Periódico de Sancti Spíritus

Parrandas explosivas

escambray, parrandas zaza del medio, parrandas guayos

Las parrandas de Zaza del Medio y Guayos resultaron merecedoras de la condición de Patrimonio Cultural de la Nación. (Foto: Nelson Pérez Estupiñán).

Las fiestas  en los poblados de Guayos y Zaza del Medio están abocadas a la austeridad debido a cambios en la comercialización de los artificios pirotécnicos

 

A pesar de los pesares las parrandas de Zaza del Medio se mueven

Posponen parrandas de Zaza del Medio

 

Sus rostros se iluminan mientras se deshacen en el relato de pormenores: cómo transcurren, cuáles son sus elementos distintivos, el modo en que consiguen o conforman cada uno de los aseguramientos, qué sensaciones los embargan. No obstante, trátese de Guayos o de Zaza del Medio, al final la conclusión es la misma: las parrandas son tan importantes en sus vidas que sin ellas no se imaginan y si alguien las toca, aunque sea con el pétalo de una rosa, ahí están para defenderlas a ultranza.

Debe ser eso lo que explica la coincidencia de varios lectores parranderos en un mismo tema al dirigirse a este medio de prensa en los meses recientes para discordar. Discordar no en cualquier detalle trivial, sino en algo tan intrínseco a esos festejos, pero a la vez tan controvertido y peligroso como la adquisición de artificios pirotécnicos.

¿Qué cambió para que existan inconformidades solo ahora, pese a que ambas parrandas tienen ya, según sostienen sus propios organizadores, entre 90 y 100 años? Se suprimió, nada más y nada menos, la vieja usanza de elaborar dichos elementos empleando los productos químicos que antes aportaban los organizadores y se instauró un método según el cual se suministran de forma centralizada directamente al taller de pirotecnia El Palenque, de Zaza del Medio. En esa instalación se fabrican los diversos tipos de artificios que amenizan con sus luces y efectos sonoros no solo los festejos de la provincia, sino también los de otros poblados que adquieren allí idénticos productos.

Después de su reconstrucción total a raíz del accidente ocurrido el 3 de febrero del 2014, del cual resultaron fallecidos dos trabajadores de la fábrica, la Empresa de Producciones Varias (Emprova), a la que pertenece el taller, estableció contratos con la Empresa Cubana Importadora de Productos Químicos, proceso en el que median especialistas en explosivos del Ministerio del Interior que deben certificar la mercancía. La labor de ese órgano resultó imprescindible en el esclarecimiento tanto de ese hecho como de otro similar, aunque de mayor envergadura, acaecido en 1987 en una instalación con el mismo propósito que existió en Guayos y en el que nueve trabajadores de la misma perdieron la vida.

No se extrañe el lector poco avezado en el asunto: lo que tiene por fin alegrar, divertir y hasta llevar al éxtasis a las personas más apegadas a la tradición tiene también de fondo un alto componente de peligro, dado el carácter inflamable de la pólvora —su principal agente—, y la naturaleza explosiva de algunas sustancias químicas empleadas en el proceso. A pesar de ello, durante cuatro décadas allí mismo en Zaza se realizaron prestaciones de servicios con el uso de la materia prima aportada por el cliente, lo cual representaba, según Luis Alberto de las Casas, administrador del taller y quien ha permanecido en el mismo por más de 20 años, un riesgo de muerte.

“Ellos adquirían los productos legalmente entre comillas y se aceptaban, digamos que eran comprados, pero el que lo vendió barato en su fábrica, por poner un ejemplo, utiliza ese componente para hacer pintura y no le da el mismo tratamiento ni tiene el mismo cuidado que nosotros aquí. Puede que se haya embarrado de algo, contaminado. Nosotros podemos cumplir con todo, pero hay un factor desconocido”, detalla Luis Alberto, quien respecto al accidente de hace tres años y medio afirma: “El mal vino de afuera”.

No es que los parranderos cuestionen el nuevo mecanismo en sí (aunque se dice que también los hay), sino el alza de los precios para cada uno de los artificios aparejada al desembolso de recursos que antes no ponía la Emprova. Vale aclarar que ellos siguen aportando otros componentes, como güin de caña, casquillo e hilo. Algunos discuten el hecho mismo de estar subordinados a esa entidad y abogan por el regreso a las direcciones de Cultura, donde serían, presumen, mejor entendidos y lograrían fichas de costo diferenciadas de las que rigen las ventas con destino a otros tipos de festejos.

Tanto en Guayos como en Zaza del Medio sienten el orgullo de que sus festividades resultaran merecedoras de la condición de Patrimonio Cultural de la Nación, como parte del Complejo de Parrandas de la región central del país. Pero no les basta con tamaño mérito: albergan también la esperanza, para muchos convertida en certeza, de que lograrán la declaratoria como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, fin para el cual ya fue entregado el expediente de rigor ante la Unesco.

Sin desconocer el gran apoyo que de un tiempo a la fecha vienen recibiendo de las estructuras de Gobierno y con un deseo desesperado de que se escuche su reclamo, los más acérrimos defensores de esas fiestas ponen la teja antes de que caiga la gotera. “Yo lo que quiero es que no desaparezcan, y no hablo de mantenerlas con una reducción tan importante en cuanto a pirotecnia que no se reconozcan, sino de salvar su esencia como evento competitivo. Fueron las parrandas el motivo por el que entró a Cuba la pirotecnia, traída desde China”, recalca Javier Carmona, presidente del barrio Oriente, en Zaza del Medio.

En marzo pasado, cuando celebraron la centuria de sus fiestas, la mayoría de los artificios de marras los compraron en Chambas, aportando los componentes químicos, pero tras la misma inspección nacional que tuvo loas para la fábrica zaceña a la avileña le decretaron el cierre y para las celebraciones de ese poblado, celebradas en agosto, debieron encargar su pirotecnia en Zaza.

Si se mira calculadora en mano el incremento de precios para cada renglón no resulta significativo, pero cuando se multiplica por miles o decenas de miles los números aumentan. Solo en voladores de tablero las fiestas de un barrio demandan no menos de 100 000 unidades. En El Palenque argumentan que para la garantía de cuidarse la vida y los clientes no tener que invertir en químicos no es tanto el aumento.

Nadie ha proscrito las parrandas, pero queda claro que estando atadas al autofinanciamiento que las obliga a depender casi de contribuciones externas existen dos factores susceptibles de ser replanteados: el desmedido crecimiento en el uso de la pirotecnia derivado de la competencia y las fichas de costo cuando se trate de ese fin en específico.


Comentarios

18 Respuestas to “Parrandas explosivas”
  1. Carlos Alberto dice:

    No se trata de escribir y ya Cadillac,si no de ir a los lugares pertinentes con tiempo de antelación a las fiestas,quejarse en los lugares pertinentes,nadie va a ir a defender lo que les toca hacer a ustedes,salvar esa fiesta esta en sus manos,más sólo no se va a resolver el problema.

    • el vivingo dice:

      Los fuegos artificiales en las parrandas o en cualquier festejo se deben regular, es mi opinión, las parrandas se convierten prácticamente en una competencia pirotécnica, y si no se toman las medidas para proteger la vida de las personas se deberían suspender.
      A fin de cuentas qué más da que desaparezcan los fuegos artificiales si en SS enterraron el Santiago, es duro decirlo pero de Santiago espirituano no queda nada y cada vez que se cambia la dirección de la provincia se destruye un poco más, triste muy triste lo que está sucediendo en SS.

      • Evis Ginarte dice:

        Concuerdo enteramente con usted,las parrandas son una competencia a ver quién tira más fuegos artificiales, ellos mismos lo reconocen en las declaraciones para ese trabajo, amén de que en realidad se hagan otras cosas para el divertimento del pueblo. ¿Los muertos por explosiones no cuentan acaso?
        Y lo de que con cada nueva dirección de la provincia el Santiago pierde un poco de sus raíces, también tengo esa apreciación.

  2. ardiel dice:

    y todo este montaje es para preparar el terreno porque las van a suspender????
    que se les ve el plumero!!!!!!!!!

  3. Carlos Alberto Guayos. dice:

    Soy el autor responsable de toda esta Explosión Parrandera del día de hoy, en innumerables ocasiones escribí a la redacción de Escambray para que Delia Proenza quien hace mas menos dos años publicara todo lo relacionado con la reparación y demorada puesta en marcha de la pilotecnica zazeña, investigara y publicara en esta ocasión el porque de esta situación con el encarecimiento de los fuegos de artificios para estas fiestas.
    Mi ultimo reclamo fue en una fecha muy temprana del año, 7 de marzo si mal no recuerdo y abogaba por una respuesta justa de los medios a tan descabellada idea de encarecer estos elementos tan distintivos de las fiestas parranderas de la región central.
    Afortunadamente la respuesta aunque no fue en la columna de cartas a los lectores se hizo sentir desde el dia de ayer y aunque no se menciono mi nombre,no lo creo necesario, desde el anonimato se hacen grandes cosas, creo que se explico muy bien la situación, respuesta que no satisface a los parranderos pero por lo menos se esta trabajando por resolver la situación creada por la EMPROVA en la provincia Espirituana, solo el encarecimiento de los fuegos lograra encarecer mas las fiestas, el pueblo continuara reclamando lo que siempre ha sido habitual, y alguien tendrá que satisfacer esa necesidad, ya se MAS CARA O MAS BARATA, el pueblo y su fiesta no pueden continuar siendo los afectados, mas cuando tienen un valor tan importante y ostentan y ostentaran una condición mayor, creo lo mejor sera bajar los costosos precios y así se economizaría mas y el pueblo seria el beneficiado
    No pueden los directivos de la EMPROVA cobrar tan elevado costo por un servicio que al final no brindan completo, pues no cuentan con recursos para la confección completa de los artificios,de quienes se ven obligados a comprarle por ser los únicos vendedores, reciben hilo, papel, guines, casquillos y otras materia primas y aun asi despues les cobran caro el producto terminado, algo así, como una guataca todo para mi.
    No queria apartarme del tema sin hacer saber a esas dos personas que de Yaguayay escribieron que todos sabemos la antiguedad y la historia de Las Parrandas, mucho mas, si somos parranderos de pura cepa, y visitamos todas las Parrandas de la region central y norte de Cuba, solo hacerles saber que las TRADICIONES NO SE RESCATAN, SE CONSERVAN,y que desdichadamente Yaguajay y Mayajigua, dejaron morir hace tiempo su tradición mayor, cuando uno defiende con garras, uñas y dientes lo que ama, eso se conserva, mas en Yaguajay hace mucho tiempo no se ama La Parranda, lo he vivido en cada edición que he participado y lo he notado en su gente, cuando se quiere se puede, Yaguajay no es diferente, es un municipio mas, como lo es Cabaiguan y Taguasco, que les impide hacer una buena parranda,solo tres cosas que allá faltan, AMOR,PASIÓN y ENTREGA, comiencen y veran resultados, en la unidad esta la fuerza, Alguien sentencio un día PERDURA LO QUE UN PUEBLO QUIRE.

    • Delia Rosa Proenza Barzaga dice:

      Agradecemos su criterio, Carlos Alberto. Dos aclaracione: Usted no fue el único que escribió a Escambray y yo no fui quien abordó la reparación de la pirotecnia de Zaza; de aquel tema, lastimosamente, solo me tocó el reporte del segundo de los fallecidos.
      Ah, sí, atiendo la sección de correspondencia, que tiene una política ajustada a la amplísima diversidad de temas sobre los cuales no escriben, la disponibilidad de espacio y la trascendencia de cada asunto.
      Reitero el agradecimiento

      • Carlos Alberto dice:

        Cuanto me alegra que mas personas hayan enviado misivas quejandose por la situación,pq muchas misivas q envie y no veía la luz de la respuesta,no recordaba exactamente más creía era usted la que público en aquella ocasión,de echo cosas que nunca llegaron a cumplirse, como le informaron y mintieron a la redaccion los directivos de la EMPROVA de Taguasco,solo pido que de una vez se resuelva esta situación con la Politécnica de Zaza del Medio,ella salió y fue creada por Las Parrandas,más ahora no responde a los interese de esta, y hasta el MININT decide en la pilotecnica,hasta cuando será el maltrato con nuestras fiestas?Nadie da una respuesta ni le pone fin al problema,el gato continúa sin cascabel.

        • Lalo Tejeda dice:

          Ohhh, ¿pero cómo van a cuestionar el que el Minint decida en la pirotecnia, si los explosivos son cosa seria? Si hay heridos o fallecidos, es el Minint quien debe aclarar las causas, procesar a los responsables. Un asunto que puede catalogarse, pienso yo, como de seguridad de la ciudadanía, porque hay vidas implicadas en todo esto y eso ya se conoce bien, claro que es y debe ser competencia del Minint.
          Creo, desde mi modesto punto de vista de jubilado que lee algo, que las amenazas a las vidas de las personas no se deben mezclar con el apasionamiento de parranderos que sienten por su festividad, pero también compiten con el uso de sustancias peligrosas.
          ¿Será que no se entiende lo que dice ese trabajo, con todas sus letras?

  4. Reydel de Zaza dice:

    Muy bueno que la prensa se interese por reconocer los valores de las fiestas tradicionales de la provincia, una aclaratoria a los parranderos de Yaguajay, longevidad en el surgimiento de su fiesta no se traduce en sinónimo de arraigo popular y esplendor en su celebración, creo que los pobladores de este municipio deben luchar más por su fiesta y dejar solo las justificaciones amparadas en el facilismo gubernativo. Soy de Zaza del Medio y he vivido de cerca como cada habitante defiende la parranda a capa y espada, también reconozco el esfuerzo de muchos compañeros que dan su grano de arena para que esta fiesta brille y sea única entre tantas, inclusive ayuda desde el extranjero, coterráneos que donan de su trabajo elementos que embellecen la fiesta, muchos pirotécnicos, decoradores, proyectistas que cobran menos por su trabajo para que salga más, son muchos elementos. Me enorgullece decir que gracias a eso es el único pueblo parrandero que nunca minimizó el tamaño de sus carrozas ni en los momentos peores del período especial, respecto a la pirotecnia, que se tira más fuego que en otros lugares y se justifica con que la pirotecnia o taller la tenemos en nuestro pueblo, también es verdad, pero ello se ganó con muchos años de trabajo y formación de las nuevas generaciones para que no dejaran morir el arte de confeccionar los fuegos artificiales, así el pueblo vibra de emoción cuando en las calles de Zaza se estremecen de cientos de miles de voladores, sin importar los efectos secundarios. Muchas gracias a la periodista por interesarse en este tema, hay mucha historia y tradición escondida en las calles solitarias de este pequeño pueblo, que se publiquen más artículos relacionados.

    • Pepe dice:

      Reydel muy precisa su acotación en torno a las Parrandas de Yaguajay y los parranderos.Los conoce usted muy bien.Me ahora escribir .

    • Delia Proenza Barzaga dice:

      Gracias, Reydel, por su reconocimiento a la indagación sobre un tema que me era casi ajeno y logró apasionarme en el transcurso de las averiguaciones.
      Solo no comparto la afirmación suya de que “el pueblo vibra de emoción cuando en las calles de Zaza se estremecen de cientos de miles de voladores, sin importar los efectos secundarios”. Es adorable que el pueblo vibre, de verdad siento respeto hacia los parranderos que defienden su tradición, solo que, si hay muertes como consecuencia de algún descuido, esas muertes deben contar. La vida es, al final, el más elemental de los derechos, pero no creo que usted se refiriera a eso cuando escribió, así que no creo haya contradicción.

  5. Jerlys_Guayos dice:

    Antes de comentar el artículo quiero responder a Importante y a Cadillac. Soy nacido en Guayos, criado en Guayos y ojála la vida me depare la dicha de poder ser enterrado junto a mis seres queridos en mi cementerio de Guayos. ¿Qué quiero decir con esto? Que siento y vivo la Parranda como el que más, que no imagino ni acepto la vida sin ellas y las defiendo a capa y espada. Hay quienes van aún más lejos que yo y sangran literalmente por la Parranda.
    La Parranda no se basa en gratuidades, mi primo Carlos Alberto Cáceres y Yeidel Hernández fueron al Consejo de Estado, a Patrimonio, a la Oficina del Historiador Eusebio Leal, etc defendiendo y buscándose problemas con el Gobierno local de Sancti Spiritus, con Cultura y con el diablo y la vela para lograr el reconocimiento de nuestras Parrandas de Guayos. Resumiendo, y para no irme del hilo: Del aire no van a caer las cosas, arañen, hagan campaña, documentales y muevánlos por los niveles superiores, búsquense problemas y suden, pobladores de Yaguajay, solo así podrán tener el resultado que según veo, muchos quieren y sienten.

    Para comentar el artículo:
    Estoy totalmente a favor con el aumento de las medidas de seguridad en las pirotécnicas. No porque los voladores se hayan hecho de forma artesanal y en menores condiciones durante más de 200 años en Cuba quiere decir que no vamos a sumarnos a la inciativa de hacer más seguro el proceso para todos. Recuerden que se tratan de vidas humanas y yo si he tenido la amargura de sufrir, aunque no en carne propia, el luto de muchas familias guayenses por los accidentes en la pirotécnicas. Si el ser humano no se desarrollara y mejorara aún viviéramos en cuevas. El aumento de la seguridad tanto en los procesos como en las instalaciones donde se elabora el fuego de las Parrandas es muy necesario. Ahora, lo que no es necesario es encarecer un producto que se elabora a partir de materias primas en su inmensa mayoría nacionales. Lo que no es necesario es que AHORA se dieran cuenta que “hay problemas” en la pirotécnicas. Ahora no “socio”, siempre los ha habido y la solución no es cerrar todas las pirotécnicas hasta que no estén en óptimas condiciones de seguridad. Controla, vela, aumenta la seguridad pero el cierre total de las instalaciones hasta que concluya un proceso inversionista que puede extenderse hasta un año o más no es la solución más eficiente creo yo, porque además de atentar contra el principal componente de la Parranda, el volador, deja en una posición de 0 alternativa para su adquisición que no sea la fábrica de Zaza. O sea, los precios en Zaza están super elevados, sin competencia o lo que es lo mismo, sin alternativas de adquisición que no sea ahí, ¿ustedes creen que la Emprova va a bajar los precios, ahora que están de “machos” como decimos los cubanos? Por supuesto que no. A no ser que se eleven como coro las protestas de todos los parranderos. No digo más.

    • cadillac dice:

      amigo se ha hehco DE TODO lo que tu dices por las Parrandas de Yaguajay, documentales, cartas, videos en fin de todo…pero la historia del por que las quitaron o dejaron de darlas es larga, te dire que la solucion a un problema que no voy a tocar por aca, fue suspenderlas, dejarlas de dar o se abotar el sofa por la ventana…DEL CIELO no caen las cosas aquis e sabe, y DEL CIELO NO CAIAN solo que se tomaron decisiones muy mal tomadas…

  6. Cadillac dice:

    Siempre que hablan de las Parrandas en esta provincia mencionan a Zaza del Medio y Guayos, sin embargo son las parrandas de Yaguajay las mas antiguas y tradicionales que por muchas circunstancias que merecen un buen reportaje, han caido al olvido y que para poder celebrarlas cuando las hacen es una verdadera odisea….

  7. Importante dice:

    Sabrá la periodista del articulo que en Yaguajay se hacen parranda y son mas antiguas que la de esos lugares que trato su escrito, pero por una mala proyección de la provincia y el municipio han caído demasiado y es un tema que nivel nacional debería de controlarse como una fiesta tradicional.

    • Delia Rosa Proenza Barzaga dice:

      Lo sabe, compañero ¿Importante? Lo leyó en la relación de lugares de la región central que tienen parrandas y están incluidas, según tiene entendido esa periodista, en ese grupo que aspira a la Declaratoria . Solo que, como usted mismo dice, “han caído demasiado” o, como dice el compañero de arriba, “han caido al olvido y … para poder celebrarlas cuando las hacen es una verdadera odisea….”. Es decir, no son sistemáticas. Podrían merecer otro trabajo, ciertamente.
      De allí no se quejaron al periódico, no sabemos si les dolerán menos o qué. Pero su pregunta queda respondida.

      • cadillac dice:

        Delia…venga a Yaguajay investigue, entreviste hable con los Parranderos y sabra que paso y pasa con las parrandas en Yaguajay,…hagalo…sera un interesante articulo

      • cadillac dice:

        ahhh olvide, hace un tiempo atras, con un amigo presidente de un barrio escribimos cartas a periodicos entre ellos escambray, enviadas por email, jamas fueorn publicadas en ninguno.


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.