos males”, subraya la metodóloga del sector educacional.

“El proceso evaluador es conjunto, pero las escuelas no respetan nuestra propuesta. Dicen que ellos responden a sus intereses y no miden la calidad de la unidad artística”, concuerdan especialistas del SPCC, encargado de asesorarlos técnica y metodológicamente.

“No hay labor preventiva de las otras partes, nunca vienen a preguntar por ellos. Salieron mal como guías de grupo. No es su función, pero la aceptaron, debían hacerlo bien. Educación es quien paga, no se concibe que estén aislados. Somos los últimos en saber dónde están”, recalca una directiva en el preuniversitario de la urbe espirituana.

“La BJM o Cultura planifican algo y Educación te descuenta el día. Respondemos a tres sistemas y es lo conflictivo. Si estás en una cosa, por lógica se descuida otra”, coinciden los jóvenes.

Carmen Cabrera añade: “Donde esté el instructor, representa a su escuela. Hay que ser flexibles con el horario, porque en Educación descansamos los domingos y ellos están trabajando”.

RETRATO DE CONSECUENCIAS

Se abona el desánimo, traducido no solo en migraciones, sino en desempeños cuestionables de los que tienen la empresa de convertir la escuela en la institución cultural más importante de la comunidad.

Es cierto que 120 unidades artísticas han desentumecido la cultura del aula espirituana: Meñique en La Sierpe, Andarín Teatro y Fusión en Trinidad, Agón Teatro de Fomento, Vita Brevis de Taguasco, Cuarteto Cítara de Yaguajay, el cabaiguanense Dúo Voces de Cristal, la Parranda Infantil de Jatibonico, Teatro Espíritu, Los yayaberitos y Coro de Clave Juvenil en la cabecera. Pero, más de 400 planteles acogen magisterio artístico. ¿Opacan el entorno?

“Muchos no logran ese proyecto sociocultural, están por debajo de lo que se aspira. El mayor fruto es el de los ubicados en una Casa de Cultura, con la mitad del salario”, según Yanet Roselló, metodóloga del SPCC, aunque la institución cultural propicia mayor espacio creativo.

“La labor comunitaria no se ve. Hay Consejos Populares como Guasimal y Jesús María, con una potencia danzaria que la Brigada no explota”, sostiene Elena Ramos, del mismo sistema.

“Selección del repertorio, trabajo con el instrumento, composición y dirección coral son lagunas”, acota la especialista de Música.

Yosvany Rodríguez Herrera, exdirector de la otrora EIA, añade: “El currículo era abarcador, pero con un claustro heterogéneo, sin formación docente. La lejanía de la ciudad limitó nutrirlos del ambiente cultural para su preparación e intervienen elementos subjetivos del alumno que no desarrolla las habilidades”.

“Es imposible su preparación sin fuerza técnica que los asesore. El buen instructor de escuela no quiere ir para una Casa de Cultura, por el sueldo”, acota Nidia Esther Pérez, especialista de Teatro.

La ausencia en espacios de superación y certámenes mengua el calibre artístico, así como la inercia coordinadora de la comisión Mined-Mincult-BJM a nivel municipal. Entre la tríada doliente, solo el movimiento juvenil intenta rescates.

El Proceso Retorno tocó 196 puertas desertoras. Solo 13 aceparon repatriarse en Cultura y como asociados, con el amparo de un taller en el radio de acción. La mayoría no quiere volver a ser brigadista.

Entre los desempeños cotidianos de esos pedagogos artísticos figuran la transformación del ambiente sonoro y visual de la escuela.Las EIA son historia. ¿Reabrirán?: nimio chuchuchú. Solo empatía y proximidad a 1 004 sobrevivientes del Mined y 98 del Mincult permanecerán para el progreso del gusto estético, de la capacidad y habilidad para apreciar o crear el arte en cada segmento etario.

Escuadrones del ejército de la cultura se rinden en el principal teatro de operaciones: la escuela. ¿Demandas?: estimulación y premio, concordia de metodologías directivas, respeto de ciertas regulaciones y el renuevo o flexibilización de otras. Refresquemos la proyección no absoluta de hace una década: “La vida dirá como siempre la última palabra. Las puertas del perfeccionamiento estarán siempre abiertas para todo lo que crea la Revolución”.

18 comentarios

  1. Buen trabajo, eso que usted explica es una verdad de perogrullo. La exhorto a que así!!!

  2. Gracias a todos los lectores por sus comentarios. El ejercicio del criterio es imprescindible en la función social de la prensa. Me alegra que hayan encontrado en Escambray la voz de la inquietud popular. Mis saludos.

  3. Felicitaciones Tamara, en mi opinión ha hecho usted un excelente trabajo exponiendo las cosas tal y como son, sin tapujos, sin adornar el problema para que no parezca grande, que de hecho es enorme, y sucede a diario con nuestros egresados de todas las universidades y politécnicos, la mayoría ven frustrados sus sueños porque no encuentran luego una buena ubicación, y de hallarla, deciden abandonar sus proyectos de vida porque las condiciones paupérrimas que encuentran en sus respectivos oficios, le quitan las ganas a cualquiera de seguir en ese tren, por eso deciden bajarse a tiempo y buscar en otros sectores que muchas veces no tienen nada que ver con la licenciatura o la ingeniería que estudiaron, eso sí es LAMENTABLE!!!, así como los comentarios SUPERFICIALES de algunos, que de seguro tienen la daga de algún superior rodeando su cuello, o quieren ganarse algún tipo de mérito con su jefe demeritando tu trabajo. Nadie tiene derecho a censurar las ideas cuando vienen de la realidad!!!, nos unimos a ti Tamara, en esta contienda de exponer esa realidad. Demasiados ojos no pueden estar equivocados, llegará el momento en que aquellos que son responsables de lo que sucede, dejen de hacerse los sordos y los ciegos y tomen riendas en el asunto, o de lo contrario, todo por lo que hemos luchado y hemos logrado en estos 56 años de Revolución, se vendrá abajo.

  4. Me parece que estamos en un campo de batalla luchando por algo que indudablemente es una realidad objetiva, quienes no quieran verlo, pues nada, no contribuirán a plantear las cosas como son y por ende seguiremos en las mismas, es muy típico de algunos cada vez que se exponen trabajos como este, en mi modesta opinión muy bien concebido, crear ruidos en el sistema tratando de defender lo indefendible, señores, hasta cuando seguiremos tapando el sol con el dedo, estamos hablando de CAMBIOS, TRANSFORMACIONES, y para entender lo que esto significa, no creo que nadie tenga que buscar un diccionario en algún lugar, como recomiendan algunos, que se creen muy letrados. Los instructores de arte, asi como los trabajadores sociales, los informáticos de la UCI, y muchos otros excentes proyectos que surgieron al calor de la Batalla de Ideas, han ido quedando en el rasero desde hace ya algunos años, las razones?… Tamara las expone con mucha valentía, pienso entonces que más allá de discutir sobre su fuerte crítica, a mi modo de ver constructiva, nuestros dirigentes , a los niveles pertinentes , tomen otra vez las riendas del asunto, para que no desaparezcan proyectos como estos, que dieron a nuestra nación una merecida posición entre los países más cultos del mundo.

  5. De ese trata compañera, de tener el coraje de expresar lo que no vemos bien, de hacerse eco del pueblo, esa es la prensa que necesita nuestra Revolución hoy; esos son los periodistas de la Patria, los honestos. Mis saludos a usted a y al periódico Escambray , que me parece brillanteee

  6. Mi saludo para usted. He leido todo lo que escribio y quieor decirle que recientemente escribi un articulo con similar tematica. Me alegra ver que otros profesionales vean esta situación y expresen su opinión y la opinión de la población, porque a fin de cuentas, esa es nuestra misión como profesionales. Buen contraste de fuentes.

  7. Hola, me siento identificada con todo lo que usted escribe en su artículo, soy instructora de arte. Gracias.

  8. Excelente trabajo. La felicito, periodista, por la profundidad de sus argumentos, por ser analítica y explicativa. Se trata de un fenómeno real y usted lo ha descrito de manera excepcional. Además, su redacción hace que la lectura del texto sea agradable y nos convoca a todos a la reflexión. Otra vez la felicito.

  9. Tamara, no se si notó en su investigación para el comentario que todos o el 99,8% de las personas que dirigen la Cultura son egresados de Educación, Licenciados en cualquier especialidad pero no formados en ningúna escuela de arte y hasta son apáticos a la cultura,y fueron los primeros que desertaron de las aulas y recividos en el bacilon de la cultura para no dar mas clases.Son situados allí y prefieren gastar 5000 litros de gasolina en el carro, que no comprar instrumentos, vestuarios y demas accesorios necesarios en el desarrollo del trabajo de los Instructores,estan despilfarrando presupuestos,desviando recursos. ¿Cómo un estudiante formado por la metodología de la enseñansa artística se proyecta por las normas de Educación?. Fueron concevidos para enseñar al pueblo y esa enseñansa termina con su presentación en el escenario, con ellos mismos en el escenario, por tanto tambien son artistas. Estos dirigentes los botan de aquí,los ponen allá y no pasa nada,lo que usted cocluye a ellos no les interesa,dígase Sectorial de Cultura,Cultura Mpal,Casa de Cultura,Artes escénicas.Quizá buenos profesores acabando con la cultura y los Instructores.

    • Tamara Rendón Portelles

      Gracias por su comentario. En efecto, menoscaba la falta de preparación de los cuadros para dirigir a los instructores de arte, tanto en el sistema de Cultura como en el de Educación.

  10. Por donde empezar. ¡Ah, por lo de que soñaron ser artistas! Pues se engañaron ellos solos, la palabra instructor es clara, quiere decir que instruye, enseña, nunca a querido decir otra cosa. No lo sabe usted Tamara, aproveche la feria del libro y cómprese un diccionario. “Nos traban la carrera profesional”, usted le preguntó a que carrera profesional se referían, a la que estudiaron, pedagogos de arte, maestros o a la que no, porque no estudiaron para artistas, Fidel los concibió para la noble labor de enseñar arte al pueblo, pero, no creo que su comentario, superficial a mi modo de ver, haya tenido eso en cuenta.
    ¿Que lamentable!

    • Tamara Rendón Portelles

      Amigo lector: Muchas gracias por su comentario. También quería exhortarle a que se documentara sobre la función de un reportero. El periodista es solo la voz de las inquietudes populares, reproduce el criterio de sus entrevistados, por eso la frase: “Nos traban la carrera profesional” está entrecomillada. Le animo a que busque en algún libro de Español-Literatura el uso de los signos de puntuación. Además, lea el discurso del Comandante ante los primeros graduados, donde expresó: “Tampoco habría que mutilar la posibilidad de desarrollar su obra artística si son capaces de cumplir con sus deberes como instructores de una escuela…El trabajo de estos profesionales se proyectará más allá de la institución escolar”.
      Hoy, es necesario flexibilizar algunas regulaciones porque nos vamos a quedar sin ejército de la cultura en las escuelas. Ya está encaminada una nueva legislación para autorizar la profesionalidad a los instructores que pertenecen a la Asociación Hermanos Saíz. Concuerdo en que ha de ser un proceso selectivo y excepcional. Estamos en tiempo de perfeccionamientos y actualizaciones…es hora de cambios de mentalidades y costumbres para bien de nuestro pueblo y de la Revolución…!Qué lamentable que para algunas mentes cuadradas sea superficial!

      • MUY BUENA RESPUESTA!!!,por què si keremos progresar no nos dejan??,es como si tuvieramos ke kedarnos en la edad de piedra por obligacion. Solo recalcar algo verdadero,ientras sean dirigidos por varios prganismos no se atenderan por completo ninguno.de los dos

    • EduArt, lástima no haber leído antes esta pagina, no coincido del todo contigo, artístas sí que lo son, nadie enseña lo que no conoce, ellos fueron formados como pedagogos y artístas, no sé si alguna vez estuvistes el la eia, pero constantemente demostraban lo que aprendian en los talleres de las especialidades desde el escenario, esperando siempre los aplausos tan añorados, muchos en esta etapa demostraron talento y despues de graduados se siguieron superando y hoy son artístas y pedagogos.
      al trabajador de cualquier esfera le gusta que lo controlen, lo estimulen lo evaluen y le ofrezcan la superación profesional que necesitan y además que les agraden, de eso han adolescido estos jóvenes, necesitan que quienes lo dirijan en cualquiera de los organismos sean cuadros sencibilizados con la tarea, cuadros con conocimiento, preparación, y sin paralisis paradigmatica, así salvaremos a nuestro querido movimiento juvenil, creado en VC, el 20 de Octubre por el Comandante en Jefe, a los verdaderos abanderados de la cultura y el humanismo desde la escuela cubana, para garantizar la calidad de vida de niños adolescentes y jovenes que representan el futuro

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.