Los insultos de los fans de El Chacal a la periodista que se atrevió: “Creo que le quedó grande la yegua”

La polémica en torno al comentario “El problema no es el Chacal” ha develado fisuras que van mucho más allá del espectro cultural y acusan deslices tanto educativos como sociológicos

sancti spiritus, musica, regueton, caneda islazul, el chacal
Presentación de El Chacal en la villa espirituana Los Laureles el pasado tres de julio. (Foto: Tomada de Facebook)

Imaginativa como me pongo a veces, he visto por estos días escenas que no llegaron a suceder. Me alegro de que existan solo en mis fantasías, porque si fuera la vida real, una respetable colega estaría ahora mismo golpeada, no sin defenderse con dignidad; no sin, probablemente, salir airosa en la pelea.

Pero ni está la prensa revolucionaria para ponerse al nivel del más soez de sus censores, ni se concibió para atizar fuegos fútiles contra grupos de población, sean cuales fueren. Toca a ella, ya lo exponía Martí magistralmente en el lejano 1875, “encaminar, explicar, enseñar, guiar, dirigir; tócale examinar los conflictos (…), proponer soluciones, madurarlas y hacerlas fáciles, (…). Tócale, en fin, establecer y fundamentar enseñanzas, si pretende que el país la respete, y que conforme a sus servicios y merecimiento, la proteja y la honre”.

Claramente, estas cavilaciones giran en torno al comentario El problema no es el Chacal, de la periodista Elsa Ramos Ramírez. En la versión digital de Escambray puede leerse una extensa relación de opiniones, no todas discordantes con la autora, pero en su mayoría ofensivas y marcadas por la agresividad. No pocas quedaron en los buzones electrónicos, por no cumplir con los requisitos mínimos para su publicación.

“Creo que le quedó grande la yegua”, “usted debe tener problemas mentales”, “falta de respeto”, “una troglodita que se quedó 30 años parada en el tiempo”, “comunista dictadora” y “dedique su talento a otros temas” son algunos de los calificativos o recomendaciones que han escrito los fans de El Chacal junto al comentario de la reportera, una selección que me atrevería a sugerir para alguna de las tantas antologías reguetoneras, que muy bien usted puede estar “degustando” ahora mismo a bordo de una Yutong o parado en la esquina de su casa.

Justo cuando el país se afana en materializar el llamado del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez en el reciente Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) “a desatar una irreconciliable batalla contra la incultura y la indecencia”, aflora esta especie de defensa a ultranza de un representante de la llamada música urbana nuestra y, peor aún, este ataque directo a una reportera por el mero hecho de ejercer su criterio como exponente de la prensa nacional.

De más está decir que el músico visitante no era el objeto de la crítica en cuestión, en tanto sí lo fueron los mecanismos que llevan a que letras de la índole de muchas de sus canciones se difundan con tal profusión que llegan a instaurarse en la preferencia del público juvenil. Eso, pese a resultar denigrantes muchos de sus estribillos, debido a su corte sexista, vulgar y grosero.

Nada me impide suponer que bajo el efecto de cuatro tragos y a la salida de un concierto de reguetón duro —jamás a la salida de uno de música clásica o cuando menos, culta—, de haber tenido cerca a la cronista que “atacó” a su ídolo muchos de los internautas que opinaron en Escambray habrían embestido contra ella de forma real. ¡Qué ironía en un país que se ha cuidado de dar instrucción y cultura a su pueblo desde el instante mismo en que se instauró la Revolución en el poder!

Una de las mayores enseñanzas de este incidente es la gran incultura que subyace en las mentes de un amplio número de personas, y la ausencia casi total de modales para comportarse y relacionarse en Internet y las redes sociales. Limitándonos solo a la esfera del lenguaje, resulta vergonzoso su uso por parte de personas que se declaran jóvenes, en el que emergen desde vocablos inapropiadamente utilizados por significar lo contrario a lo que se quiere decir, hasta errores ortográficos y sintácticos garrafales.

Pero para no correr la misma suerte de la colega, crucificada —mayormente— por ignorantes y alabada —también mayormente— por conocedores del tema, me adelanto a aclarar: mi juicio va enfilado, más que a los seguidores de El Chacal o de cualquier otro reguetonero, a los padres o adultos responsables de guiarlos.

Seguí a través de Facebook una polémica no menos enconada que la publicada por mi medio de prensa, solo que aquella estaba despojada de groserías, palabras soeces y serios problemas de redacción, excepto cuando el máximo representante de la Uneac en la provincia, en los días previos al espectáculo que actuó como detonante, citó algunos de los textos que, según él, ha popularizado el cantante, los que ahora Escambray reproduce:

 “La cuca, me coge el pepino y me lo machuca por eso, partirte como yuca tú me gustas, con su movimiento esta noche nos fuimos en el evento. Dale cintura, dale cintura, dale cintura, dale cintura, para que la gente vea de que tú eres dura” (sic.)

“Quiere que le meta bien bruto, bien bruto, más bruto. /Se molesta si no la subo. /En esta noche de pasión/ la única precaución/ es usar condón/…”. Y también: “A ti te lo hacen to’/ a ti te lo hacen to’/ en el balcón, terraza y cocina comedor./ Estoy para meterte el palo en la fogata…/”. (sic.)

Ahora quienes desconocían tales “ruidos” o “escándalos”, pero pueden imaginarlos, música de estruendo, baile febril y consumo de alcohol como fondo, penetrando por los oídos de sus hijos —me cuento entre tales “ignorantes”— podrán decidir si, de verdad, les gusta o no cierto tipo de música en la preferencia de sus querubines. Podrán decidir, además, si era como para poner el grito en el cielo luego de leer un comentario que busca alertar, proponer soluciones y fundamentar enseñanzas. Así lo quería Martí.

51 comentarios

  1. Rosa Rodríguez

    No voy a repetir lo expresado en comentarios anteriores en cuanto a la vulgaridad del “género” si se puede llamar así a esa expresión musical? En fin, a veces pienso que toda esta amalgama de comportamientos no son del todo espontáneos, y que de alguna manera esta incultura y falta de educación que prolifera y lamentablemente se promueve, no es más que una forma de enajenar, donde se siembra la cizaña del egoísmo y el in respeto hacia todo. No favoresco las censuras, pero hay que poner límites. Los organismos correspondientes tienen que jugar su papel.

  2. Apoyo en todo el comentario de Elsa y ahora el de Delia. Hay que partir que es doloroso que la juventud de hoy carezca de sentido común en cuanto a respeto y educación formal. Sin dudas que es una utopía pensar que el nivel educacional ha aumentado cuando se toma en cuanta manifestación como esta. Considero que en esto hay que analizar la calidad de lo que se expone. No creo que letras como esas, prosaicas, falta de respeto deban admitirse. Me pregunto qué hacen los directivos al respecto?. La libertad en la revolución no debe confundirse con libartinaje y falta de respeto si es que vivimos en un país socalista y culto como se dice. Hay que rechazar sin miramientos estas manifestaciones de fanáticos incultos, no admiradores.

  3. Gracias por su trabajo.

  4. Es muy cierto que las personas tienen derecho a elegir sus preferencias en todos los sentidos, la vida sería muy aburrida si todos pensaramos iguales, pero en este mi país cuantas cosas se han perdido????, es muy difícil oír hoy a jóvenes hablando de libros de García Márquez, de Isabel Allende o de otros tantos autores que fueron y son insignes de la literatura mundial. Entonces qué ha pasado, se dedican muchos espacios a dar rienda suelta a este tipo de música que no ofrece enseñanzas y encima de ello viene Don Dinero a poner el precio de lo que muchos padres no podemos ni por asomo pagar. Creo que el artículo de Elsa Ramos tenía varios fines, pero uno de ellos es precisamente las grandes diferencias sociales que laceran a nuestra sociedad de hoy. La libertad de expresión existe, pero su artículo es otro de los tantos que nos tiene acostumbradas sus acertadas palabras.

  5. guillermo pino

    Hola, mis saludos y respeto a todos los que por aquí dan su opinión a respecto de este y otros temas, sobre todo a los que lo hacen sin agredir.
    Pienso, que en el título del artículo, La culpa no es del Chacal, para mí, está claro el mensaje : cómo es que ese tipo de género músical ha conseguido ganar tantos seguidores?, sobre todo jóvenes. pero no sólo ello, sino, cómo es que se puede enfrentar el “problema”?
    Responsables ?, los que dirigen a todos los niveles. Y pienso también que no es cuestión ahora de censurar este o aquél reguetón. Me pregunto : por qué ese público jóven los prefiere?, se le está dando la atención que se quiere a la juventud?, está fallando la educación de siempre?.
    En fin, pienso que deben buscarse soluciones sin olvidar tomar lo positivo : El Chacal y otros arrastran juventudes.

  6. Lo unico que ha causado ese articulo no es controversia ,pues ha ayudado a reafirmar la idea de que el “socialismo” lo que busca es dividir a los cubanos ,pues esta mujer no es capaz de aceptar de que el Chacal es un artista de renombre internacional pues sus canciones han llegado a observarse por mas de 500 millones de personas (solo para una de sus canciones y mas de 10 temas con mas de 10 millones de vistas solo en Youtube ) o sea que este artista representa mas a tu pais que tu y criticandolo de la forma en que lo haces solo te ganas(tu y lo que representas) el desprecio de aquellos que lo siguen . Quizás tu razonamiento tiene algo de lógica pero solo la critica constructiva es eficiente ,almenos reconosca que ha evolucionado(el Chacal) y que aunque puede cobrar 100cuc solo cobra 15 …..pues cualquiera de sus conciertos en el extranjero le dan mas ,pero porque se siente Cubano aun actúa para su pueblo Cuba .Te informo que el Chacal no solo canta reguetón tambien canta boleros ,bachatas ….son. Ser periodista no es solo escribir lo que se siente es escribir con responsabilidad y recuerda que lejos de ayudar al pais han desacreditado mas a las instituciones y al estado Cubano (esa es la realidad de las redes a partir de su articulo señora).Estos articulos con razonamientos retrógrados son lo que ponen a los jóvenes en contra del sistema y eso no es lo que se quiere ,la redacción de este periódico a de ser mas profunda , y evitar daños al sistema recordando que el buen periodismo es el que sabe enfrentar la realidad educando sobre ella de la forma mas sutil e inteligente posible ,pues su deber es evitar las criticas a nuestro pais y recuerde que eso solo se hace comprendiendo el medio que le rodea ,que para usted no es solo su provincia usted es voz de un pais asediado al cual le estan buscando la mas minima falta para recriminarlo….(si no me publican por favor tu que leíste el mensaje agaselo llegar al jefe de revisión de redaccion)

    • Delia Rosa Proenza Barzaga

      Sólo le corrijo dos ” detalles”: la redacción ( …) ha de ser más profunda (con h) y hágaselo llegar, también con h.
      Dificultosamente, pero se entiende su idea. Gracias por opinar.

    • Hola ¿Cubano? 100,
      Lo de que el Chacal es un artista de renombre internacional, aún está por verse; no todo lo q se ve en las redes es sinónimo de bueno, aunque se reproduzca 10 millones de veces en Youtube. Así de veces o más se han reproducido videos de violencia, asesinatos, accidentes, que solo evidencia el morbo y lo inhumano de las personas. El Chacal tiene su público, no hay duda, pero mañana deja de escucharse, se pega otro, y adiós Chacal, ojos que te vieron ir… No niego que me encantaría que sucediera ya, pero es como con los presidentes de Estados Unidos, sale uno malo y viene otro peor.
      En cuanto a lo de que: “este artista representa mas a tu pais que tu” lo dudo mucho, muchísimo. La periodista en cuestión ha hecho mucho con su trabajo por su pueblo, y siempre de su lado, criticando a quien haya que criticar, preguntando, investigando, denunciando lo mal hecho. ¿Qué ha hecho el Chacal por su pueblo? Pregunto, y yo misma respondo: Deplorar y avergonzar desde la cultura, hasta el idioma, hasta las mujeres a las que canta. Como mujer me siento ofendida, no nos respeta en lo absoluto, somos meros objetos sexuales. Es que no logro imaginarme a sus abuelas o a su madre (con el mayor respeto hacia ellas) sientiéndose halagadas por sus “canciones”. ¿Acaso vería usted orgulloso como a su hija le dieran una serenata diciéndole que a ella lo que le gusta es que le den bien bruto? Lo siento, pero no me representa en lo más mínimo.
      “(…)que ha evolucionado(el Chacal) y que aunque puede cobrar 100cuc solo cobra 15 …..pues cualquiera de sus conciertos en el extranjero le dan mas ,pero porque se siente Cubano aun actúa para su pueblo Cuba . (…) Si tan cubano se siente, ¿por qué no regaló su concierto? ¿Por qué no lo hizo gratis? ¿O vaya, cobrando 5 ó 10 cup? Si tanto dinero gana en sus “World Tours”, debía darle perfectamente para correr con los gastos para hacer conciertos gratis en su tierra.
      “Te informo que el Chacal no solo canta reguetón tambien canta boleros ,bachatas ….son” Es cierto, pero las pocas cosas que se pueden escuchar sin que te duelan los oídos, nunca las ha hecho solo, si no es, por ejemplo, con Diván – que no es un santo tampoco, pero duele menos – ha sido con Leoni, que sabe bien que el camino no es mostrar guapería ni ofender a tu público, y que sí ha logrado destacar dentro y fuera de Cuba.
      “Estos articulos con razonamientos retrógrados son lo que ponen a los jóvenes en contra del sistema y eso no es lo que se quiere, (…) el buen periodismo es el que sabe enfrentar la realidad educando sobre ella de la forma mas sutil e inteligente posible ,pues su deber es evitar las criticas a nuestro pais(…) Que los jóvenes se opongan al sistema está determinado por un millón de cosas, partiendo de sus familias; pasando por el momento que les ha tocado vivir; por sus aspiraciones personales; la política, por supuesto; la cultura, etc; y también lo es el modo de vida que El Chacal y mucho de sus colegas pretenden hacer creer que es correcto: el alcohol, los buenos carros, mansiones, buena ropa, joyas y mucho sexo con modelos de revistas o películas porno. Y todo esto, del aire, sin mucho esfuerzo, el ideal, ¿verdad? Totalmente lo opuesto al sistema, ¿no cree?
      Con respecto a la segunda idea de este párrafo, lamento mucho decir esto, pero retrógado me parece usted al decir que un periodista debe evitar las críticas a su país. ¿Qué sería del periodismo si no estuviera al servicio de su pueblo? ¿Si no estuviera donde lo mal hecho, lo injusto? ¿Si no viera la luz y las manchas también?
      Saludos,
      Mary.

  7. Yo leí el artículo de la periodista Elsa y coincido con ella. Ese tipo de música que hace este señor deja mucho que desear yo vivo en EU donde se escucha Regueton solo en el ambito hispano fuera de allí nadie lo conoce ni se escucha ni le interesa a nadie.
    Este Chacal trató de descollar aquí y tuvo que ir con su música a otra parte porque de seguir por acá se hubiera muerto de hambre lo que es una lástima que haya ido a parar a Cuba y no al Planeta Marte solo Gente de Zona ha tenido cierto éxito pero los demás que lo han intentado son historia y a Elsa que no le haga caso a nada de eso y siga con su excelente trabajo periodístico

  8. Manuel Eduardo Polanco Pérez

    Mantengo mi comentario, el mismo que hice en el escrito publicado por la periodista Elsa Ramos
    Mi opinión.
    Categóricamente estoy en contra de que para escuchar a cualquier artista, sea cubano o extranjero, haya que pagar 15.00 CUC o 180.00 CUC por una mesa.
    Detrás del Chacal y otros que acuden a nuestro territorio, incluyendo a Trinidad, está bien marcado el interés de BUSQUEDA de ISLAZUL y de todas aquellas empresas del Turismo o del sector de la música.
    Para nadie es un secreto que los directivos, funcionarios y otros, pertenecientes a estas empresas contratadoras de músicos nacionales, no lo hacen para traer CULTURA al pueblo, el interés más marcado es cuánto van a coger de la gran tajada.
    ¿Cuándo a Trinidad la Empresa de Cultura va a contratar a una compañía de teatro? Claro está no puede suceder porque esta empresa nunca tiene presupuesto.
    Mientras hay muchos trabajadores revolucionarios tratando de echar para adelante al país hay otros, que son trabajadores por la sencilla razón de estar emplantillados en una de estas empresas CASA BOBOS, pero muy distantes de ser revolucionarios y solo tienen una meta TENER INGRESOS POR ENCIMA DE TODO Y DE TODOS sin importar aquellos padres que no conocen que hacen sus hijos para buscar o inventar los 15.00 – 180.00 CUC.
    En el caso muy específico al que se refiere este trabajo periodístico, si se pudiera llegar a conocer:
    – ¿Cuánto se recaudó?
    – ¿De cuánto fue el monto contrato firmado?
    – ¿Cuánto le liquidaron Al Chacal?
    – ¿Cuánto ingresaron al Banco?
    – Y por último ¿qué rumbo tomó la diferencia?

    Invito a los foristas a debatir y a exponer sus criterios.
    Muchas gracias.

  9. Perdón por utilizar una palabra que ya está en el título pero que suena chabacano. ¿ Qué quiso decir esa persona con eso de que le quedó grande la yegua? ¿Le dirá yegua en son de elogio al Chacal, como para reducir a la periodista?
    Lingüistas, por favor, encarguense de aclarar, si es que es posible. Como mismo hay letras sin sentido pueden inventar aforismos sin sentido.
    Y otra cosa: veo que en el interés de respetar la ortografía de quienes opinan publican horrores. Cuidado con eso. Hasta los que defienden la buena causa a veces caen en esa ilustrativa carencia. Cuesta leer y pensar que es el idioma Español.
    Gracias.

  10. Estoy de acuerdo y soy joven también de estos tiempos. Pero hay muy buena música de ese género q se puede escuchar pero esas vulgaridades hace mucho tiempo se debió combatir espero no sea demaciado tarde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *