Periódico de Sancti Spíritus

La tragedia de San Isidro

sancti spiritus, radiocuba, television digital, television, cajas decodificacoras

Los trabajadores de RadioCuba han trabajado sin descanso durante toda esta semana para recuperar las afectaciones. (Foto Vicente Brito/Escambray)

Las emisiones analógicas regresarán paulatinamente a todo Sancti Spíritus

La televisión analógica regresará a Sancti Spíritus (+Fotos)

RadioCuba aclara: Instalar un transmisor no es como encender la televisión (+ Fotos y Mapa)

El culebrón de las cajitas

Loma de San Isidro. Sábado 9 de enero, pasada la una de la madrugada. Solo frialdad y soledades. El custodio de turno pasa al registro de guardia algunos datos. El silencio impresionante de la madrugada se raja en dos con el aullido inusual de la alarma. La tragedia apenas comienza.

“Salí de la garita y cuando me asomé por la puerta de cristal vi que al final un split de aire acondicionado estaba ardiendo. Como fui bombero en el servicio militar, sé trabajar con los extintores. Traté de apagarlo, pero no pude. Aquello se llenó de humo porque el fuego ya había cogido un revestimiento de poliespuma que tenía ese local. Entonces llamé al puesto de dirección de RadioCuba y a los bomberos, quité el catao general para que el fuego no se transmitiera y no pude hacer nada más. Todo aquello ya estaba en llamas en cuestión de minutos”, cuenta a Escambray Irán Becerra, uno de los agentes de Seguridad y Protección que desde hace nueve años custodia el Centro de Transmisión de Radio y Televisión ubicado allí.

Y tan solo, entre la oscuridad y la candela, ¿no sintió miedo?, pregunta esta publicación al primer testigo del incendio devastador que por unas horas dejó en apagón televisivo a la mayoría de la provincia, y aún mantiene ausente la señal de algunos canales y problemas de calidad en las transmisiones alternativas surgidas a partir de ese infortunio.

“Es difícil uno solo en esa loma enfrentando esta situación, sobre todo porque yo sabía las consecuencias que podía traer. He cuidado aquello por muchos años, es como mi otra casa. Estoy inconforme con mi actuación porque hubiera querido apagarlo, pero no pude”.

PRIMERA RECUPERACIÓN

Nadie pudo. Ni los bomberos, ni los directivos de RadioCuba que llegaron casi volando al lugar. En apenas 30 o 40 minutos las llamas se lo tragaron todo, la nave se convirtió en un horno donde se pulverizaron los cinco transmisores que enviaban la señal analógica de los canales de la televisión cubana a cinco de los ocho municipios espirituanos: Sancti Spíritus, Jatibonico, Taguasco, La Sierpe y Cabaiguán. Además, quedaron en ruinas otros accesorios, equipos de aire acondicionado, el piso y hasta el local con las paredes agrietadas y en peligro de derrumbe. Las pérdidas totales se valoran en alrededor de 140 600 pesos en ambas monedas.

“Yo me llevé el mosquitero en la cabeza. Fui el primero en llegar allí y cuando vi aquello me dolió el pecho, no pensé que el incendio fuera tanto. No sé qué tiempo me quedé sin respirar. Nosotros cuidábamos mucho todo eso”, cuenta Jorge Félix Madrigal, director de RadioCuba en Sancti Spíritus.

¿Este equipamiento no contaba con la debida protección de voltaje o esta no funcionó?.

“Todo tenía protección, incluso en la nave existía una pizarra general de distribución eléctrica que seccionaba cada equipo. Contaban con aterramientos y protectores de voltaje individualizados. Cada aire acondicionado tenía su breaker. Nada de eso funcionó. Las cosas cuando van a pasar, pasan”.

Escambray en su versión digital reseñó de inmediato el suceso y sus secuelas: “Luego de 36 horas de intensa labor los trabajadores de RadioCuba lograron instalar equipos provisionales y restablecieron parcialmente la señal de Cubavisión y Tele Rebelde en la cabecera provincial… Desde el mediodía del domingo estos canales se pueden ver por las frecuencias 17 y 60, respectivamente… La señal no llega a todas partes con la calidad requerida pues, al tratarse de transmisores de baja potencia, en la medida en que los telerreceptores se encuentren más lejos del trasmisor, ubicado en la sede de Centrovisión, recibirán con menor calidad la señal…”.

Poco a poco algunos servicios retornaron a la normalidad. Desde el pasado sábado al mediodía pudieron acceder a la televisión digital quienes disponen de las cajas decodificadoras y horas después del siniestro se habían restablecido las transmisiones de la radio por la frecuencia de FM y los servicios de tele e infocomunicaciones que también se encuentran soportados en ese transmisor.

Aunque no se pudo recuperar absolutamente nada de la tecnología instalada allí, los alrededor de 40 trabajadores de la División de RadioCuba en la provincia prácticamente no han descansado en esta última semana.

“Hemos puesto en práctica soluciones provisionales utilizando un contenedor móvil y el espacio recuperado en otra instalación cercana. A los tres pequeños transmisores —provenientes de otros territorios y de las reservas del país, que ya permiten ver con limitaciones de calidad los canales Cubavisión, Tele Rebelde y Multivisión—, se les sumarán dos que enviarán las señales de los canales educativos”, detalló Jorge Félix.

Además, esperan la llegada de otros cinco de estos equipos que ubicarán en las estaciones comunitarias municipales de los territorios afectados, los cuales permitirán independizar desde allí las comunicaciones de Cubavisión y Multivisión.

¿Qué tiempo calculan para habilitar estas variantes transitorias?, inquiere nuevamente esta publicación al director de RadioCuba.

“Pienso que en una semana más estas alternativas se resuelvan, aunque las condiciones actuales del clima con nublados y lluvias impiden subir a la torre, que es peligrosa por las descargas eléctricas, allí se trabaja hasta a 150 metros de altura y es de acero”.

RECUPERACIÓN DEFINITIVA

Cuando en el local calcinado aún se respira con dificultad y el hedor peculiar del fuego enrarece el aire, opiniones diversas se dicen y contradicen entre los espirituanos: “Más nunca vamos a tener televisor”, “Debían bajar de precio las cajitas”, “Los canales se ven malísimo y así nos vamos a quedar”, “En algunas comunidades no llega ninguna señal…”.

No todas las preguntas encuentran respuestas ni cada asunto pendiente se puede resolver en apenas unos días. El propio Jorge Félix Madrigal lo definió recientemente sin medias tintas cuando aseguró a la prensa que “instalar un transmisor no es como encender la televisión, lleva una infraestructura tecnológica que lo soporta”.

Aunque aquí disponen de personal calificado y cuentan con el apoyo de todas las divisiones de RadioCuba del país con medios, recursos y hombres, las soluciones definitivas llevarán tiempo porque dependen de la adquisición por el país de los transmisores para restablecer como en los mejores momentos la señal.

La televisión analógica regresará progresivamente a los municipios afectados con la calidad habitual en los cinco canales: “Vamos a construir una nave nueva cerca de la que se incendió para poner este equipamiento. Ya se encuentra en La Habana uno de los transmisores, que es híbrido, es decir, que envía la señal analógica y la digital. Su instalación permitirá restituir Cubavisión con buena calidad por el canal 17. El resto aún no se ha adquirido, pero el Director General de RadioCuba nos aseguró que se va a comprar”, esclarece rumores Jorge Félix.

Casi junto con Escambray llegan al lugar especialistas de la Empresa de Proyectos de Arquitectura e Ingeniería para realizar las mediciones con vistas a comenzar el proyecto del nuevo local. Sudany Romero y los otros torreros vuelven a ponerse los arreos para escalar otra vez las alturas. El ingeniero Miguel Ángel se devana cada minuto los sesos para rearmar este dominó. Cada quien pone su borrador para desaparecer cuanto antes del mapa la tragedia de San isidro.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.