Periódico de Sancti Spíritus

EE.UU.: Firma devolverá artefactos sacados como contrabando de Iraq

La compañía estadounidense de tiendas de artesanía Hobby Lobby acordó devolver cinco mil antiguos artefactos iraquíes que obtuvo mediante contrabando y pagar una multa de tres millones de dólares

EE.UU., Iraq, contrabando

La firma ignoró numerosas banderas rojas sobre el origen de los artefactos.

En 2010, la empresa con sede en Oklahoma anunció un acuerdo para comprar más de cinco mil piezas, entre ellas tablas y ladrillos cuneiformes del sistema de escritura empleado en la antigua Mesopotamia, bolas de arcilla y sellos de cilindro, por un valor de 1,6 millones de dólares.

Pero, según la agencia norteamericana, la firma ignoró numerosas banderas rojas sobre el origen de los artefactos.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, la compañía fue advertida por un experto de que la compra de tal colección contenía el riesgo de que los artículos se hubieran sido sacados ilegalmente de los sitios arqueológicos iraquíes.

Hobby Lobby recibió información contradictoria del lugar donde fueron almacenados los artefactos antes de la inspección en los Emiratos Árabes Unidos.

La cadena CNN difundió que con el consentimiento de la compañía, las piezas se etiquetaron falsamente como ‘cerámica’ y ‘muestras’ y se enviaron ilegalmente desde Emiratos Árabes Unidos e Israel a sus tiendas y a dos oficinas corporativas.

Cinco de los envíos fueron interceptados por el Servicio de Aduana y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos en 2011.

Hobby Lobby divulgó en un comunicado que pagará la multa y trabajará para fortalecer sus prácticas con respecto a la compra de bienes culturales.

También presentará informes trimestrales al Gobierno sobre cualquier adquisición de ese tipo de piezas durante los próximos 18 meses.

El saqueo de las riquezas culturales de Irak ha sido una de las muchas consecuencias negativas de la invasión y la guerra iniciada por Estados Unidos en esa nación en 2003.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.