Los insultos de los fans de El Chacal a la periodista que se atrevió: “Creo que le quedó grande la yegua”

La polémica en torno al comentario “El problema no es el Chacal” ha develado fisuras que van mucho más allá del espectro cultural y acusan deslices tanto educativos como sociológicos

sancti spiritus, musica, regueton, caneda islazul, el chacal
Presentación de El Chacal en la villa espirituana Los Laureles el pasado tres de julio. (Foto: Tomada de Facebook)

Imaginativa como me pongo a veces, he visto por estos días escenas que no llegaron a suceder. Me alegro de que existan solo en mis fantasías, porque si fuera la vida real, una respetable colega estaría ahora mismo golpeada, no sin defenderse con dignidad; no sin, probablemente, salir airosa en la pelea.

Pero ni está la prensa revolucionaria para ponerse al nivel del más soez de sus censores, ni se concibió para atizar fuegos fútiles contra grupos de población, sean cuales fueren. Toca a ella, ya lo exponía Martí magistralmente en el lejano 1875, “encaminar, explicar, enseñar, guiar, dirigir; tócale examinar los conflictos (…), proponer soluciones, madurarlas y hacerlas fáciles, (…). Tócale, en fin, establecer y fundamentar enseñanzas, si pretende que el país la respete, y que conforme a sus servicios y merecimiento, la proteja y la honre”.

Claramente, estas cavilaciones giran en torno al comentario El problema no es el Chacal, de la periodista Elsa Ramos Ramírez. En la versión digital de Escambray puede leerse una extensa relación de opiniones, no todas discordantes con la autora, pero en su mayoría ofensivas y marcadas por la agresividad. No pocas quedaron en los buzones electrónicos, por no cumplir con los requisitos mínimos para su publicación.

“Creo que le quedó grande la yegua”, “usted debe tener problemas mentales”, “falta de respeto”, “una troglodita que se quedó 30 años parada en el tiempo”, “comunista dictadora” y “dedique su talento a otros temas” son algunos de los calificativos o recomendaciones que han escrito los fans de El Chacal junto al comentario de la reportera, una selección que me atrevería a sugerir para alguna de las tantas antologías reguetoneras, que muy bien usted puede estar “degustando” ahora mismo a bordo de una Yutong o parado en la esquina de su casa.

Justo cuando el país se afana en materializar el llamado del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez en el reciente Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) “a desatar una irreconciliable batalla contra la incultura y la indecencia”, aflora esta especie de defensa a ultranza de un representante de la llamada música urbana nuestra y, peor aún, este ataque directo a una reportera por el mero hecho de ejercer su criterio como exponente de la prensa nacional.

De más está decir que el músico visitante no era el objeto de la crítica en cuestión, en tanto sí lo fueron los mecanismos que llevan a que letras de la índole de muchas de sus canciones se difundan con tal profusión que llegan a instaurarse en la preferencia del público juvenil. Eso, pese a resultar denigrantes muchos de sus estribillos, debido a su corte sexista, vulgar y grosero.

Nada me impide suponer que bajo el efecto de cuatro tragos y a la salida de un concierto de reguetón duro —jamás a la salida de uno de música clásica o cuando menos, culta—, de haber tenido cerca a la cronista que “atacó” a su ídolo muchos de los internautas que opinaron en Escambray habrían embestido contra ella de forma real. ¡Qué ironía en un país que se ha cuidado de dar instrucción y cultura a su pueblo desde el instante mismo en que se instauró la Revolución en el poder!

Una de las mayores enseñanzas de este incidente es la gran incultura que subyace en las mentes de un amplio número de personas, y la ausencia casi total de modales para comportarse y relacionarse en Internet y las redes sociales. Limitándonos solo a la esfera del lenguaje, resulta vergonzoso su uso por parte de personas que se declaran jóvenes, en el que emergen desde vocablos inapropiadamente utilizados por significar lo contrario a lo que se quiere decir, hasta errores ortográficos y sintácticos garrafales.

Pero para no correr la misma suerte de la colega, crucificada —mayormente— por ignorantes y alabada —también mayormente— por conocedores del tema, me adelanto a aclarar: mi juicio va enfilado, más que a los seguidores de El Chacal o de cualquier otro reguetonero, a los padres o adultos responsables de guiarlos.

Seguí a través de Facebook una polémica no menos enconada que la publicada por mi medio de prensa, solo que aquella estaba despojada de groserías, palabras soeces y serios problemas de redacción, excepto cuando el máximo representante de la Uneac en la provincia, en los días previos al espectáculo que actuó como detonante, citó algunos de los textos que, según él, ha popularizado el cantante, los que ahora Escambray reproduce:

 “La cuca, me coge el pepino y me lo machuca por eso, partirte como yuca tú me gustas, con su movimiento esta noche nos fuimos en el evento. Dale cintura, dale cintura, dale cintura, dale cintura, para que la gente vea de que tú eres dura” (sic.)

“Quiere que le meta bien bruto, bien bruto, más bruto. /Se molesta si no la subo. /En esta noche de pasión/ la única precaución/ es usar condón/…”. Y también: “A ti te lo hacen to’/ a ti te lo hacen to’/ en el balcón, terraza y cocina comedor./ Estoy para meterte el palo en la fogata…/”. (sic.)

Ahora quienes desconocían tales “ruidos” o “escándalos”, pero pueden imaginarlos, música de estruendo, baile febril y consumo de alcohol como fondo, penetrando por los oídos de sus hijos —me cuento entre tales “ignorantes”— podrán decidir si, de verdad, les gusta o no cierto tipo de música en la preferencia de sus querubines. Podrán decidir, además, si era como para poner el grito en el cielo luego de leer un comentario que busca alertar, proponer soluciones y fundamentar enseñanzas. Así lo quería Martí.

55 comentarios

  1. Hola, en el momento en que salió el artículo “el problema no es el chacal” tuve la oportunidad de leerlo y supe al instante que iba a causar esa reacción, no solo en los fans del chacal, sino en casi toda la juventud, la periodista habla de varios temas, como fue hasta el precio de la entrada, que la verdad si analizas y por ir a una fiesta, con piscina y además concierto del chacal, no es para nada caro los 15 cuc. He tenido la oportunidad de visitar muchas provincias y le aseguro que Sancti spíritus es la más atrasada en cuanto a este tipo de eventos, bueno en realidad es la más atrasada en casi cualquier cosa. Un evento como ese para la juventud en Sancti spiritus es como un sueño mientras que en otras es algo normal. Otra cosa, periodistas, la cultura no puede ser impuesta, hace varios años a alguien que todos conocemos, se le ocurrió decir que este país tenía que ser el más culto del mundo en 10 años, Han pasado como 20 y no están ni cerca de lograrlo a pesar de todo las trabas que le Han puesto a eventos como ese. Al pueblo puedes indicarle el camino pero no imponerselo, el pueblo debe tener sus opciones y el mismo se irá nutriendo su cultura poco a poco. Además el regueton es el que ha puesto a cuba en el mapa cultural del mundo últimamente así que no es tan malo como dicen, la cultura es un gusto adquirido por así decirlo. Quizás deberían bajarle el precio a la internet, soy una persona dichosa por tener acceso a ello desde hace muchos años y puedo decir que es una de las mayores fuentes de conocimiento y cultura. Al principio sólo veia vídeos en YouTube pero con el tiempo fui cultivandome y cada vez investigando temas más profundos. Por eso digo que es un gusto adquirido, la cultura. Es verdad que a veces los reguetoneros se pasan como dice el cubano pero poco a poco van surgiendo mejores, un ejemplo es gente de zona, que es el grupo más conocido de la isla en el mundo. Ningún grupo de la isla ha sido tan conocido internacionalmente como ellos ni ha vendido tantos discos. Ya le digo, no hacemos nada en invertir esfuerzos en cosas tales como fue por ejemplo “univesidad para todos” que estoy seguro que el rating de ese programa rondaba el 0% de la población. Esta es mi humilde opinión. Ahhhh, otra cosa, por favor compañeros periodistas, dejen ese lenguaje extremadamente rebuscado que algunas veces es hasta ridículo pues tal parece que en vez de escribir para el pueblo sólo quieren demostrar su dominio del lenguaje. Y les recuerdo que el cubano promedio con un trabajo y dos hijos no tiene el tiempo para buscar todas sus palabras en el diccionario, pues he leído artículos que hasta a mi me cuesta entenderlos por tantas palabras rebuscadas en sólo un párrafo. Gracias

  2. No coincido con Elsa, porque hay que respetar el gusto de las personas… que es un género sin muchos atributos musicales,es verdad, que sus letras son chabacanas,también… Entonces tendríamos que preguntarnos, porqué un género así pega y tiene tantos seguidores.Porque el problema no es el género musical, el es expresión del lenguaje y del estilo de vida de una parte de nuestra población ,es la sociedad la que está carcomida y no es solo la cubana, eso es un mal generalizado y un proceso cíclico. Igual paso en la década de los 60 y 70 con el florecimiento del rock, letras agresivas, música catalogada en ese momento como estridente y ahora lo catalogamos como un género de virtuosos.
    Cómo mismo respetamos la identidad de género y el matrimonio entre personas de un mismo género hay que respetar a aquellos que sienten al reggaetón como suyo, por tal razón se sienten aludidos con el criterio de la periodista que a mi juicio imparcial si le quedó la yegua muy grande.
    Para hacer periodismo y arriesgarse a escribir un artículo tan polémico hay que ir mucho más allá del asunto, si usted va a criticar los precios entonces parece que se le ha olvidado que existen artículos de primera necesidad que si los comparamos con el precio de las entradas están mucho más insuflados y tanto usted como yo adquirimos reiteradamente, así como los electrodomésticos….
    Si va a criticar tiene que caerlo en todo el espectro de este abanico que es la vid, no puede ser juez y parte.Por eso reiteró que si le quedó grande la yegua , utilizando una frase utilizada por usted en su artículo.
    No escucho él reggaetón, ni lo escuchare…

  3. Eduardo Hernández Martín

    Muy de acuerdo. La música no debe ser vulgar, incluso puede tener doble sentido como el Guayabero y otros, puede quedar inconclusa para el oyente imagine, como el Guayo de Catalina, pero así directo hablar de sexo, es muy soez. Defiendo a Elsa y no es una comunista rabiosa a ultranza, bastante críticas sociales importantes que hace, siempre con el ánimo de que la sociedad mejore.

  4. Creo que se está haciendo una tormenta en un vaso de agua. También creo que la prestigiosa y talentosa periodista Elsa Ramírez no necesita de “abogados defensores”. Tanto periodistas, como figuras publicas deben tener un nivel bien alto de tolerancia porque es más que obvio que en éste mundo todos no podemos pensar igual, ni tener los mismos gustos. Esto fuera un caos tremendo si así fuera. Hay que aprender a tolerar, aceptar y respetar los gustos y las opiniones ajenas, aunque éstas estén bien lejos de parecerse a las nuestras y esto lo digo para ambas partes, para quienes con palabras lindas, rebuscadas y con profesionalismo están criticando al género que defiende el Chacal y también va por los otros que tratando de dar su opinión caen en las faltas de respeto. Siempre están los que ante su falta de capacidad, de inteligencia y ética caen en la vulgaridad y en las ofensas tan sólo para decir lo que piensan. Pero bueno, el mundo para que sea mundo, tiene que haber de todo y esas personas con sus defectos y virtudes también son parte de éste mundo. Ahora, para no irme del tema, le hago una pregunta a la periodista… Por qué tanta connotación al concierto del Chacal si quien lo contrató es una agencia del gobierno cubano? No es una empresa privada de ningún otro país, es de Cuba!!! O sea que los precios los puso alguien del país, alguien que conoce cuál es exactamente la realidad cubana. Por qué criticar entonces al Chacal por ese precio??? Él sólo está aprovechando su momento, Oferta-Demanda!!!!! Recuerden!!!!!! Bien y felicidades por los que pudieron pagar ese precio! Pero no los critiquen, ellos son los menos!!! Y sólo están disfrutando y gozando de lo que pueden. Creo que habría que preocuparse más por los precios de la comida que venden en la feria por ejemplo, que también están por los elementos y esos si le afectan al pueblo, porque tienen que lidiar con ellos día tras día, además de que es un tema mucho más importante que está afectando a la población constantemente; sin embargo, el Chacal con su concierto “afectó” al que por voluntad y decisión propia quiso ir. Además por el Chacal no se sigan preocupando, que ese después de leer todo lo que se ha formado en Sancti Spírtus por un simple concierto, no querrá portarse por allá jamás. Como ha sucedido otras tantas veces con agrupaciones que están a la moda, porque o surgen problemas con el pago, o suceden cosas como éstas. No obstante no entiendo cuál es el tremendo asombro que ha creado el precio cobrado en este concierto, que obviamente está por los cielos para un cubano, pero igual les recuerdo que cuando cobran 20.00 cup para entrar a la plaza cultural, también están cobrando lo que normalmente gana un cubano por un día de trabajo, o sea que es altísimo e injusto igual. Hagamos una noticia de ésto, o de que los jovenes no tienen prácticamente a donde salir los fines de semana porque todos los centros igual cobran bien caro. Por último creo que va siendo hora que acepten al regueton como un género de la época; lo vanal y cochino de algunas letras (que es más que cierto) creo que está en manos de las entidades que tienen que ver con esto, impedir que salgan a la luz pública. Pero por el doble sentido no, porque qué mayor exponente de esto que “el rey del doble sentido” Faustino Oramas Osorio. En sus tiempos cantar sus canciones quizás haya sido también algo difícil, porque de igual manera seguro existieron muchas personas que no estaban de acuerdo con sus composiciones. Aquí les dejo la letra de “Como baila Marieta” y tengamos en cuenta, que esto fue cantado sobre los años 30, se imaginan lo que significaba para muchos escuchar que Marieta por pedir dinero, le iba a pagar con el… tiempo y sin apuro!!!

    Como baila Marieta (Son)
    Letra y música: Faustino Oramas Osorio

    A mí me gusta como baila Marieta
    Todo el mundo conoce a esa prieta,
    A mí me gusta que baile Marieta
    Ya to el pilón se acabó con Marieta,
    A mí me gusta que baile Marieta…
    Marieta por un trabajo
    ¡Ay Dio!
    Me cobraste cuatro reales
    ¡Ay Dio! (Se repite)
    Mi vida eres muy carera
    ¡Ay Dio!
    Yo puse los materiales.
    A mí me gusta que baile Marieta
    Todo el mundo conoce a esa prieta.
    A mí me gusta que baile Marieta
    La precisa y me enseña la letra,
    A mí me gusta que baile Marieta…
    Marieta a mí me pidió
    ¡Ay Dio!
    Tres pesos con disimulo
    ¡Ay Dio! (Se repite)
    Y dijo que me pagaba
    ¡Ay Dio!
    Con el tiempo y sin apuro.
    A mí me gusta que baile Marieta
    Así sabroso bailando Marieta.
    A mí me gusta que baile Marieta
    La precisa y me enseña la letra.
    A mí me gusta que baile Marieta…
    Afínense bien la lengua,
    ¡Ay Dio!
    Que no se les vuelva un nudo,
    La hija soltera de Clara
    ¡Ay Dio!
    A diario me mortifica
    ¡Ay Dio! (Se repite)
    El día que yo me incomode
    ¡Ay Dio!
    Le voy a partir la cara.
    A mí me gusta que baile Marieta
    ¡Ay!, con su diente de oro me engaña.
    A mí me gusta que baile Marieta…
    A mí me gusta que baile Marieta…
    Hay un hombre que ha sembrando
    ¡Ay Dio!
    Una yuca y se le ha dado
    ¡Ay Dio!
    De un tamaño regular
    ¡Ay Dio!
    El día que la fue a sacar
    ¡Ay Dio!
    Hizo al gobierno un encargo
    ¡Ay Dio!
    Que decretara un embargo
    ¡Ay Dio!
    En aquella sitiería
    ¡Ay Dio!
    Por que la yuca tenía
    ¡Ay Dio!
    Un kilómetro de largo
    A mí me gusta que baile Marieta
    A mí me gusta que baile Marieta…
    Allí fue una comisión
    ¡Ay Dio!
    Y la yuca analizaron
    ¡Ay Dio!
    Y pudieron comprobar
    ¡Ay Dio!
    Que daba buen almidón
    ¡Ay Dio!
    En la misma información
    ¡Ay Dio!
    Preguntaron si él dio
    ¡Ay Dio!
    Del campo en aquel retiro
    ¡Ay Dio!
    La yuca nació sola
    ¡Ay Dio!
    Y le dijeron que no
    ¡Ay Dio!
    Que el dueño era Casimiro
    A mí me gusta que baile Marieta
    Mira mima tremenda yuquita,
    A mí me gusta que baile Marieta
    Que sabroso bailando Marieta
    Todo el mundo conoce a esa prieta
    Mira mima conoce a Marieta,
    A mí me gusta que baile Marieta
    (Música)
    Allí llegaron de Oriente
    ¡Ay Dio!
    Veinte muchachas preciosas
    ¡Ay Dio!
    Veinte verdaderas rosas
    ¡Ay Dio!
    Que perfuman el ambiente
    ¡Ay Dio!
    Hay una precisamente
    ¡Ay Dio!
    La hija de Clodomiro
    ¡Ay Dio!
    Que al verla mandó un suspiro
    ¡Ay Dio!
    Y dijo de esta manera
    ¡Ay Dio!
    Yo si que me como entera
    ¡Ay Dio!
    La yuca de Casimiro.
    A mí me gusta que baile Marieta
    Aquí Peralta conoce a Marieta,
    A mí me gusta que baile Marieta
    Y Santana bailó con Marieta,
    A mí me gusta que baile Marieta
    Otra llegó de La Maya
    ¡Ay Dio!
    Por poco se parte un brazo
    ¡Ay Dio!
    Por ocultar un pedazo
    ¡Ay Dio!
    Entre el refajo y la saya
    ¡Ay Dio!
    La otra me dijo calla
    ¡Ay Dio!
    Que yo la miro y la miro
    ¡Ay Dio!
    Por pena no me la tiro
    ¡Ay Dio!
    Pero te puedo jurar
    ¡Ay Dio!
    Que no me voy sin probar
    ¡Ay Dio!
    La yuca de Casimiro.
    A mí me gusta que baile Marieta
    Todo el mundo conoce a Marieta,
    A mí me gusta que baile Marieta…
    Allí llegó una viejita
    ¡Ay Dio!
    Que ya contaba setenta
    ¡Ay Dio!
    Y según sacaba cuenta
    ¡Ay Dio!
    Decía que era señorita…

  5. Solo veo q resaltan las letras malas como las tienen agrupaciones de antaño pero no resaltan las letras de las bachatas q canta q son mucho mas bellas q las de los grupos q usted defiende. El error no esta en si canta algo o no, el error esta en querer aprovecharse de sus posiciones para hacer valer sus opiniones, cosa q no podemos hacer la mayoría de los cubanos, y el día q acabemos de entender q para cada quien lo q le guste, sermos mas felices, no veo q hablen de la mala calidad de todo lo q concierne a la recreación en esta provincía y q la policía y el gobierno detienen las actividades a la hora q les da la gana, eso si es bien recibido por ustedes y me disculpan, siento un gran respeto por la compañera elsa ramo pero q se enfoque en lo q de verdad se sufre como lo antes planteado o q se de una vuelta por el lateral de la dirección municipal de salud, para q vea como sale musica clasica de la fosa de ahi para la calle y no pasa nada. Saludos

  6. Lo primero es dejarnos de mentir a nosotros mismos y a los demás Cuba es un país subdesarrollado de América donde existen gente culta intelectuales obreros….etc etc y gente marginal y de gustos vulgares igual igual que en todos los demás países no somos diferentes es más la mala educación y la marginalidad en Cuba ha sobrepasado la media de AL lo sabemos y lo queremos ocultar. La educación el gusto por el arte lo culto jamás podra ser impuesto por “decretos” ni ” leyes” ni ” orientaciones ” y mucho menos por el deseo de ningún Presidente ni Partido Politco 60 años 4 generaciones es más que suficiente para que la realidad les explote en la cabeza además la decencia el respeto la educación no puede ser sectaria o sea para la musica el vestir las relaciones sociales etc tiene que formar parte de nuestras cultura. Puede una sociedad exigir educación respeto y decencia lo que pude el Presidente cuando se trata de otros grupos igual de ciudadanos delante de niños incluso les gritan improperios groserías burlas incluso violencia física y verbal. El periodismo cubano oficial muchas veces es hipócrita pusilánime parcializado y no cumple con la máxima del periodismo que es cuestionar el poder más bien nunca lo hace sabemos porqué y lo comprendemos pero no deberían enfilar los cañones tan duramente a un pueblo que ha tenido que sobrevivir en durísima condiciones en barrios hacinados en albergues miserables, ese cubano representa un gran segmento de la población el que le gusta el reguetón el que maltrata a los animales porque al gobierno tampoco le interesan los animales del ” pueblo” hay violencia de género y violencia social alcoholismo prostitución hasta infantil hay que aceptarlo y dejar de mentir explotar una burbuja que empezaron a inflar y que se hizo grandísima pero saben qué INTERNET la está explotando y el bombazo es grandisimo

  7. En este pais somos totalmente ignorantes en el respeto a la diversidad de criterios. Nunca se nos ha enseñado eso. Por lo que no es de estrañar que muchos actuen de forma bárbara y con saña ante la discrepancia. No justifico lo mal hecho, la violencia y el atropello deberia desaparecer de nuestra sociedad en todas sus variantes incluso en la verbal. Coincido que el problema no es el Chacal, el problema es la educacion que segun mi opinion muy personal se encuentra muy deteriorada en cuanto a su calidad. Eduquemos en la diversidad de pensamientos y de opiniones y entonces poco a poco estos dasafortunados sucesos iran desapareciendo.

  8. La responsabilidad es solo de quien la difunde, sinónimos de propaga, divulga, publica, circula, enseña, trasmite, promotores de.., la fundamental es de su AUTOR,
    El Motel Los Laureles del reguetonero Ramón Lavado Martínez, alias El Chacal, tiene la fundamental o elemental responsabilidad de cuidar de que lo que se va a ofertar esté en sus predios, por otro lado “el catálogo que lo representa y legítima en la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos Benny Moré velar por los parámetros que sean propuesto tengan rigores estéticos, morales, no es precisamente censurando, prohibiendo, no cae ahí, es educando en no ser los que admitiendo su propagación lejos de que se cree mayor nivel cultural hacen que baje, baje, tanto que ni siquiera quien paga, pone el local, la luz eléctrica, es capaz de advertir que no es saber ascender en esta etapa de la cultura cubana. ¿Será de “Escuela de la calle o de una de Arte” menuda pregunta y máxima respuesta

  9. Me parece que nuestro entorno socio-cultural requiere de un ungüento proporcionado y tamizado de hierbas norcoreanas, edulcorantes húngaros marca Budapest/56 y aditamentos checos Praga/68. Quizás el enfermo mejore si toma el brebaje antes de que empeore y fallezca.

  10. Felicito a la periodista Delia Proenza por su artículo. Admiro y quiero aún más a Elsa por lo que hace. Pero más que todo, aplaudo al periódico por publicar sobre el tema. En mi opinión, lo del Chacal es la punta del iceberg. Lo que está debajo, lo que no se ve, es lo que debemos decir. Se sabía que iban a tener ese gran público: por eso subieron y vendieron la cerveza a dos dólares (no sabemos al bolsillo de quién fueron a parar esas ganancias. Con certeza fueron al bolsillo de alguien y no al de Liborio); por eso vendieron mesas VIP y enviaron un camión fuera de la provincia a comprar queso azul y variedad de ofertas para que el gran cantante estuviera a la altura de un “gran” hotel como Los Laureles. ¿Qué hay detrás de la gente que pagó 15 CUC para ver a su ídolo? Mucha corrupción con la idea de enterrar para siempre lo bueno y noble que hemos construido en este país. Con amigos así, ¿para qué quiero enemigos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *