Periódico de Sancti Spíritus

Nuevos aires para la ganadería en Sancti Spíritus

Managuaco, una de las principales zonas lecheras de la provincia camina en la recuperación ganadera y marca la referencia en Sancti Spíritus

sancti spiritus, ganaderia, produccion leche

Para incrementar la producción de leche hay que sembrar comida, sostienen experimentados campesinos. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Antes y ahora, cualquier mirada a la producción de leche en Sancti Spíritus pasa por Managuaco, tradicional emporio ganadero que llegó a extraer en los años mozos del sector 12 millones de litros, mientras al cierre del 2015 el nivel productivo superó los 4 millones.

Justo a los 40 años de creada, la empresa pecuaria está inmersa en un proceso de recuperación de las áreas, la infraestructura y el hombre, a fin de revivir las vaquerías típicas, acudir al fomento de pastos y forrajes para garantizar la alimentación y rescatar las mejores prácticas de manejo.

“Managuaco marca la referencia a nivel provincial en la recuperación del sector, en la interpretación económica para conducir la actividad en los tiempos actuales y en la atención al hombre de la ganadería”, expone Ramón Balmaceda, subdelegado de la rama en el territorio.

REAPARECE LA RECRÍA

Una expresión de los nuevos aires que corren en la empresa llega con la apertura en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Genética Dos Ríos, del primer centro de recría artificial de terneros, con capacidad para atender 800 animales.

“Son los terneros que nacen en las vaquerías, se recogen y se alimentan en una primera etapa con un concentrado como si fueran niños chiquitos, en condiciones muy diferentes a la crianza rústica; aprovechan mejor la comida, se reducen las muertes y permanecen en la instalación hasta la salida para los centros de desarrollo”, explica Guillermo García Reina, director de Genética Dos Ríos.

Con este manejo, señala el ganadero, hay más garantía para el reemplazo de la hembra y la selección del macho para la cría o futuro semental. La experiencia, visible hasta el momento en las provincias de Sancti Spíritus, Artemisa y Mayabeque, está en vías de extenderse a las UBPC de la propia pecuaria Managuaco y en la homóloga de Venegas, en Yaguajay.

Como parte del programa de recuperación, la entidad incursiona en la introducción del búfalo Mediterráneo, raza europea capaz de aportar en su entorno entre 10 y 11 litros por animal y, según especialistas de la empresa, en Managuaco ha llegado a producir en la etapa de primavera hasta 9 litros.

Atrás quedaron los tiempos en que funcionaban 52 vaquerías típicas “y el pienso llegaba por rastras”, describe el especialista Carlos Carbonel, quien agrega: “Todavía nos quedan vaquerías tapadas por el marabú en las zonas de Palma y Ramón Alto; ya trabajan 17 y con esta reanimación pensamos que en unos cinco o seis años Managuaco se vuelva a parecer al de antes”.

Norge Yero Gómez, director general de la Empresa Pecuaria Managuaco, se sabe de memoria todas las proyecciones de trabajo que incluyen recuperar este año otras 20 instalaciones, consolidar la fábrica de pienso criollo, crecer en terrenos de forraje, rescatar el ensilaje una vez que entre la nueva maquinaria para fines de año, período en el que también se prevé el arribo de 20 ordeños mecanizados y, además, desmontar más de 800 hectáreas en la zona de Palma para ponerlas en función del flujo zootécnico y mover hacia allí ganado de ceba que ocupa actualmente potreros destinados a producir leche.

sancti spiritus, ganaderia, produccion leche

La recría artificial de terneros traza uno de los caminos para encauzar el rescate ganadero. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

VAQUERÍA 16

Si una verdadera joya de los años de esplendor queda en Managuaco es la vaquería 16, en la UEB Dos Ríos, una de las dos que permanecen en Cuba con ganado mestizo-siboney de factor rojo —la otra radica en La Habana—, la unidad de ordeño líder en la provincia, al promediar 8 litros por vaca.

“Esta raza es más adaptable a las altas temperaturas y más productiva, pero la clave aquí está en que la comida de mañana tiene que estar hoy en la unidad, eso se controla diario y no puede fallar,” subraya Guillermo García.

En áreas de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) José Martí, atendida por la empresa y comprometida este año con el aporte de un millón de litros de leche, el campesino José Longino Martínez muestra también las señales de la recuperación, utiliza el ordeño mecánico y abrió su propia cría artificial de terneros.

“A esos terneros ya les aseguré el futuro y hoy ordeño 28 vacas; en esto no hay nada por descubrir, el que no siembre comida para la seca está embarca’o; lo otro es que la vaca que no come no se preña y para tener reproducción lo primero es garantizar el alimento”, comenta el productor que aspira a entregar en el 2016 más de 61 000 litros de leche.

Aires ganaderos retoñan en Managuaco, región que no ha perdido esa cultura y poco a poco el paisaje comienza a parecerse al de antes. Pero la obra mayor está por hacer, algo que no parece una utopía cuando se conjugan los intereses productivos con fórmulas de pago y mecanismos de atención al hombre verdaderamente estimulantes que despiertan el sentido de pertenencia.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.