El Zoológico también acoge al verano (+fotos)

De cualquier parte de la provincia acuden visitantes al Parque Zoológico de Sancti Spíritus. El nuevo descendiente de los monos y la leona Mili les dan la bienvenida

sancti spiritus, zoologico sancti spiritus, el bosque, verano, etapa estival
Cientos de visitantes acuden diariamente al zoológico. (Foto: Xiomara Alsina/ Escambray)

La risa contagiosa de los niños se escucha desde lejos; el parque infantil está premiado. En sus hamacas y el tiovivo algunos se mecen hasta el cansancio, mientras en las canales otros bajan con mucho impulso para caer en picada sobre el suelo arenoso. Nadie se cohíbe ante tanta algarabía, es la hora del juego y el sitio ideal para liberar energías es el Parque Zoológico de la ciudad de Sancti Spíritus.

Dentro de sus jaulas los animales esperan por la llegada de los visitantes; los avestruces acostumbrados a recibir golosinas se aproximan al cercado perimetral, otras aves exóticas dan vueltas y vueltas en señal de alegría y aunque los cuidadores insisten en guardar distancia, hay quienes prefieren hablarle de cerca a Tito, el chimpancé, o pasar un rato mirando fijamente a los cocodrilos.

Claro que en El Bosque, como también se le conoce a esta instalación, se puede disfrutar en familia y durante el verano mucho más, pues a decir de su administradora, Nancy Paz Muñoz, desde que comenzó la etapa estival se incrementaron allí las opciones recreativas, con presentaciones de payasos, proyectos culturales infantiles, actuaciones de títeres y grupos de teatro, en fin, una amplia gama de actividades que deleitan no solo a los pequeños, sino también a los mayores que visitan el lugar.

sancti spiritus, zoologico sancti spiritus, el bosque, verano, etapa estival
La falta de confituras y refrescos es lo que más reclaman los visitantes. (Foto: Xiomara Alsina/ Escambray)

MIRADA AL INTERIOR

“Pareciera que el tiempo no transcurre aquí, debajo de estos árboles gigantes y con tanta sombra. El Bosque es como un paraíso natural, yo vengo con frecuencia en este verano, traigo a mis nietos y algunos vecinitos de la cuadra para que jueguen porque en mi casa el espacio es poco. En ocasiones cargo hasta con el almuerzo y la pasamos de maravilla”, refiere Estela García Duque, una espirituana de la barriada de Colón.

Escambray recorre con beneplácito toda el área del parque, busca en cada espacio a grandes y chicos e indaga por las ofertas gastronómicas en la cafetería. Jorge Luis León Pérez, jefe de Servicios en dicha unidad, refiere: “Tenemos ofertas con variedades de queso, huevos y embutidos o ahumados y últimamente nos está entrando yogur; pero presentamos inestabilidad con el arribo de refrescos enlatados o en bolsa, confituras y helados, que son de los alimentos más solicitados por los visitantes, en su mayoría niños.

“Las galletas dulces tienen mucha demanda, pero solo nos entregan 1 000 paquetes para el fin de semana y de esta cantidad debemos enviar 500 para el punto de venta del parque de diversiones Los Caballitos, que se subordina a nuestra unidad, el resto de la semana transcurre sin ese producto”, argumenta León Pérez.

Un área destinada a los trabajadores por cuenta propia complementa la venta de juguetes y determinados alimentos, así como el servicio con medios destinados a la recreación infantil; sin embargo, allí los precios son de oferta y demanda y no todos los padres pueden acceder a estos.

sancti spiritus, zoologico sancti spiritus, el bosque, verano, etapa estival
Mili, la leona, es una de las mayores atracciones. (Foto: Xiomara Alsina/ Escambray)

LEONA MILI SIGUE EN LA PREFERENCIA

La leona Mili, que hace cuatro meses fue intervenida quirúrgicamente para retirarle un proyectil alojado en su maxilar derecho, el cual recibió a consecuencia de un disparo para que soltara de sus dientes el brazo de una persona que intentó acariciarla a través de las rejas, continúa entre las mayores atracciones del zoológico. Diariamente su aposento es frecuentado por grandes y chicos que observan no solo sus movimientos sino su perfecto estado de salud.

Igual de llamativos son los monos de la familia Babuino sagrado, con otro nuevo descendiente. Allí la hembra recién parida se comporta cual si fuera una mujer con un bebé entre sus brazos, lo amamanta y lo protege.

El Bosque funciona todos los días de la semana de 9:00 a.m. a  3:40 p.m., porque después comienza la limpieza y organización de todos los sitios, para recibir, al día siguiente, los nuevos visitantes, así como el ciclo de alimentación de los animales.

“Siempre estamos en función de quienes acuden a nuestra instalación, la cual atraviesa un proceso de reparación que ya abarca muchas de sus áreas y que al concluir el verano debemos continuar; solo que a veces este esfuerzo no se corresponde con el cuidado por parte de la población, ya tenemos roturas en algunas figuras decorativas y en otras partes. Este es nuestro zoológico, el de todos los espirituanos y, por tanto, lo debemos preservar”, acotó finalmente la administradora.

sancti spiritus, zoologico sancti spiritus, el bosque, verano, etapa estival
Algunos prefieren disfrutar del área deportiva. (Foto: Xiomara Alsina/ Escambray)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *