Tormenta Harvey mantiene amenaza sobre Estados Unidos

Nueve personas murieron en el estado de Texas como resultado de la tormenta tropical Harvey

Huracán Harvey, Estados Unidos, Texas, Lousiana
“Harvey” tocó tierra en Texas con vientos superiores a 215 kilómetros por hora.

Al menos nueve personas murieron en el estado de Texas como resultado de la tormenta tropical Harvey, que mantiene su embate con lluvias fuertes e inundaciones catastróficas.

De acuerdo con el diario The Washington Post, esa cifra de víctimas mortales incluiría seis fallecimientos en el condado de Harris, al cual pertenece la ciudad de Houston; uno en la localidad de Rockport, cerca de donde Harvey tocó tierra como huracán categoría cuatro el viernes; y otro en La Marque, cerca de Galveston.

Las autoridades esperan que el número aumente a medida que continúan los esfuerzos de rescate y sigan las precipitaciones, con ríos en ascenso y crecientes inundaciones en toda la costa del Golfo.

Según los expertos, partes de Texas y Luisiana podrían recibir hasta 500 milímetros adicionales de lluvia para el jueves, mientras el Servicio Meteorológico Nacional calculó que ya cayeron 760 milímetros en el área de Houston, la cuarta ciudad más poblada del país.

Cerca de 2 000 personas han sido rescatadas y muchas más aún necesitan ayuda, al tiempo que el número exacto de víctimas y la destrucción causada por Harvey permanece incierto en Texas y Luisiana.

Los funcionarios estimaron que más de 30 000 residentes serán forzadas a abandonar sus hogares, a la vez que 450 mil podrían necesitar algún tipo de asistencia por desastre.

No estamos fuera de peligro todavía, Harvey sigue siendo una tormenta peligrosa e histórica, expresó este lunes la secretaria interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke.

Harvey, que regresó al mar este lunes, tuvo una ligera intensificación, con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora, y se mueve de forma muy lenta al sur de Texas, a una velocidad de seis kilómetros por hora.

Según el Centro Nacional de Huracanes, el ojo del organismo se mantendrá en las aguas del Golfo de México hasta el martes por la noche, y el miércoles volverá a dirigirse hacia el interior del estado por un punto más próximo a Luisiana.

Por su parte, la Agencia Federal de Manejo de Desastres divulgó que tiene unos ocho mil 500 funcionarios distribuidos por las zonas impactadas de Texas, y que empezará a procesar las solitudes de asistencia federal en los 18 condados bajo la calificación de desastre.

Asimismo, informó que destinará más de 3 000 millones de dólares de su fondo a atender a los afectados por este fenómeno meteorológico, aunque la mitad de ese dinero debería ir a damnificados de eventos anteriores.

Advierten sobre peores efectos de Harvey en Luisiana
 
El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, advirtió este lunes a los residentes de ese estado norteamericano que lo peor está por venir en cuanto al impacto y los efectos de la tormenta tropical Harvey.

Las fuertes bandas de lluvia del organismo azotaron el suroeste del territorio este lunes y aumentaron los temores de efectos catastróficos mientras el gobernante dijo esperar que la amenaza se eleve cuando las bandas de lluvia se concentren más sobre Luisiana. ‘Esto va a durar varios días’.

A medida que el sistema recupera algo de fuerza en el Golfo de México, los pronósticos indican que las lluvias torrenciales, y las consiguientes inundaciones, golpearán el sur del estado durante miércoles, jueves y viernes.

El presidente, Donald Trump, emitió este lunes una declaración de emergencia federal para los condados de Beauregard, Calcasieu, Cameron, Jefferson Davis y Vermillion, después de que Edwards le hiciera ayer esa solicitud.

Según un comunicado de la Casa Blanca, la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias está autorizada a identificar, movilizar y proveer a su discreción equipos y recursos necesarios para aliviar los impactos de la emergencia.

En una misiva enviada al mandatario, el gobernador le manifestó que Harvey está causando graves afectaciones a lo largo de la costa del Golfo, “y estamos esperando un daño significativo, particularmente en el suroeste”.

Trump tiene previsto visitar este martes las zonas de Texas golpeadas duramente por Harvey, que tocó tierra el viernes por la noche en ese territorio como un huracán de categoría cuatro en la escala Saffir-Simpston, de un máximo de cinco.

El gobernante republicano dijo que también podría regresar a la región el sábado y detenerse en Luisiana.

Aunque el centro del organismo salió este lunes a las aguas del Golfo de México, donde deberá permanecer hasta la noche del martes, se adentrará en el país nuevamente el miércoles en algún lugar cerca de la frontera entre los dos estados.

Luego se prevé que se mueva de forma lenta hacia el noreste a través de Luisiana y Arkansas como una depresión tropical desde el jueves hasta el sábado.

De acuerdo con la cadena ABC, si bien el primero de esos territorios no enfrenta una amenaza similar a la catástrofe registrada hasta el momento en Texas, las imágenes de las inundaciones en Houston revivieron recuerdos dolorosos para los sobrevivientes en 2005 del huracán Katrina, que dejó más de 1 800 muertos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.