Mayoría en Nueva Jersey aprueba política de Obama hacia Cuba

Delegaciones de Estados Unidos y Cuba han sostenido varias rondas de conversaciones con el fin de avanzar hacia la reanudación de los vínculos diplomáticos.Más de 64 por ciento de los electores registrados en el estado norteamericano de Nueva Jersey aprueban la decisión del presidente Barack Obama de restablecer relaciones diplomáticas con Cuba.

Una encuesta publicada este jueves destaca que ese estado de opinión contrasta con las posiciones anticubanas del senador demócrata por esa demarcación, Robert Menéndez, involucrado en un escándalo de corrupción y acusado de 14 cargos por el Departamento de Justicia.

Según el sondeo, realizado por la Universidad Quinninpiac, 56 por ciento de los consultados están a favor del acuerdo preliminar alcanzado el 2 de abril entre el Grupo 5+1 (integrado por Estados Unidos, China, Reino Unido, Francia, Rusia y Alemania) con las autoridades de Teherán.

Este convenio con la nación persa también es rechazado por Menéndez y por el Gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, posible candidato republicano a los comicios de noviembre de 2016, a pesar del apoyo de los electores, destaca el texto publicado por los encuestadores.

Además, el nivel de aprobación general de la labor de Obama ascendió entre los electores de ese territorio, pues 55 por ciento de los encuestados se muestra a favor del mandatario, mientras 44 por ciento lo desaprueba, de acuerdo con la investigación.

El 17 de diciembre de 2014, el presidente cubano, Raúl Castro, y el jefe de la Casa Blanca anunciaron la intención de restablecer relaciones diplomáticas entre ambos países y avanzar hacia la normalización de los vínculos bilaterales.

Entre enero y marzo pasados, delegaciones de Estados Unidos y Cuba sostuvieron varias rondas de conversaciones con el fin de avanzar hacia la reanudación de los vínculos diplomáticos y en otros temas de interés de la agenda bilateral.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.