Periódico de Sancti Spíritus

Zona de desarrollo: hacer valer el nombre

Irene Rodríguez Pérez, quien remite su misiva desde la zona de desarrollo del Camino de La Habana, no aspira a visitas de comisiones; se declara “cansada de tantas dilaciones y burocratismo” en relación con problemas de envergadura presentes en el lugar donde reside. Tras subrayar que lo que urge son soluciones, sostiene que muchos otros habitantes de esa barriada de la cabecera provincial han ido, como ella, perdiendo esperanzas.
A Escambray le consta que al menos el primero de los problemas planteados en la carta, relativo al reiterado aplazamiento de las labores de urbanización de la zona, construcción de aceras y pavimentación de calles incluidas, ha sido un reclamo popular reflejado en estas páginas con profusión poco habitual.
Pero no solo de ello se queja la lectora, residente en Calle 12 No. 41 A, entre 9 y 15. Con igual vehemencia habla del combinado de servicios que años atrás se redujo a una mitad para habilitar en la otra un domicilio, y que tras acogerse al régimen de arrendamiento vio disminuidas sus prestaciones —ya no hay barbero ni peluquera, mucho menos lavatín, apunta—; también de la oficina de Correos que nació en lo que antes fuera la Central Telefónica y que ya no funciona como tal porque el local sería destinado a una vivienda para el director de ese organismo.
Irene se cuestiona la supresión de este último servicio, como resultado de lo cual, ante la falta de transporte hacia y desde aquella zona de la ciudad cabecera, los moradores deben recorrer largas distancias a la hora de pagar el teléfono y el servicio eléctrico, adquirir publicaciones impresas o realizar otras gestiones que antes se podían realizar allí. A este órgano de prensa le consta también que tal insatisfacción ronda a otros residentes en la mencionada zona desde hace meses.
Consultada al respecto, Marta María Hernández Valle, presidenta del Consejo Popular de Garaita, aseveró que la situación integral del Camino de La Habana y de su zona de desarrollo es objeto de análisis no solo por su parte, sino además por el Gobierno del municipio y la provincia, así como por la máxima dirección política del territorio, por lo que se prevé acciones de mejoramiento.
“Respecto al cambio de uso de la Oficina de Correos, sobre el cual ya antes se había malogrado un intento de diálogo con la dirección provincial del organismo, recientemente se estableció —dijo— un compromiso que sustenta la reanudación en el propio lugar de los servicios que antes se ofrecían. Para ello está en proceso la selección de una persona que arriende el lugar y desempeñe esas funciones”. Ojalá la espera finalmente dé sus frutos.


Comentarios

Una respuesta to “Zona de desarrollo: hacer valer el nombre”
  1. Saylí Alba dice:

    A lo que refiere la compañera debe sumársele que muchas veces han dicho van a ubicar una transportación, es decir una ruta local para esa zona y jamás lo han hecho, como si los que viviéramos en esa zona no fuéramos también trabajadores y ciudadanos de este país. Dirigentes políticos públicamente han dicho que van a entubar las calles a través del sistema de alcantarillado y tampoco han hecho nada. Existen pentilentes cañadas en los alrededores de las casas y ni aún con las campañas de humo contra los mosquitos se han preocupado de tal situación. Es cierto que el combinado lo utilizaron como casa de vivienda y es el único de la provincia que no brinda tales servicios y también desapareció el punto de correo sin tener una respuesta mediata y las esperas eternamente son esperas….


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.