Periódico de Sancti Spíritus

Yulieski Gurriel y Orlando Ortega: dos gestos, una bandera

Yulieski Gurriel, Orlando Ortega, deporte, Cuba

Mientras Ortega prefirió festejar su plata envuelto en la bandera española, Yulieski agasajó su triunfo con la cubana.

Orlando Ortega festejó su triunfo envuelto en la bandera española; Yulieski, en la cubana

La bandera “equivocada”

Los hermanos Gurriel y la fábula del Quarter Horse

Envuelto en una bandera cubana en medio de Los Ángeles, Estados Unidos, Yulieski Gurriel Castillo festejó el triunfo de los Astros de Houston en la Serie Mundial de la Mayor League Baseball (MLB) y disparó un jonrón de simbolismo.

El gesto no pasó inadvertido para muchos cubanos, atentos como pocas veces a los hilos de lo que se reconoce como la meca del béisbol mundial.

Muchos recordaron un gesto diametralmente opuesto, protagonizado por el vallista cubano Orlando Ortega en las Olimpiadas de Río de Janeiro, cuando tras ganar medalla de plata en los 110 metros con vallas dejó tirada en el piso la bandera cubana y fue corriendo a buscar la española, que ahora defiende.

Una cosa es irse del país por cuestiones personales y otra, renegar de su tierra, al estilo de Ortega.

Más allá del gesto, pesan también las palabras. Mientras el vallista explicó que “me dieron la de Cuba, pero estaba buscando la de España como un loco”, al referirse a la bandera, Yulieski dijo sentirse “contento y darle un saludo a mi Cuba linda”.

Bastarían las dos frases y todo estuviese dicho si tales sucesos no entronizaran en la polémica actual en torno a lo cubano, la cubanidad y la cubanía.

Dejo a los expertos la disquisición filosófica. Para el caso que me ocupa, valdría decir que Cuba no se carga ni en una maleta, ni en una lancha, ni en un avión. Se aloja en el corazón de la gente y suele atarse con lazos indestructibles, más allá de leyes, diferencias políticas o de criterios.

Por eso la Serie Mundial cala entre los cubanos. En el corazón de Sancti Spíritus las personas la vivieron mientras la seguían en las pantallas del Ocio Club, de los hoteles y hasta gastaron de sus bolsillos para inundar las zonas wifi.

No reconocer esa verdad sería seguir la típica postura del avestruz, que en nada nos ayuda. Si desde hace rato los cubanos saben de la ofensiva del pequeño Altuve, de las más de 100 millas de Chapman y hasta del gesto mal interpretado de Yulieski con el japonés Yu Darvish, que le costó una multa de más de 300 000 dólares, es porque siguen la pelota de las Grandes Ligas, aunque nuestras pantallas se inunden de fútbol a toda hora o se malgasten los horarios con equitación y patinaje sobre hielo.

No puede ser de otra manera cuando en pleno siglo XXI Internet conecta al mundo. Y eso, si me preguntan, es bueno. Quienes se asoman a la temporada de las Grandes Ligas desde Cuba lanzan otro mensaje igualmente simbólico: al cubano el béisbol le corre por las venas.

Esa propia realidad ha hecho que para los medios cubanos ya este béisbol no sea “el coco”, aun cuando han de derribarse otros muros. Lo dice la cobertura que da la prensa nacional, sobre todo Cubadebate y Radio Rebelde, a las estadísticas de ese béisbol.

Muchos esperaron que después de trasmitir partidos de la temporada regular de la MLB, su Serie Mundial llegara en vivo y en directo a través de la televisión como los juegos de la Champions League. Mas, aunque a destiempo y diferida al menos llegó. Del lobo un pelo.

Nadie quiere que se vayan los atletas y todo sería mejor si la injusta política del bloqueo norteamericano no impidiera a los cubanos jugar bajo la rúbrica de su país. Incluso, si de preferencias se trata, quisiera ver a Yulieski, Pito Abreu o Yasel Puig con la franela del Cuba, de Sancti Spíritus o de Cienfuegos.

Pero la mentalidad ha de ser otra en un entorno marcado por la globalización generalizada y mucho más cuando Cuba acaba de anunciar su política de puertas abiertas a quienes se marcharon de este país aun en la ilegalidad como la mayoría de los peloteros o los deportistas.

Para mí no está reñida la pasión de los cubanos por las Grandes Ligas con la pasión que todavía despierta la Serie Nacional que, en esta versión 57, ha halado más afición a los estadios y a la polémica.

Nuestra pelota no se va a hundir porque la afición siga las Grandes Ligas. En todo caso puede ser mejor si la propia familia beisbolera cubana sabe aprovechar la ventaja de tener una especie de “escauteo” directo para beber de maneras de jugar y mentalidades de juego, que, sin llegar a ser perfectas, sí ilustran otras formas de asumir el béisbol, al margen de los millones que amparan a la Gran Carpa.

Tampoco esquivar la Serie Mundial y el interés que despierta en la isla va a determinar que el éxodo de peloteros sea mayor o menor.

Lo del béisbol para los cubanos traspasa las fronteras ideológicas y se instala en la emoción. Repito: nadie quiere que se vayan, mas el hecho de que varios peloteros cubanos hayan podido sobrevolar la alta varilla de las Grandes Ligas explica, en primera y última instancia, la calidad de nuestro béisbol.

Y vuelvo a la parábola Yulieski-Ortega. Mientras el vallista blasfemó tras su medalla de plata olímpica: “Estoy muy orgulloso de haber puesto el nombre de España bien alto”, Yulieski reconoció el potencial del deporte cubano ante una pregunta de ESPN sobre su desempeño: “Me ayudó mucho mi experiencia en Cuba, fueron 15 años en el equipo nacional y muchas batallas, eso me ayudó a no asustarme con esta postemporada, ya que se vive muy intenso aquí, es increíble, la adrenalina todo el tiempo está al ciento por ciento y de verdad que si no hubiera estado en Cuba, creo que me hubiera sido muy difícil”.


Comentarios

32 Respuestas to “Yulieski Gurriel y Orlando Ortega: dos gestos, una bandera”
  1. Rigo dice:

    Somos cubanos por nacimiento, hay unos que se sienten mas cubanos que otros por la forma en que actuan y piensan, nadie es mas cubano que nadie, alli transcurrio nuestra infancia, nuestra adolescencia y un dia, ya adultos, decidimos emigrar haciendo uso de la libertad de actuar o elegir. eso no quiere decir que perdamos nuestra nacionalidad, Quien?? (bajo que justificacion y con que derecho) puede quitarnos la ciudadania cubana.

    Es tan cubano Puig como Cepeda, tan cubana fue Celina Gonzalez como Celia Cruz, tan cubanos son los 10.5 millones que hay en Cuba como los 1.7 que estamos aca en Estados Unidos o los 0.7 millones que se reparten desde España hasta Australia, pasando desde la A hasta la Z y recorriendo el globo terraqueo de este a oeste y de norte a sur, porque eso si, hay cubanos hasta en Groenlandia.

    La politica y el deporte son como el aceite y el vinagre, no tratemos de mezclarlo que no se van a mezclar, son diametralmente opuestos, pruebas hay mas que suficiente.

    Me gusta leer la prensa, la prensa te nutre, te actualiza, pero me duele que la prensa no aproveche el momento para reflejar y mayorar el exito del deportista y se vaya a los extremos, a otros temas que pudieran ser tocado en otro momento y en columnas del quehacer politico.

    Hubiese preferido no meter a Ortega en el potaje en este momento y leer un buen titular que dijera: Enhorabuena, El “Yuli” de todos, hoy tiene un anillo de Serie Mundial, tan houstoniano, como espirituano., tan de un Sancti Spiritus despeinado por Irma, como un Houston embriagado por Hartley, Felicidades y mucho Exito.

    Y entonces hablar todo lo bueno y malo del Yuli en esta Serie Mundial y en la temporada, pero no solo del Yuli, tambien hablariamos de Puig, de Chapman, de Pito, de Kendry (el de Fomento), de Adeiny, de Iglesias, de Aledmis, de Roenis, de Cespedes, de Despaigne y de muchisisimos peloteros que nos hacen sentir orgullosos de ser Cubano, pero Ortega, Ortega no viene al caso, otro dia sera su dia. Hoy disfrutemos del exito del Yuli como el gallo mayor, hoy nos regresa la alegria que no nos dios con Sancti Spiritus, disfrutemosla y reconozcamosla.

    • ABEL dice:

      Hoy disfrutemos del exito del Yuli como el gallo mayor, hoy nos regresa la alegria que no nos dios con Sancti Spiritus, disfrutemosla y reconozcamosla.
      BONITAS las palabras de Usted, pero………………esa alegria que la gozen los que estan ALLA, donde el quiso darla, mejor hubiera sido que se quedara ACA, Y con ORGULLO LA DISFRUTARIAMOS, no Niego que aca la disfrutan , cada Pelotero, cada Cantante o persona que Sobresalga que logre PREMIOS fuera de Nuestro PAIZ,
      cada cubano la dsifruta, PERO………………. ESTE pelotero, hizo cosas que decepciono a un millon de Fans que el tenia aca en CUBA.

      • Rigo dice:

        Hizo cosas??

        Cada quien es dueño legitimo de su futuro y responsable de sus actos.

        Yo en lo personal no soy fans a Yuli, me gusta seguir el beisbol y el deporte sin fanatizarme con tal o mas cual, soy fans de la buena practica del deporte, sobre todo si de beisbol se trata, disfruto el buen jugar tanto de Yuli, Bregman, Correa, Altuve y demas en el Minute Maid durante la Serie Mundial (por la TV), como de un Santi Spiritus vs Santiago de Cuba en la “Bombonera de SantiLe” desde las pocas gradas que tenia bajo un sol radiante y enfrentando a los Kindelan, Pacheco, Godinez, Jorge Garcia, Fausto y compania, incluso perdiendo (por que en aquel entonces no le ganabamos a nadie)

        Pudieramos escribir un libro del desempeño del Yuli con SS, es verdad que nunca fuimos Campeon, pero siempre fuimos dignos rivales y pusimos el beisbol de SS a muy Buena altura, fue una generacion muy talentosa que junto a Cepeda, Eriel, Aragon, Isis, Ifreidy y demas no podemos olvidar, antes de Yuli solo una vez fuimos campeones y despues de irse de SS, estamos del 12 para atras, entonces hay merito mas que suficiente, honor a quien honor merece.

        Jugo como 15 años en Cuba dio todo de si por SS, por Industriales y por el Cuba, nos dio alegrias y tristezas, en todas las categorias, jugo en Japon y tambien fue un digno representante, luego decidio probarse en las Grandes Ligas y hoy es Campeon.

        Me pregunto: Por que han de estar decepcionados ese millon de fans que usted menciona??

        Porque se fue pa’ALLA, discrepo, un ejemplo hoy Messi y Cristiano son idolos en Argentina y Portugal y hace rato que no viven alli, Puerto Rico disfruta el exito de Correa y Venezuela el de Altuve y no le reclaman que viva ACA o ALLA, simplemente se centran en el deporte, en el exito en el deporte y ahi Yuli es el orgullo de muchos y la envidia de otros tantos. Yo me incluyo en los que sienten orgullo.

  2. ariel dice:

    Pues si el orgullo patrio importara tanto al gobierno cubano, por que no reconocen como cubanos a los niños nacidos en el extranjero? Por que somos obligados por ley a adquirir otra nacionalidad que no sea la cubana natal? Es muy fácil usar a la patria solo para escribir consignas, como en este artículo. La patria la han denigrado mas, mucho más, aquellos del gobierno a quien este artículo no se atreve a nombrar.

    • cuco dice:

      Sabia usted que la ley que que elimino hace unos dias Cuba para que los niños nacidos en el extranjero de padres cubanos no tengan que recidir un tiempo en el pais para adquirir la ciudadania y documento de identidad databa de 1944, Decreto Presidencial No. 358 de 1944 “Reglamento de Ciudadanía”.

    • jotaefe dice:

      No he visto comentario más ridículo, mijo lee la prensa con fin de informarte que falta te hace y no de criticar!!

  3. jose dice:

    lo mas importante es la necesaria politica en el tema del beisbol hacia dentro todo lo otro es fruto de esta sin embargo el camino con respecto al tema sigue siendo incoherente

  4. Yayi dice:

    Lo que resulta increíble es que ahora se reconozca la trascendencia de nuestros peloteros en la MLB. Ud. misma en más de una ocasión renego de nuestros propios deportistas e intelectuales que abandonaron el país para probarse en ligas extranjeras, beisbolistas como Maels, y otros que, salieron para poder expresar sus cualidades artísticas sin freno y sin censura a su ideologia y motivaciones.
    Y ahora qué? Perdonado el Yuli y Gente de Zona, se hará lo mismo con los Duke, Kendry, o el mismísimo Maels, que le arrancamos el brazo con nuestro equipo SS? Perdonarán a Celia Cruz y tantos otros? Rectificar es de sabios, aunque queden en la memoria de estos últimos 50 y tantos años infinidad de errores y hechos literalmente imperdonables cometidos por personas oportunistas y negligente equivocados, incluso de mala fe.

  5. Esmer dice:

    Elsa, Ortega compitió por España y lo más justo es que habiendo adquirido la nacionalidad española festejase con la bandera de España. Creo qi e esto no le quita cubania ni le aclaré el color moreno de su piel.
    Yuliesky es ciudadano cubano. Aún no tiene nacionalidad de Estados Unidos y no sabemos si la quiere. Es lógico que festejara con la bandera cubana yv mucho más sabiendo que millones de cubanos siguen ese baseball dentro y fuera de la isla.
    Realmente no veo la grandeza por hacer eso.
    Por qué no mostró una chamarra de los gallos cuando abandonó a ss para irse a jugar con industriales?
    Si, esa, la de los gallos, la de su patriia chica.

  6. Raul dice:

    pues yo lo entiendo absolutamente todo ????????? Elsa se está refiriendo a un caso puntual, la Serie (que a mi no me gusta llamar mundial) y la participación en ella de un pelotero espirituano, que como ella bien dice, es un ídolo en Sancti Spiritus, y no decirlo es adoptar la postura del avestruz, que tiene que ver esto con los demás, y a quien o como se llama al que le están faltando el respeto.

  7. Jose Jose dice:

    No veo lo criticable en la actitud de Orlando. Estaba jugando como parte de la selección espanola y al ganar, lo logico es que exhiba la bandera del pais que esta representando. La critica sobra. Lo hizo bien y no por ello deja de sentirse cubano. Estoy seguro.

    • jotaefe dice:

      Si socio, pero la bandera cubana, tu bandera, la tiró al piso, eso no se hace, yo soy cubano y no se me ocurre tirar la bandera al piso de ningún país porque lo considerarían una ofensa y ese tipo no se considera cubano ná!!

  8. Jacinto dice:

    También es cierto que suman 13 los cubanos campeones en MLB y entre ellos el caso más significativo es EL DUQUE con 4 anillos en 5 series mundiales. Todos fueron condenados al olvido. Por qué ahora este cambio repentino? Supongo que tiene que ver con lo de “ELLOS APRIETAN Y NOSOTROS AFLOJAMOS”

  9. Jorge dice:

    Excelente escrito Elsa la felicito yo estoy totalmente de acuerdo con usted. Yo tuve la posibilidad de seguir cada juego en vivo pues resido en EU y le puedo asegurar que Yuliesky jugó con el corazón en Cuba. Ojalá pronto esa constelación de estrellas cubanas que juegan aquí en la mayores nos pudieran representar en loa Clásicos Mundiales

  10. Davis Manuel dice:

    No entiendo absolutamente nada???????? Tengo tantas interrogantes sin respuestas convincentes, por qué hablar bien de unos y de otros no. No tengo nada en contra de Yulieski, al contrario, si le va bien, mis felicitaciones, lo que me resulta paradójico es que se haya ido y aun lo tienen en la gloria, acaso los demás que también se fueron no merecen el mismo respeto? De todos modos todos, absolutamente todos merecen su respeto, no hay necesidad de politizar de la emigración, cada persona es libre e escoger su propio destino, respetar esa decisión individual de cada ser humano ganaría muchos adeptos en este mundo, y no que construimos equivocadamente enemigos que nunca existieron, una simple observación…….

    • Elsida dice:

      Está claro el artículo, léelo bien.. No merecen el mismo respeto, Yulieski no reniega a Cuba ni a la bandera Cubana, reconoce que le debe mucho a lo que aprendió allá, le dedicó la victoria al pueblo cubano,el otro renegó la bandera cubana y habló mucha mierda, que si se quedaba callado era mejor, hay un mundo de diferencia entre los dos, no tiene nada que ver la inmigración ni la política es todo cuestión de gratitud e buen senso..

    • jotaefe dice:

      ¿Por fin?, si hablan es malo, si no hablan, es malo, ja ja ja que gente ridícula más inconforme!!


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.