Asciende el número de muertos en Japón por las torrenciales lluvias

Ascendió a 124 la cifra de muertes en Japón, ocasionadas por los deslizamientos de tierra e inundaciones que originaron las lluvias de los días recientes

japon, lluvias, muertes
Intensas lluvias causan severos daños y muertes en Japón. (Foto: AP)

Autoridades de Japón confirmaron este nueve de julio que ascendió a 124 la cifra de muertes en el país, ocasionadas por los deslizamientos de tierra e inundaciones que originaron las lluvias de los días recientes.

En tanto, decenas de miles de personas permanecen evacuadas ante los estragos que estas precipitaciones dejan en varias zonas del archipiélago.

Las prefecturas de Okayama, Hiroshima, Ehime, Fukuoka, Kyoto, Osaka, Tokushima, Gifu, Yamaguchi, Nagano, Saga y Kagawa, fueron las más golpeadas por las intensas precipitaciones.

Ante este panorama, el primer ministro Shinzo Abe, dijo que el gobierno brindará apoyo financiero a las áreas azotadas por el temporal.

En tal sentido, declarará la situación como un desastre natural grave para poder otorgar a los municipios locales mayores subsidios para la reconstrucción.

Asimismo, Abe suspendió su gira por Europa y Medio Oriente tras esta grave situación en el país.

Unos 74 mil agentes de la policía, bomberos y fuerzas de autodefensa trabajan en las operaciones de búsqueda y rescate, así como en tareas para paliar las consecuencias del fenómeno meteorológico.

Ya llegan al país asiático los mensajes de solidaridad de varias partes del mundo como el del papa Francisco.

Profundamente afligido al enterarse de la pérdida de vidas y las heridas causadas por las graves inundaciones tras las fuertes lluvias en Japón el papa Francisco expresa sincera solidaridad con todos aquellos que se vieron afectados por esta tragedia, escribió el secretario vaticano de Estado, el cardenal Pietro Parolin, en un telegrama.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.