Baloncesto femenino espirituano logra histórico pase a la final de la Liga

Las muchachas del basket espirituano han hecho historia: por primera vez logra una medalla en los anales de la Liga Superior de baloncesto al garantizar plata y su presencia en la finalísima

baloncesto, femenino, nacional, Cuba, Sancti spíritus
En el juego ninguno de los dos elencos soltó prenda. (Foto: Elsa Ramos / Escambray)

Faltan cinco segundos para el pitazo final. Se impone en impasse en la sala Yara. Sancti Spíritus lleva ventaja mínima 70-69 sobre Guantánamo que tiene posesión del balón.

Desde los límites del tabloncillo, Grabiel Alexander Álvarez, suda a raudales y sigue sin sentarse, tal como lo ha hecho durante casi una hora de partido. El público, que no ha parado de gritar igual que el director técnico, prefiere mirar los últimos instantes de pie.

Faltan cinco segundos.  Dianelis Mosqueda, que ha jugado un excelente encuentro con 19 puntos anotados, la mayor cantidad detrás de Yuniesky Bouly (21), no puede ahora retener la bola. La tira como puede, mas va a parar a las manos de  Eylen Gilbert, quien debajo del aro, la abraza contra sí como quien defiende a un hijo. Nadie puede arrebatarle a esta muchacha de 20 años lo que le ha costado tanto sudor.

“No sé ni cómo explicarte-suspira Eylen, con 14 puntos para la causa-fue un juego muy difícil, y esa pelota no la podía perder porque era la del triunfo”

Con la pelota contra su pecho, la árbitra principal del choque suena el silbatazo y la Yara parece un manicomio: Las muchachas del basket espirituano han hecho historia: por primera vez logra una medalla en los anales de la Liga Superior de baloncesto al garantizar plata y su presencia en la finalísima.

Todas y todos se unen en un solo abrazo, saltan y gritan, ríen y lloran: atletas, entrenadores, y hasta Carlos Manuel Bermudez, el director de deportes en Sancti Spíritus, que ha dado tantos golpes sobre la mesa, como canastas consiguen sus muchachas, felicita a las ganadoras en medio del molote que hace un nudo de alegría en medio de la Yara.

Se liberan al fin, las tensiones de un juego en el que ninguno de los dos elencos soltó prenda. Lo dice la pizarra que enseñó a Guantánamo ganador en el primer cuarto 20-19 y a Sancti Spiritus triunfador al concluir la mitad 42-41.

No se lo cree Yamara Amargo, quien lleva esperando una vida entera por este instante y fue otra vez líder del partido con 28 cartones “Sabíamos que iba a ser un juego duro,  ellas saben jugar, no se despegaron nunca, pero supimos sobreponernos y al final obtuvimos la victoria, mi rendimiento siempre va a estar ahí, y contenta estaré cuando obtengamos el oro”

Ciertamente no se despegaron jamás.  Al término del tercer cuarto la ventaja era de un punto 56-57 a favor de las locales. A falta de un minuto y 44 segundos marchaban abrazadas a 68. Un partido atrás perdió también por la mínima 55-54

“Todo el que vio jugar a Guantánamo, vio la calidad de ese equipo-reconoce en medio de la emoción y las lágrimas Alexander- no por gusto es el campeón nacional, además de tener plata y dos bronces en los últimos años, incluido este. Es un equipo guerrero, tiene aptitud para jugar, no se dan por vencidas, son excelentes tiradoras, las perimetrales tiran al cien por ciento”

Fue esta también el logro de un sueño de Marlene Cepeda, la otra líder del conjunto y que esta vez aportó once puntos más todos los rebotes que pudo. “Desde un inicio estuvo muy apretado el partido, ellas no vinieron a regalar nada y nosotras tampoco, vinimos a ganar cada minuto, cada segundo, el cuarto cuarto fue el mejor y supimos llevarnos la victoria, hemos ido creciendo, incluidas las muchachas jóvenes”

Para Yamara pide Alexander una estatua. También para Marlene y para todas las muchachas que han dejado el alma en el terreno. “Es una deuda que teníamos con la afición de Sancti Spíritus-dice cuando por fin logra articular palabra- Como nunca antes pudimos contar con nuestras dos principales jugadoras, también los dos refuerzos de Villa Clara nos apoyaron mucho, hay mayor madurez de atletas como Eylen, Yohana, Enriqueta, hemos pasado trabajo para entrenar y lograr la preparación, pero el equipo está comprometido con el mismo”

Se concreta la tercera victoria al hilo, suficientes para pasar a la finalísima desde el 16 y el 17 en este propio escenario. A esa hora ya a la Yara llegó la noticia desde la distancia: Capitalinas venció a Pinar del Río y seré el rival de las ya subcampeonas.

“Ahora vamos por el oro, dice Alexander mientras alguien viene a tomarle la presión, sin precisar bien sus niveles- no nos confiamos, es un gran equipo, en los últimos cinco partidos hemos ganado tres, con ellas hemos mejorado la puntuación, haremos nuestro juego táctico, que nadie espere un 3-0, pero será un play off bonito y digno de admirar”

Tan emocionado como el técnico está Carlos Plascencia, quien por fin ve concretar su pronóstico y su compromiso de año tras año- Sabíamos que sería tenso, no por gusto son campeonas, nunca habíamos estado tan cerca y ahora vamos a luchar por el oro”

La Yara logra apagar sus luces, pero no su alegría. Ahora se alista para un choque de trenes en el inicio de la finalísima entre Sancti Spíritus y Capitalinas, pactada a cinco juegos al mejor en tres.

Para entonces, otra será la historia. Mientras se vive la intensidad de la que acaba de ocurrir.

2 comentarios

  1. Alejandro Lòpez Pérez

    Felicidades, pero cuando y donde va a ser la final??

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.