Periódico de Sancti Spíritus

Foro online: Legalidad y transparencia, premisas de nuestro sistema electoral

sancti spiritus, elecciones, cuba en elecciones 2017, nominacion de candidatos, comision electoral provincial

Integrantes de la Comisión Electoral Provincial responden las interrogantes de los internautas. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Orelbe Jacomino, presidente de la Comisión Electoral Provincial y José Inerárity, integrante de este órgano, respondieron las preguntas recibidas en nuestra web

Asamblea de nominación: En Sancti Spíritus primó el mérito y la capacidad (+fotos)

Presidente del Parlamento cubano exhorta a participación masiva en elecciones

El privilegio de elegir (+ infografía)

 

 

Desde que fuera lanzada la convocatoria a elecciones generales en Cuba, ha saltado a primeros planos el interés, tanto nacional como foráneo, por el sistema electoral en la isla y las peculiaridades que lo singularizan.

¿Cuán participativo es el proceso? ¿Quiénes pueden nominar o ser nominados? ¿Hasta qué punto el delegado de base es en realidad un agente de cambio? ¿Quién garantiza la transparencia?…

 

Orelbe Jacomino Ramos, presidente de la Comisión Electoral Provincial y José Inerárity Fiallo, integrante de este órgano, comparecieron este martes en Escambray para responder las preguntas recibidas en nuestra web.

1.- Gumersindo, el de Petronila: ¿Existen mecanismos en Cuba para formular una reclamación en caso de desacuerdo con algún resultado electoral? ¿A quién debe dirigirse una persona para hacer una denuncia o reclamar algún derecho?

Orelbe Jacomino Ramos: Sí existe el mecanismo. Toda reclamación dentro del proceso electoral previsto por nuestra ley se realiza ante las comisiones electorales municipales.

2.- Orlando Barreto: ¿En qué circunstancias se convoca en Cuba una segunda o una tercera vuelta: cuando ninguno de los contendientes alcanza más del 50 por ciento de los votos posibles o sólo cuando matemáticamente quedan empatados?

Orelbe Jacomino Ramos: Se convoca una segunda, tercera y hasta cuarta convocatoria cuando ninguno de los candidatos obtiene el 50 por ciento más uno de los votos válidos.

José Inerárity Fiallo: Pueden ir a tercera vuelta si hubiera empate en la segunda, o en caso de una reclamación como consencuencia de la cual se anule el resultado de aquella.

3.- Jorge Alberto Nazco: La nominación de candidatos es uno de los pasos más importantes del proceso electoral ¿Cómo han asegurado las autoridades esta etapa en nuestra provincia?

Orelbe Jacomino Ramos: Lo primero ha sido la capacitación de las autoridades electorales a todos los niveles para el desarrollo de este paso electoral, y la organización por áreas de nominación en cada una de las circunscripciones con vistas al desarrollo de las asambleas.

sancti spiritus, elecciones en cuba, cuba en elecciones 2017, nominacion de candidatos,

Infografía: José Alberto Rodríguez

4.-Mantilla: Son las elecciones cubanas unos de los puntos por los que más atacan a la Revolución Cubana. Con todos los cambios introducidos en el país recientemente, ¿consideran ustedes que alguna parte del proceso eleccionario puede y debe ser cambiada? ¿Cuál es el eslabón más débil del proceso eleccionario?

Si muchos cubanos cuando salió Trump como presidente esgrimimos el argumento de que los estadounidenses realmente no votan a su presidente, ¿qué elementos tienen ustedes que prueben que el ciudadano cubano sí lo hace?

José Inerárity Fiallo: Estamos en una etapa en la que se está perfeccionando el sistema socialista cubano, donde se van a modificar las leyes y hasta la Ley de leyes, que es la Constitución misma, por lo tanto todo es perfectible y el proceso electoral cubano no escapa a eso.

Tocante a la pregunta de Trump, en cada país se da el sistema electoral que ese país considera, el nuestro se ha consultado con el pueblo. En Cuba el sistema electoral es el que decide la mayoría de los cubanos. Al presidente del país lo elige el Parlamento, el órgano superior del Estado, donde al menos el 50 por ciento de los diputados son delegados de base en una circunscripción y está por lo tanto en contacto permanente con los electores, es decir, el pueblo.

En Cuba está establecido por ley el sistema mediante el cual se puede revocar el mandato de cualquier cargo electivo, cuando dejase de cumplir sus obligaciones y representar los intereses del pueblo.

5.- Alex: Si al final de las elecciones se sabe que ningún ciudadano con derecho al sufragio vota directamente por el presidente de Cuba, ¿cómo explicar que sea el pueblo quien verdaderamente elige su gobierno?

Orelbe Jacomino Ramos: El pueblo elige a quienes integran las asambleas municipales, las provinciales y la Asamblea Nacional, y esta última elige al presidente del Consejo de Estado y de Ministros. Se trata, entonces, de elecciones de segundo grado, lo cual está establecido entre los principios generales del Derecho.

6.- Arturo Manuel:

Escambray agradece al profesor Arturo por su participación en el foro y reconocemos la utilidad de sus criterios para continuar perfeccionando nuestra cultura jurídica.

7.- Erasmo González Puentes: Conozco el desarrollo de las elecciones en Cuba y no dudo de su autenticidad, pero me gustaría conocer más sobre su transparencia ¿qué hace el país para asegurar el cumplimiento de la legalidad y para hacer creíble el proceso a nivel internacional? Saludos.

José Inerárity: Este proceso electoral nuestro tiene como principios legalidad y transparencia, las autoridades electorales elegidas o designadas son personas que gozan del reconocimiento y el respeto sociales, todas trabajan por que se cumpla la ley; además, nada se hace oculto, téngase en cuenta que desde que se nomina se hace a mano alzada, se proponen los candidatos, se emiten criterios a favor o en contra de estos, de manera pública, se vota por el que cada quien considere y se nomina al que más votos obtenga. Súmese a ello que el escrutinio en la circunscripción es público, es decir, hay presentes personas que no integran las autoridades electorales que observan todo y pueden dar fe de cómo transcurre ese proceso. Entre esas personas se incluyen los candidatos.

Orerlbe Jacomino Ramos: Además, hay un grupo de colaboradores que en el caso de la provincia nuestra son estudiantes de las enseñanzas Media Superior y Superior, que observan todo el proceso de nominación y de votación, esencialmente. También se cuenta con un grupo de supervisores que son profesionales del Derecho, conocedores de la ley, y su misión es velar por el apego a la ley durante el mismo.

sancti spiritus, elecciones, cuba en elecciones 2017, nominacion de candidatos, comision electoral provincial

Particpantes en el foro online del periódico Escambray. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

8.- Miladys (ETECSA DTSS): El proceso electoral cubano tiene un carácter profundamente democrático, libre de los obstáculos que existen en muchas naciones donde se falsifica la elección de candidatos y los registros electorales. En nuestro país, conforme a lo previsto en el cronograma de las elecciones generales, se realiza la capacitación de las autoridades electorales y a todos los que están vinculados a los comicios desde la base, como lo establece la Ley 72, lo cual se desarrolla previamente a la nominación de candidatos a delegados a las asambleas municipales del Poder Popular. Para garantizar el éxito de los sufragios, se trabaja con antelación para preparar también a las comisiones de circunscripción que organizarán los pasos electorales, el conteo de votos, las propuestas de candidatos y otras actividades esenciales en este ejercicio democrático y participativo, cuyo rasgo distintivo es la absoluta transparencia. Es un proceso democrático y transparente caracterizado por el fácil acceso al registro electoral donde cada joven al arribar a los 16 años automáticamente se inscribe en el registro electoral sin hacer ninguna gestión, ni pagar ningún impuesto; las autoridades electorales entregan el registro electoral a los dirigentes de los CDR para que sean verificados en sus cuadras si esas son las personas que residen allí, después ese registro electoral se pone en lugares públicos al igual que las biografías de los candidatos y así todos podemos revisarlo; las urnas son cuidadas por nuestros pioneros, las elecciones se realizan tranquilas sin violencias, las familias se mantienen preocupadas por el cuidado del colegio electoral; el conteo de votos es público, en él pueden estar presentes los miembros de las comisiones electorales del territorio, los representantes de las organizaciones políticas y de masas, los candidatos y demás ciudadanos que lo deseen. Se abre la urna, se ponen todas las boletas, se contabilizan e inmediatamente se da el resultado, después la Comisión Electoral Nacional, después que terminan los procesos electorales realiza auditorías a colegios electorales al azar.

Gracias por su participación, Miladys.

9.- Marcos: El delegado de base tiene la tarea más difícil del mundo y eso de que es un agente de cambio, ya quisiera él o ella. Me consta que el proceso eleccionario cubano tiene en cuenta a toda la población pero hay que revisar por qué cada vez menos personas quieren ser elegidos en cualquier instancia. No contentarnos con dar cifras elevadas de votaciones y de unanimidad, unanimidad que muchas veces está dada por quitarnos el voto de encima y soltárselo al primero que propongan…Así que esa es una primera pregunta: ¿por qué cada vez son menos las personas que quieren ser elegidas a nivel de base? Luego pudieran venir más. Como electores, ¿sentimos que se nos representa bien? ¿Puede ser mejorado el proceso eleccionario cubano? ¿En qué forma? Las virtudes que le son achacadas a las elecciones en Cuba, todos las conocemos, pero ustedes como autoridades electorales: ¿consideran que le falta algo al proceso cubano? Saludos

Orelbe Jacomino Ramos: Respetamos su criterio y su percepción sobre el asunto. No nos consta que sea como usted dice. El inicio del proceso apunta a otro tipo de consideración, sin dejar de reconocer que nuestro proceso es perfectible.

sancti spiritus, elecciones, cuba en elecciones 2017, nominacion de candidatos, comision electoral provincial

Es muy importante dar a conocer al mundo cómo es el Sistema Electoral Cubano, opinan los internautas. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

10.- Miladys (ETECSA DTSS): Muy importante dar a conocer al mundo cómo es el Sistema Electoral Cubano, que conozcan que en nuestro país el que postula directamente es el pueblo en su circunscripción electoral, se convocan las elecciones, se crean comisiones electorales, asistimos a las reuniones donde se proponen y aprueban los candidatos a Delegados; los ciudadanos cubanos bajo nuestra libre y espontánea decisión, proponemos, levantando nuestra mano, a quiénes deben ser nuestros delegados, nada es impuesto, prima la transparencia; las elecciones se desarrollan muy tranquilas, las urnas las cuidan los pioneros y es preocupación de todo el pueblo el cuidado del colegio electoral.

A nivel internacional vemos la realización de campañas electorales y todo lo que se utiliza en la propaganda, en Cuba la única propaganda es una pequeña cuartilla en la que aparece la foto de la persona y una síntesis de su biografía. No se puede confundir propaganda electoral con campaña electoral. Como parte de la propaganda, se realizan recorridos que organiza la Comisión Electoral por los diferentes territorios y los candidatos conversan con el pueblo, eso no es campaña, la campaña es aquella que hace que muchos pueblos estén inundados de pegatinas, fotos y contiendas ofensivas como sucede en muchos países.

Esto es algo que muchos no quieren ver pero es la realidad.

11.- Ana Emilia: Cierto Miladys, cada vecino en su comunidad tiene la oportunidad luego de ser elegido el delegado de su circunscripción, de plantear sus inquietudes, problemáticas que afectan el colectivo de vecinos y hasta vertir criterios de soluciones para que sean elevadas y analizadas. De igual forma podemos hacerlo en las oficinas de atención a la población tanto Municipales como Provinciales del Poder Popular con todo el derecho de que se nos responda sin ser cuestionados ni manipulados. En cada rendición de cuenta el delegado informa sobre sus gestiones, por ello debemos elegir a las personas con capacidad de representarnos, apoyarlos y contribuir en beneficio de todos. El delegado trabaja para una vecindad y no en beneficio propio.

12.- Froilán Fontela Oviedo: En muchos lugares del mundo nadie conoce la existencia del sistema electoral cubano. Los medios de comunicación jamás hacen referencia a ello. Y, en general, existe la creencia extendida, de que existe una férrea dictadura, sin más. Fuera de la Isla nadie se preocupa por investigar un poco más allá de las VERDADES que sus medios dan al respecto. Por eso hoy son muchos más los que conocen de la realidad cubana, de nuestra democracia y del avance de esta Isla.

Hoy desde los medios cubanos -digitales incluidos- es nuestro deber de forma creativa y sin fórmulas gastadas mostrar al mundo nuestra verdadera democracia, en un país que apuesta por los jóvenes y el pueblo en su derecho universal de elegir a los que mejores le representen, sin fanfarria ni votos comprados por medio.

Es necesario que en nuestras portadas, noticieros y sitios aparezcan para mí estos principios generales que caracterizan el Sistema Electoral Cubano y que resumen las características de las elecciones:

  • Todos los ciudadanos con capacidad legal para ello, tienen derecho a intervenir en la dirección del Estado, bien directamente o por intermedio de sus representantes.
  • El Partido no propone, no postula ni promueve candidatos, es el propio pueblo, los electores los que tienen esa facultad la que ejercen en asambleas públicas en acto libre y soberano.
  • Inscripción universal, automática y gratuita de los electores en el registro electoral.
  • El voto es libre, igual y secreto y cada elector tiene derecho a un solo voto.

Esto, amigos del mundo es utopía para muchos de los países que comparten el tercer planeta. Para los cubanos es una realidad, hay que defenderla.

Gracias a Escambray por tomar la iniciativa de este foro online.

José Inerárity Fiallo: Agradecemos sus consideraciones, amigo Froilán. Si no se divulga más sobre nuestro sistema electoral en publicaciones del mundo debe ser porque quienes controlan o dirigen esos medios no simpatizan con el sistema electoral que pone en práctica Cuba.

sancti spiritus, cuba en elecciones 2017, elecciones em cuba, asamblea de nominacion

En las asambleas de nominación, el pueblo elige a sus representantes. (Foto: Reidel Gallo/ Escambray)

13.- Carlos: Muchos países del mundo celebran y conocen el sistema de salud en Cuba. Tiene problemas como todo, pero es un buen ejemplo para el tercer mundo.

Que nadie en el mundo tenga conocimiento del sistema electoral cubano, es porque en si no lo hay, ya que solo hay un partido y este determina todo en la isla.

Pero bueno una opinión contraria no admite el partido y por eso, esto no se publicará.

José Inerárity Fiallo: Como ve, su criterio se publica. Nuestro sistema tiene recogido el papel rector y de vanguardia organizada del Partido en el Artículo 5 de la Constitución. Solo que el Partido ni nomina ni postula. Otro elemento ilustrativo es que para ser nominado no se precisa que la persona propuesta sea miembro del Partido, como tampoco de la UJC.

14.- Amada Pérez: Transparencia y democracia son dos términos que casi siempre respeta el Sistema Electoral Cubano, pero que a mi juicio falla en la conformación de la mitad de los candidatos a las Asambleas Provinciales del Poder Popular y diputados al Parlamento ¿De dónde seleccionan a esas personas? ¿Quién las escoge y por qué? ¿Qué pueden aportar a esas estructuras de Gobierno si no vienen de la base?

Orelbe Jacomino Ramos: Los que no son delegados de base son personas propuestas por las organizaciones de masas y estudiantiles y representan a los diferentes sectores de la sociedad, al reunir méritos como obreros, científicos, intelectuales, artistas, estudiantes, etc. Es decir, que son parte del pueblo y por tanto representan su sentir.

Gracias a esa particularidad del sistema electoral cubano, dicho sea de paso, es poco probable que se quede fuera de los órganos de gobierno algún sector de nuestra sociedad.

sancti spiritus, comision electoral provincial, cuba en elecciones 2017

Los miembros de la CEP firmaron el Código de Ética que regula la conducta a observar durante el proceso electoral cubano. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

15.- José Manuel Gutiérrez: Tomo como pretexto la pregunta que anuncia el foro para formulársela a las autoridades concurrentes: a partir de su experiencia, ¿cómo valoran la cultura del cubano sobre el proceso eleccionario, la gente realmente conoce sus derechos y sus deberes?

José Inerárity Fiallo: Se ha ganado en cultura electoral y la población conoce cada vez mejor sus derechos, lo lícito y lo ilícito electoral, y también sus deberes.

Nacido en 1976, nuestro sistema electoral puede considerarse un proceso relativamente nuevo. Nos compete a nosotros y al resto de los actores de la sociedad continuar trabajando para un más amplio conocimiento del proceso eleccionario por parte de toda la población.

16.- Amanda: ¿Por qué en Cuba el voto no es obligatorio como sí lo es en algunos países?

Orelbe Jacomino Ramos: Esa particularidad de nuestro proceso eleccionario es una muestra de democracia. Usted vota si lo entiende conveniente. Nuestro registro electoral es de oficio, público y permanente, es decir, se actualiza constantemente aunque no se esté en proceso eleccionario.

17.- Flor: Quisiera saber qué se hace cuando dos o más candidatos continúan empatados luego de las tres rondas de votaciones establecidas para estos casos.

Orelbe Jacomino Ramos: En tal caso se sigue convocando a sucesivas votaciones hasta lograr el desempate.

18.- Alberto Luis Lezcano: Tengo entendido que Cuba continúa perfeccionando su sistema electoral, con lo cual estoy muy de acuerdo. Mi pregunta concreta es si las personas que trabajan en el mismo son profesionales o voluntarias y si fuera un sistema mixto qué por ciento representa cada parte. Sdos.

Orelbe Jacomino Ramos: De las 6 863 autoridades electorales en la provincia, solo devengan salario por la actividad 18. El resto son voluntarios.

Escambray agradece la comparecencia de los invitados y la participación de nuestros usuarios.


Comentarios

18 Respuestas to “Foro online: Legalidad y transparencia, premisas de nuestro sistema electoral”
  1. Gumersindo, el de Petronila dice:

    ¿Existen mecanismos en Cuba para formular una reclamación en caso de desacuaerdo con algún resultado electoral? ¿A quién debe dirigirse una persona para hacer una denuncia o reclamar algún derecho?

  2. Orlando Barreto dice:

    ¿En qué circunstancias se convoca en Cuba una segunda o una tercera vuelta: cuando ninguno de los contendientes alcanza más del 50 por ciento de los votos posibles o sólo cuando matemáticamente quedan empatados?

  3. Jorge Alberto Nazco dice:

    La nominación de candidatos es uno de los pasos más importantes del proceso electoral ¿Cómo han asegurado las autoridades esta etapa en nuestra provincia?

  4. Mantilla dice:

    Son las elecciones cubanas unos de los puntos por los que más atacan a la Revolución Cubana. Con todos los cambios introducidos en el país recientemente,

    ¿consideran ustedes que alguna parte del proceso eleccionario puede y debe ser cambiada?
    ¿Cuál es el eslabón más débil del proceso eleccionario?

    Si muchos cubanos cuando salió Trump como presidente esgrimimos el argumento de que los estadounidenses realmente no votan a su presidente,

    ¿qué elementos tienen ustedes que prueben que el ciudadano cubano sí lo hace?

  5. Alex dice:

    Si al final de las elecciones se sabe que ningún ciudadano con derecho al sufragio vota directamente por el presidente de Cuba, ¿cómo explicar que sea el pueblo quien verdaderamente elige su gobierno?

  6. arturo manuel dice:

    Convocado por el Consejo de Estado de la República de Cuba el venidero acontecimiento eleccionario, bien vale la pena ahondar en voces utilizadas por nuestro sistema electoral, intentando conjugar el origen etimológico de aquellas con su actual trascendencia jurídica.
    Considero que tal enlace, al ilustrar singularidades del régimen de sufragio cubano, muchas veces desconocido por los propios votantes, apuntala el buen hablar de la lengua nacional.

    Candidato
    Desde antaño los atuendos del vestir y las responsabilidades de gobierno se confundieron; hoy, no tanto.
    La toga, prenda del vestir cotidiano de los romanos, fue una amplia vestidura de lana, de corte elíptico, cerrada por abajo y abierta por arriba hasta la cintura. Al llevarla, se recogía por los pliegues del lado derecho y se echaban terciados hacia el hombro izquierdo.

    Su color era generalmente blanco (alba, candida), pretendidamente como expresión de pureza del individuo, sobre todo en aquellos que aspiraban a desempeñar cargos públicos o magistraturas en el sistema esclavista romano; tales ciudadanos devinieron en candidatos, calificación que reciben hoy en nuestro sistema electoral los conciudadanos propuestos para ocupar responsabilidades de gobierno como delegados a las asambleas locales del Poder Popular o como diputados a la Asamblea Nacional, órgano superior de poder del Estado en Cuba.
    De acuerdo con el artículo 78 de la Ley Electoral de 29 de octubre de 1992, los candidatos a Delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular son nominados en asambleas generales de electores de áreas de una circunscripción electoral, de la que aquellos sean residentes, convocados al efecto por la Comisión Electoral de Circunscripción (…).
    El propio texto legal declara en su artículo 92 que los candidatos a Delegados a las Asambleas Provinciales y a Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular son nominados por las Asambleas Municipales del Poder Popular (…).
    He aquí pues, el mecanismo de nominación de candidatos a delegados y diputados en nuestro orden institucional gubernativo.
    Comicios
    Los miembros de las familias fundadoras de la Roma arcaica se reunían periódicamente, o de manera circunstancial, para conocer, debatir y tomar decisiones trascendentes en la vida social de aquellas, en órdenes tan diversos como los de gobierno, civiles y penales.
    Así, disponían de la suerte de un criminal, de la formalización de un matrimonio, de la concertación de alianzas con otras etnias, la adveración de testamentos, la elección de un nuevo jefe de curia, de la condena a traidores de la tribu o de la centuria, entre muchos asuntos.
    La decisión se tomaba por expresa mayoría, solo conseguida mediante la emisión oral de la voluntad de los presentes
    Desde entonces, en lo ignoto de la primitiva Roma, la manifestación de voluntad de los congregados se asocia a comicios (latín comitia, echar, emitir) y con ellos, la toma colectiva de decisiones para enrumbar los derroteros sociales de una organización o ente.
    Si bien es cierto que la Ley Electoral no emplea este término a lo largo de su articulado, no menos es que se utiliza frecuentemente en los medios masivos de difusión, tanto nacionales como foráneos, y textos históricos, como sinónimo de elecciones en todo el mundo, razón por la que no debemos eludir su empleo máxime cuando los que emiten su voluntad son millones de ciudadanos que deciden el futuro del país.

    Curul
    No es frecuente el uso de la voz curul (del latín curulis, carroza o carro) en nuestro órgano unicameral de gobierno pero sí aparece de cuando en cuando en la prensa al momento de celebrarse elecciones parlamentarias en un país, con el propósito de constituir un nuevo órgano legislativo o cubrir un escaño en él vacante.
    El diccionario acoge a curul como adjetivo del edil romano, patricio o plebeyo, en funciones de magistrado, y de la silla en que este se sentaba.
    Por añadidura, se le llama curul a cada uno de los asientos (butacas o sillas) que ocupan los diputados o parlamentarios de los órganos estatales deliberativos o legislativos en cualquier país.
    De acuerdo con ello, al vencer el período legislativo o producirse la vacante de uno de sus miembros por cualquier razón, es que se genera la remoción de los curules mediante elección o designación.
    Si un curul cubano vacara por cualquier causa, el artículo 125 de la Ley Electoral dispone que se concede al Consejo de Estado las facultades de dejar vacante la plaza hasta las próximas elecciones generales, asignar a la Asamblea Municipal del Poder Popular correspondiente, constituida en Colegio Electoral, la función de elegir al diputado a la Asamblea Nacional o convocar a nuevas elecciones.

    Diputado
    Nuestro parlamento, vale decir, la Asamblea Nacional del Poder Popular, está integrado por muchos diputados.
    ¿Mas, qué es un diputado?
    Del latín deputare (evaluar, apreciar) un diputado es un representante del pueblo, elegido por este, y que ocupa un asiento, como miembro pleno, en el órgano legislativo de nuestro país, es decir, en la ya mencionada Asamblea Nacional.
    El término de mandato de un diputado cubano es de cinco años y es elegido por el voto libre, directo y secreto de sus electores.
    El diputado debe acreditar tener cumplidos los dieciocho (18) años de edad y haber resultado nominado previamente como candidato por una Asamblea Municipal del Poder Popular.
    Dentro de sus funciones está la de participar en el análisis y discusión de los proyectos de leyes presentados a la Asamblea Nacional por sus miembros.
    Los diputados resultan elegidos a razón de uno por cada veinte mil (20 000) habitantes de un municipio, o fracción mayor de diez mil (10 000), de su circunscripción electoral.
    Ahora, una pincelada histórica.
    El presbítero Félix Varela y Morales (1788-1853), el que nos enseñó primero en pensar a Cuba, fue elegido como diputado a las Cortes Españolas (parlamento) en el período comprendido entre 1821 y 1823 durante la época colonial de nuestro país.

    Legislatura
    Los diputados que integran el parlamento unicameral cubano, es decir, nuestra Asamblea Nacional del Poder Popular, son elegidos por sus electores para ocupar un escaño o puesto en dicho órgano estatal por el término de cinco años.
    El primer párrafo del artículo 72 de la Constitución de la República de Cuba confirma tal período.
    El lapso de cinco años de ejercicio legislativo de la Asamblea Nacional, o de cualquier otra cámara en cualquier país, es conocido como legislatura (proviene de la familia de palabras derivadas de la voz latina legis, ley). Nuestro Parlamento ya va concluyendo su octava legislatura. Entonces, su lapso de ejercicio efectivo en la actividad legislativa es fácil de estimar.
    El cálculo es sencillo: si cada legislatura, como vimos, alcanza cinco años y está finalizando su octava edición, entonces ha cumplido 40 años, al menos, desde su creación, nuestra Asamblea Nacional.
    ¡Ah! A propósito de la palabra “lapso”, empleada un poco más arriba. Significa “transcurso del tiempo”. De modo que decir, retomando el ejemplo de nuestro Parlamento, que los diputados son elegidos por un “lapso de tiempo” de cinco años, es hablar de manera redundante. Los lapsos solo son de tiempo, no pueden ser de otra cosa.

    Referendo
    El referendo, como mecanismo de consulta popular, contemplado en el artículo 137 del texto constitucional y en el 162 de la Ley Electoral vigente, se pone en movimiento si se pretende reformar la Constitución de la República en cuanto a la integración y facultades de la Asamblea Nacional del Poder Popular, o de su Consejo de Estado, o a derechos y deberes consagrados por dicha norma, entonces requiere, además, que se ratifique dicha reforma mediante el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo (del latín referéndum, volver a llevar) convocado al efecto por la propia Asamblea Nacional.
    En otras palabras, el referendo no es más que someter al voto popular, para su ratificación, las reformas constitucionales que sus representantes, vale decir, los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, han acordado.
    Hasta el momento, la población cubana con derecho al voto ha sido convocada en dos oportunidades, en los años 1992 y 2002, en ocasión de sendos referendos celebrados en estas fechas, aunque no es atrevido avizorar un nuevo referendo a tono con los cambios que debe experimentar nuestro texto constitucional en razón de la actualización del modelo económico-social cubano.

    Sufragio
    Del latín suffragium (apoyo) proviene el término español sufragio cuya identificación como ejercicio electoral resulta evidente.
    Sufragio y voto son voces equivalentes cuando se trata de elecciones, pero…¿qué siginifica etimológicamentre la palabra sufragio? Veamos.
    El prefijo sub, apocopado, significa “por debajo”; en tanto que el sufijo fragio (del latín fragere) se traduce como “quebrar” (de aquí que naufragio significa “barco quebrado” y en consecuencia, hundido).
    El origen de la palabra de marras se remonta a la arcaica Roma donde sus ciudadanos expresaban su decisión de elegir al candidato mediante piezas quebradas de cerámica que arrojaban al suelo.
    Según otros, en idéntico proceso romano eleccionario, los votantes manifestaban su voluntad entrechocando los escudos, de acuerdo con sus preferencias, a veces con tal fuerza que las armas defensivas se quebraban y sus pedazos volaban por los aires hasta caer al suelo.
    A partir de tan extrañas acepciones del término tenemos el sufragio de nuestros días.
    La Ley Electoral cubana regula en su Título I el derecho al sufragio de los ciudadanos cubanos y distingue el sufragio activo del sufragio pasivo.
    La lectura de los artículos 5 y 8 permite diferenciar uno del otro como a seguidas se ofrece.
    Artículo 5. Todos los cubanos, hombres y mujeres, incluidos los miembros de los institutos armados, que hayan cumplido los dieciséis (16) años de edad, que se encuentren en pleno goce de sus derechos políticos y no estén comprendidos en las excepciones previstas en la Constitución y la ley, tienen deerecho a participar como electores en las elecciones periódicos y referendos.
    Artículo 8. Tienen derecho a ser elegidos todos los cubanos, hombres y mujeres, incluidos los miembros de los institutos armados que se hallen en el pleno goce de sus derechos políticos, sean residentes permanentes en el país por un período no menor de cinco (5) años antes de las elecciones y no se encuentren comprendidos en las excepciones previstas en la Constitución y la ley.
    Huelga cualquier comentario diferenciador entre dichos preceptos.

    Voto
    Los romanos votaban en los comicios curiados, centuriados o tribales (así denominados al considerar la cantidad y calidad de los miembros de sus curias, centurias y tribus) de antaño, al elegir a sus representantes.
    Desde entonces el voto (del latín votum, deseo, ruego) se asocia a comicios (latín comitia, echar, emitir) para darnos la percepción de reuniones o actos electorales donde sus participantes votan y eligen para cargos o dignidades.
    El artículo 131 de nuestra Constitución refrenda el derecho de todos los cubanos, hombres y mujeres, con capacidad legal para ello, a emitir su voto, libre, igual y secreto para intervenir en la dirección del Estado. Así lo recoge también el artículo 3 de la Ley Electoral de 1992.
    El propio texto legal, en su artículo 5 dispone que los cubanos de 16 años de edad, en el pleno goce de sus derechos políticos, sin estar comprendidos en las excepciones previstas en la Constitución y en la ley, tienen derecho a participar como electores en las elecciones periódicas parciales o generales (cada dos años y medio para elegir a los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular; cada cinco años, para elegir a los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular y a los diputados a la Asamblea Nacional del propio Poder Popular) y referendos (consulta al pueblo sobre un asunto de interés común, tal como fue en el año 2002 sobre reformas a la Constitución) que se convoquen.
    Estoy convencido, amigo lector, que al menos habrás participado en alguno de nuestros sufragios (del latín suffragium, apoyo) activo (para elegir candidatos) o pasivo (para ser elegido como delegado o diputado) en nuestro proceso electoral y así integrar, los elegidos, nuestros órganos de gobierno en sus diferentes instancias.
    Como pincelada histórica al respecto, te cuento que la votación sólo era incumbencia de hombres y las mujeres no votaban. Con el tiempo esta situación cambió radicalmente. Nuestras féminas lograron la igualdad formal en la votación en la década de los cuarentas del siglo XX. En un país de tanta tradición democrático burguesa como la Confederación Helvética o Suiza, las mujeres lograron el derecho al voto en el año de 1971.

  7. Erasmo González Puentes dice:

    Conozco el desarrollo de las elecciones en Cuba y no dudo de su autenticidad, pero me gustaría concer más sobre su transparecnia ¿qué hace el país para segurar el cumplimiento de la legaldiad y para hacer creíble el proceso a nivel internacional?. Sdos.

    • Miladys (ETECSA DTSS) dice:

      El proceso electoral cubano tiene un carácter profundamente democrático, libre de los obstáculos que existen en muchas naciones donde se falcifica la elección de candidatos y los registros electorales. En nuestro país, conforme a lo previsto en el cronograma de las elecciones generales, se realiza la capacitación de las autoridades electorales y a todos los que están vinculados a los comicios desde la base, como lo establece la Ley 72, lo cual se desarrolla previamente a la nominación de candidatos a delegados a las asambleas municipales del Poder Popular. Para garantizar el éxito de los sufragios, se trabaja con antelación para preparar también a las comisiones de circunscripción que organizarán los pasos electorales, el conteo de votos, las propuestas de candidatos y otras actividades esenciales en este ejercicio democrático y participativo, cuyo rasgo distintivo es la absoluta transparencia. Es un proceso democrático y transparente caracterizado por el fácil acceso al registro electoral donde cada joven al arribar a los 16 años automáticamente se inscribe en el registro electoral sin hacer ninguna gestión, ni pagar ningún impuesto; las autoridades electorales entregan el registro electoral a los dirigentes de los CDR para que sean verificados en sus cuadras si esas son las personas que residen allí, después ese registro electoral se pone en lugares públicos al igual que las biografías de los candidatos y así todos podemos revisarlo; las urnas son cuidadas por nuestros pioneros, las elecciones se realizan tranquilas sin violencias, las familias se mantienen preocupadas por el cuidado del colegio electoral; el conteo de votos es público, en él pueden estar presentes los miembros de las comisiones electorales del territorio, los representantes de las organizaciones políticas y de masas, los candidatos y demás ciudadanos que lo deseen. Se abre la urna, se ponen todas las boletas, se contabilizan e inmediatamente se da el resultado, después la Comisión Electoral Nacional, después que terminan los procesos electorales realiza auditorías a colegios electorales al azar.

  8. Marcos dice:

    El delegado de base tiene la tarea má difícil del mundo y eso de que es un agente de camio, ya quisiera él o ella. Me consta que el proceso eleccionario cubano tiene en cuenta a toda la población pero hay que revisar por qué cada vez menos personas quieren ser elegidos en cualquier instancia. No contentarnos con dar cifras elevadas de votaciones y de unanimidad, unanimidad que muchas veces está dada por quitarnos el voto de encima y soltárselo al primero que propongan…Así que esa es una primera pregunta: ¿por qué cada vez son menos las personas que quieren ser elegidas a nivel de base? Luego pudieran venir más. Como electores, ¿sentimos que se nos representa bien? ¿Puede ser mejorado el proceso eleccionario cubano? ¿En qué forma? Las virtudes que le son achacadas a las elecciones en Cuba, todos las conocemos, pero ustedes como autoridades electorales: ¿consideran que le falta algo al proceso cubano? Saludos

  9. Miladys (ETECSA DTSS) dice:

    Muy importante dar a conocer al mundo cómo es el Sistema Electoral Cubano, que conozcan que en nuestro país el que postula directamente es el pueblo en su circunscripción electoral, se convocan las elecciones, se crean comisiones electorales, asistimos a las reuniones donde se proponen y aprueban los candidatos a Delegados; los ciudadanos cubanos bajo nuestra libre y espontánea decisión, proponemos, levantando nuestra mano, a quiénes deben ser nuestros delegados, nada es impuesto, prima la transparencia; las elecciones se desarrollan muy tranquilas, las urnas las cuidan los pioneros y es preocupación de todo el pueblo el cuidado del colegio electoral.
    A nivel internacional vemos la realización de campañas electorales y todo lo que se utiliza en la propaganda, en Cuba la única propaganda es una pequeña cuartilla en la que aparece la foto de la persona y una síntesis de su biografía. No se puede confundir propaganda electoral con campaña electoral. Como parte de la propaganda, se realizan recorridos que organiza la Comisión Electoral por los diferentes territorios y los candidatos conversan con el pueblo, eso no es campaña, la campaña es aquella que hace que muchos pueblos estén inundados de pegatinas, fotos y contiendas ofensivas como sucede en muchos países.
    Esto es algo que muchos no quieren ver pero es la realidad.

    • Ana Emilia dice:

      Cierto Miladys, cada vecino en su comunidad tiene la oportunidad luego de ser elegido el delegado de su circunscripción, de plantear sus inquietudes, problemáticas que afectan el colectivo de vecinos y hasta vertir criterios de soluciones para que sean elevadas y analizadas. De igual forma podemos hacerlo en las oficinas de atención a la población tanto Municipales como Provinciales del Poder Popular con todo el derecho de que se nos responda sin ser cuestionados ni manipulados. En cada rendición de cuenta el delegado informa sobre sus gestiones, por ello debemos elegir a las personas con capacidad de representarnos, apoyarlos y contribuir en beneficio de todos. El delegado trabaja para una vecindad y no en beneficio propio.

  10. Froilán Fontela Oviedo dice:

    En muchos lugares del mundo nadie conoce la existencia del sistema electoral cubano. Los medios de comunicación jamás hacen referencia a ello. Y, en general, existe la creencia extendida, de que existe una férrea dictadura, sin más. Fuera de la Isla nadie se preocupa por investigar un poco más allá de las VERDADES que sus medios dan al respecto. Por eso hoy son muchos más los que conocen de la realidad cubana, de nuestra democracia y del avance de esta Isla.
    Hoy desde los medios cubanos -digitales incluidos- es nuestro deber de forma creativa y sin fórmulas gastadas mostrar al mundo nuestra verdadera democracia, en un país que apuesta por los jóvenes y el pueblo en su derecho universal de elegir a los que mejores le representen, sin fanfarria ni votos comprados por medio.
    Es necesario que en nuestras portadas, noticieros y sitios aparezcan para mí estos principios generales que caracterizan el Sistema Electoral Cubano y que resumen las características de las elecciones:
    • Todos los ciudadanos con capacidad legal para ello, tienen derecho a intervenir en la dirección del Estado, bien directamente o por intermedio de sus representantes.
    • El Partido no propone, no postula ni promueve candidatos, es el propio pueblo, los electores los que tienen esa facultad la que ejercen en asambleas públicas en acto libre y soberano.
    • Inscripción universal, automática y gratuita de los electores en el registro electoral.
    • El voto es libre, igual y secreto y cada elector tiene derecho a un solo voto.
    Esto, amigos del mundo es utopía para muchos de los países que comparten el tercer planeta. Para los cubanos es una realidad, hay que defenderla.
    Gracias a Escambray por tomar la iniciativa de este foro online.

    • Carlos dice:

      Muchos paises del mundo celebran y conocen el sistema de salud en Cuba. Tiene problemas como todo , pero es un buen ejemplo para el tercer mundo.
      Que nadie en el mundo tenga conocimiento del sistema electoral cubano,es por que en si no lo hay, ya que solo hay un partido y este determina todo en la isla.
      Pero bueno una opiniòn contraria no admite el partido y por eso, esto no se publicará.


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.