Eligen nuevo delegado directo espirituano a Congreso juvenil

El intercambio permanente con los productores experimentados es una de las virtudes de Yarley.   Foto Oscar Alfonso.Yarley Díaz González, de la Cooperativa de Créditos y Servicios Ernesto Valdés Muñoz, fue elegido como segundo delegado directo de Sancti Spíritus al X Congreso de la UJC.
El joven –graduado en Comunicación Social y secretario general de la Unión de Jóvenes Comunistas en esa organización anapista- resultó electo por sus compañeros para representarlos en el evento, previsto a celebrarse en julio próximo, debido a su meritoria labor y desempeño en la UJC del territorio y como miembro de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños de esta provincia central.
Díaz González, de 35 años de edad, agradeció a sus colegas por la confianza depositada en él, y agregó que en estos momentos la principal tarea de la juventud en su centro es lograr la eficiencia económica que necesita Cuba.
Comentó a la AIN que en el Congreso debe tener prioridad las temáticas relacionadas con el quehacer productivo de las nuevas generaciones, así como también la planificación y elaboración de estrategias que permitan fomentar aún más el compromiso político y revolucionario en los tiempos actuales.
Entre mis expectativas, dijo, están que al concluir la cita se sumen al trabajo en el campo y al sector campesino un número mayor de jóvenes, en aras de alcanzar el desarrollo próspero y sostenible al que aspira la Revolución cubana.
Mientras, Julio Heriberto Gómez Casanova, miembro del Buró Nacional de la UJC, destacó el desempeño del joven, quien es además, el único miembro de la ANAP en el país seleccionado de manera directa al venidero congreso campesino.
Los jóvenes en la cooperativa Ernesto Valdés Muñoz se dedican fundamentalmente a la ganadería y a los cultivos varios.
En Sancti Spíritus asistirán al evento juvenil un grupo conformado por 24 delegados, tres de ellos elegidos de forma directa en sus colectivos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.