AHS en Sancti Spíritus: cumpleaños a la altura

Artistas de varias generaciones se presentaron en el Centro para las Artes Serafín Sánchez Valdivia, de la ciudad del Yayabo

sancti spiritus, cultura, asociacion hermanos saiz, ahs
La joven vanguardia presentó en el escenario sus mejores actuaciones. (Foto: Lisandro Gómez)

Exponentes del arte joven espirituano le obsequiaron a la Asociación Hermanos Saíz (AHS) por su aniversario 30, una gala cultural en la que primó la sencillez y la defensa a ultranza de la cultura cubana.

El escenario del Centro para las Artes Serafín Sánchez Valdivia, de la ciudad del Yayabo, se hizo pequeño ante la diversidad de propuestas que evidenciaron la valía del talento menos experimentado del territorio.

La dulce voz de Rosa Mary Argüelles; el desenfado del rapero Micky; las cuerdas del bardo el Duende; el legado del Coro de clave, en las interpretaciones de jóvenes creadores; el ritmo contagioso de Más nuevo y el histrionismo de los muchachos de Teatro Garabato hicieron suyo el espacio, donde primó la alegría por la celebración.

Igualmente, se reconocieron a varias personas que durante las tres décadas de vida de la AHS han acompañado sus diferentes momentos, entre los que se distinguieron a algunos de los fundadores de la filial espirituana.

También se estimularon a los miembros más destacados en el último año, así como a las instituciones y organismos que han facilitado el quehacer de la asociación en estos predios.

La filial espirituana de la AHS cuenta con 126 creadores, divididos en sus diferentes secciones, quienes apuestan por preservar la identidad y principios de la cultura cubana, según expresó su presidente provincial, Alexander Hernández Chang.

La gala cultural por el aniversario 30 de la Asociación Hermanos Saíz, cumpleaños a celebrarse el venidero 18 de octubre, contó con la presencia de José Ramón Monteagudo Ruiz, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en Sancti Spíritus, así como otros dirigentes del territorio.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.