Peligro por cables eléctricos

Una carta de Yixy González Castañeda, quien tiene domicilio en la calle Jesús Irastorza No. 16 A, de Guasimal, y labora en el policlínico de esa localidad, da cuenta del peligro que se cierne, según su propia apreciación, sobre ella y su hijo de ocho años, quienes residen en un segundo piso.

“El pasado 21 de marzo me dirigí a la sucursal de la Organización Básica Eléctrica del municipio (OBE de Sancti Spíritus) que radica en este poblado para comunicar mi preocupación con respecto a una acometida eléctrica y un cable de 220 voltios que alimentan la vivienda de los bajos y rozan el portal de nuestra casa”, escribe.

Agrega que los referidos cables pasan por encima de los cordeles donde ella tiende la ropa, lo cual es un alto riesgo de accidente. En esa propia fecha, apunta, comunicó su queja, vía telefónica, a la OBE, ya que en la sucursal del poblado no cuentan con el carro que pueda prestar un servicio como el que se necesita para suprimir el peligro. El martes 26 de junio se mantenía dicha situación, pese a haber dado cuenta, además, al Centro Provincial de Atención al Cliente de la Empresa Eléctrica Sancti Spíritus.

MATRIMONIO AGRADECIDO DE LA PNR

Manuscrita es la carta que nos hicieron llegar Gladys Pérez González y Pedro Armando González de la Torre, residentes en la calle Céspedes No. 514, entre Abel Aluart y Garaita en Sancti Spíritus, y unidos en matrimonio. Antes de escribir, habían efectuado una visita personal a este medio de prensa para comunicar su intención de hacer público el agradecimiento.

Ellos relatan el suceso acaecido en la madrugada del 16 de marzo pasado, cuando la ventana de la sala de su vivienda fue forzada por un sujeto que penetró y robó un televisor de pantalla plana, un equipo de video y tres mandos. Agregan que hace tan solo ocho meses residen en esta ciudad, luego de una permuta desde La Habana.

“Al levantarnos vimos lo ocurrido y de inmediato llamamos a la policía, que en cuestión de minutos se personó con los compañeros de criminalística y la técnica canina (…). En horas de la tarde de ese mismo día regresaron con nuestros efectos electrónicos para su reconocimiento y en menos de 15 días nos los entregaron.

“Fue enorme nuestra alegría al saber que los habían recuperado tan rápido, gracias al buen trabajo del capitán Ernesto Inerárity, investigador; del teniente José Sánchez, instructor, y de los demás compañeros que atendieron el caso. Felicitamos a ese equipo de trabajo y queremos que toda la provincia conozca de su buen actuar. Esteremos siempre agradecidos del amor, la seriedad, el esmero y el buen trato recibidos de parte de todos ellos”, puntualizaron.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.