Ucrania: Represión estimuló la autodeterminación de las regiones

En dos o tres semanas el recién creado Ejército de Liberación del Donbass deberá pasar de acciones defensivas a la ofensiva.Washington está interesado en desatar en Ucrania una guerra civil fratricida total y Kiev, bajo su control, sigue al pie de la letra sus recomendaciones.

El referéndum de autodeterminación fue una consecuencia lógica de la operación represiva del gobierno de Kiev contra las regiones del sureste, en desconocimiento a los reclamos de la población de esos territorios, reafirmó el politólogo ucraniano Rostislav Ischenko.

Nadie esperaba que Kiev y Estados Unidos reconocieran los resultados del referéndum en Lugansk y Donetsk y tampoco el cese de la ofensiva militar en el sureste del país, comentó Ischenko en entrevista con Prensa Latina.

Expuso en sus consideraciones del tema que la opinión de la mayoría de los habitantes en el este se inclinaba desde el inicio del conflicto por la federalización y un diálogo con las autoridades de Kiev, una oportunidad pacífica que fue desestimada por la junta.

Indicó que esa decisión, adoptada inconsultamente a mediados de abril, de lanzar la operación militar a gran escala, radicalizó sin duda alguna las posiciones de los ciudadanos, en particular de las regiones de Donetsk y Lugansk.

De ahí, en su opinión, que prevalezca un abrumador consenso en que las acciones de la junta fueron la causa de mayor peso en el respaldo de esa consulta popular y que la votación se realizara con éxito.

Kiev los proclamó separatistas y terroristas y dio comienzo bajo ese eslogan a una sangrienta guerra civil, con lo cual atizó la idea del referendo, consideró Ischenko, quien hasta hace dos meses no veía en la federalización la solución ideal para zanjar la crisis política en Ucrania.

Desde mi punto de vista, hoy la cuestión de la federalización se levantó de la agenda, podría pensarse como un mecanismo para un divorcio sin sangre y civilizado, pero difícilmente como un medio para convivir juntos.

En su opinión, no existen premisas para un inicio en breve de las anunciadas negociaciones con representantes de todas las regiones.

Washington está interesado en desatar en Ucrania una guerra civil fratricida total y Kiev, bajo su control, sigue al pie de la letra sus recomendaciones, mientras continuarán y se incrementarán las acciones combativas, según expresó.

Pronosticó el experto que a juzgar por la actuación razonable y lógica de los líderes de las regiones, en dos o tres semanas el recién creado Ejército de Liberación del Donbass deberá pasar de acciones defensivas a la ofensiva.

De manera, según Ischenko, que podamos presenciar la liberación de las regiones cercanas en un lapso no muy grande, incluso antes de otoño, o mediados del verano, vaticinó.

Expuso como otra arista a considerar en el desenlace de la crisis política ucraniana, la deliberada ocupación por la junta de Kiev de las redes de gasoductos del país, que bombean el gas hacia Europa, y aquí el problema consiste no solo en que la junta asesina a los ciudadanos de Ucrania.

Si antes de fines de julio no arranca el bombeo de carburante por el ramal nacional, advirtió el analista, Europa se quedará sin gas para el invierno, lo cual significará una catástrofe económica.

Agregó que dado el estado interno de la Unión Europea, tal situación representará un colapso político. O sea, que la inestabilidad ucraniana se expandirá también al continente europeo, dibujó el politólogo como escenario posible.

No obstante, dijo creer que la Unión Europea no pueda estar interesada en ese contexto, de ahí que cabe imaginar un giro de la coyuntura política en general y puede surgir un chance para mediados o fines del verano de que la situación en Ucrania pueda enrutarse hacia una senda de solución normal y revertir el polvorín de una guerra civil.

Interrogado acerca de la posibilidad de un contexto adverso para la celebración de las elecciones presidenciales en su país este mes, Ischenko manifestó seguridad en que se efectuarán porque hasta día el 25 queda poco tiempo para desarrollar otro escenario.

Expresó la convicción de que con los cambios provocados en la legislación ucraniana tras la llegada del régimen fascista, incluso si los comicios se celebran en un solo colegio, serán declarados legítimos y válidos.

Basta controlar 10 metros cuadrados de territorio y llevar a cabo allí comicios, que voten unas 100 personas, será suficiente para que Washington proclame que Ucrania tuvo elecciones legítimas, exteriorizó el experto.

Pienso, agregó, que hasta ese momento las autoridades actuales controlarán Kiev y algunas regiones donde pueden llevar a cabo esas votaciones.

En cuanto al clima de terror implantado en su país y a la abierta persecución política declarada por los gobernantes golpistas incluso contra las formaciones parlamentarias, Ischenko consideró que los métodos represivos son una muestra de que al poder fascista se le reducen los recursos, y se ve obligado a acciones más represivas.

Indicó que los golpistas tuvieron una segunda oportunidad para ponerse de acuerdo con sus oponentes en el sureste del país, y lograr con ello estabilizar el régimen, pero tomaron el camino de la presión y la fuerza, reflexionó.

Es evidente, dijo, que no le alcanzan las fuerzas, y su presencia poco a poco se agota, perciben la inestabilidad y no ven otra salida que la represión. De ahí los métodos de prohibir a determinados partidos como el Comunista y las Regiones.

Pero temo que no se quedará en una simple prohibición, y se pase a una real represión física, cuando además de encerrar a líderes y activistas opositores en prisión, los golpeen o asesinen en sus propias casas, concluyó el politólogo ucraniano.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.