Gran reto para el fútbol espirituano

El equipo yayabero enfrenta este sábado como visitante a Camagüey en el inicio del Campeonato Nacional

Para Sancti Spíritus el reto es alto, en tanto aumenta la exigencia de clasificación a la siguiente fase.
Para Sancti Spíritus el reto es alto, en tanto aumenta la exigencia de clasificación a la siguiente fase.

Con un formato que trata de atemperarse a la necesidad de elevar el techo del fútbol nacional y la contingencia energética que vive el país, este sábado arranca el Campeonato Nacional de Fútbol en su versión 105.

Para Sancti Spíritus el reto es alto, en tanto aumenta la exigencia de clasificación a la siguiente fase. “Hicimos la preparación acorde a lo establecido —comenta Yoelvis Castillo Carmenate, quien debuta al sustituir a su hermano Yunielis, integrante del colectivo de entrenadores del Cuba—, pues a partir de que se retrasó unas semanas más, reajustamos todo sobre esa base y enfatizamos en la táctica, los sistemas de juego, principalmente en las jugadas a balón parado a partir de los errores del pasado torneo, además de seguir haciendo hincapié en lo físico”.

El elenco espirituano está fortalecido con jóvenes, muchos de los cuales provienen de la categoría Sub-23. “La base del equipo este año es la misma de la campaña anterior, ya que, a pesar de tener un grupo joven y de poca experiencia, el elenco estuvo bien. Hemos trabajado además en la portería, que es la zona más vulnerable, porque los porteros del campeonato anterior no están en la preselección por problemas personales”.

Castillo Carmenate explicó que la mayoría de los atletas incluidos en la preselección nacional no participarán con el equipo nuestro porque tienen previstos algunos eventos. “Pese a eso tenemos atletas de gran experiencia como Eugenio Palmero, que ya terminó su liga en República Dominicana, y Ángel Abel Pérez, que integra la última convocatoria del equipo nacional”.

Interrogado sobre el diseño de la competencia y las posibilidades de los nuestros, el director técnico fue enfático: “La zona oriental es muy difícil y pareja, los elencos corren y batallan mucho en el terreno, hay que arrancar bien porque son solo siete partidos en el inicio; creo que ya con 9-10 puntos se puede estar entre los cuatro y también optar por la quinta plaza, pues pasa el ocupante de ese lugar con mejor saldo a nivel nacional”.

Sancti Spíritus debuta este sábado ante Camagüey en calidad de visitante y el 16 lo hará en sus predios vs. Granma. Completan el grupo de la zona oriental Guantánamo, el tricampeón Santiago de Cuba, Holguín, Ciego de Ávila y Las Tunas.

La nueva y complicada estructura prevé que tras la clasificatoria de siete partidos que jugará cada elenco con los integrantes de su zona, los líderes de cada una jugarán entre sí por el título del denominado Torneo de Apertura, de donde emergerán cuatro equipos de cada segmento para la fase de Clausura, donde participarán 10 selecciones: las ocho ya mencionadas, el mejor quinto lugar del país y la selección nacional Sub-20 que se alista para el próximo ciclo olímpico.

Esa segunda vuelta —que tiene prevista la integración de cinco refuerzos— debe desarrollarse desde enero hasta mayo, anterior a la discusión del título entre los dos primeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *