COVID-19 en Sancti Spíritus: Se confirman 13 nuevos casos (+infografía)

Se diagnostican pacientes en la capital provincial, Fomento y Yaguajay. Se reporta un fallecido al cierre de la jornada precedente

sancti spiritus, covid-19, coronavirus, trinidad, jatibonico, cabaiguan
Los pronósticos vaticinan que la provincia mantendrá en los próximos días un alto número de casos. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

Aun con menos casos reportados al cierre de la jornada anterior, la situación epidemiológica de la provincia continúa siendo compleja. En primer lugar, porque siguen comprometidos varios de los municipios —fundamentalmente la capital provincial, Trinidad, Jatibonico y Cabaiguán—; en segundo término, porque el control de la pandemia lo siguen coartando los mismos factores: los eventos y controles de focos activos, los contactos no declarados o retardados en ingresar, la movilidad incesante…

Así lo reconocía el doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud: “Sigue siendo el municipio cabecera el de mayor complejidad con una tasa de incidencia de 153.8 por 100 000 habitantes y durante toda la semana ha aportado el 50 por ciento o más del número de casos positivos. Están concentrados en el área Sur y Norte y algunos casos en el área Centro.

“Trinidad también ha ido incrementando con respecto a semanas anteriores, hoy tiene 103 casos activos y una tasa de 133 por cada 100 000 habitantes y después se ubica Jatibonico, que ha venido disminuyendo su tasa, pero por la situación compleja que tuvo mantiene una tasa de 127 —precisó Rivero Abella—. Estos son los que se encuentran por encima de la media de la provincia, pero Cabaiguán, aunque se halla con una tasa por debajo de la provincial, ha dado varios casos en los últimos días”.

Y los diagnosticados al cierre de la jornada precedente refuerzan, sobre todo, la transmisión de la cabecera provincial: nueve pacientes residen aquí, de los cuales en dos no se ha precisado la fuente de infección. El resto de los confirmados se distribuyen del siguiente modo: tres de Fomento —uno de ellos sin nexo epidemiológico establecido—  y otro de Yaguajay.

En el día de ayer, según refiere el parte oficial del Ministerio de Salud Pública, en la provincia también se lamenta el fallecimiento de un anciano de 83 años de edad, del municipio cabecera —con lo que ya suman 18 decesos en este año a causa de la COVID-19—: “Antecedentes Patológicos Personales: Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica y Cardiopatía Isquémica crónica. Presentó episodio de bacteriemia con desaturación, cianosis distal, sin pulsos ni tensión arterial. Se iniciaron maniobras de reanimación cardiorrespiratoria que no resultaron efectivas”.

Aunque como saldo positivo pudiese verse que el evento del Hogar de Ancianos Provincial ya se cerró y el del Edificio 26, de Juan González, está propuesto a cierre, aún quedan abiertos dos institucionales: el del Hospital Siquiátrico Provincial y el de la Universidad de Ciencias Médicas, este último el más activo de todos y que ya acumula 42 personas infectadas por el nuevo coronavirus.

A ello se suma que más de 170 controles de foco permanecen activos en la provincia, de los cuales alrededor de medio centenar no tiene una fuente de infección determinada. Y, sobre todo, se ubican en los municipios con mayor complejidad epidemiológica. Hablamos, por ejemplo, de acuerdo con lo informado por Rivero Abella, del control de foco institucional en la Unidad Empresarial de Base Cultizaza, en Tunas de Zaza, que ya suma una docena de enfermos, o el comunitario del Camino de La Habana, también en la capital provincial; del de la Calle Séptima, en Guayos, con 12 contagios; el de la Tabaquería, en Jatibonico, que acumula ocho, o el de Algarrobo, en Trinidad, que cuenta siete y que se inició debido a una pelea de gallos.

Son solo algunos de los más activos, pero pudieran sumarse otro tanto a la lista. Y tal comportamiento, por supuesto, vaticina que la tendencia de la provincia en los próximos días no va a ser la disminución.

Porque el control de la pandemia lo continúan limitando, según Rivero Abella, las mismas causas: “Todavía existe un número importante de contactos de positivos y sospechosos que no se ingresan o se ingresan tardíamente. Las personas todavía nos ocultan contactos. El otro problema es la movilidad”.

Y tampoco se descartan, de acuerdo con el directivo, otros factores: “La persistencia de casos —hoy siete personas continúan con PCR positivo luego de tratamiento— con el incremento en los fallecidos y que no logremos que la curva de la tasa de incidencia descienda esto habla a favor de que se están dejando de hacer cosas que están establecidas y por eso no se logra reducir y que pueda estar también circulando una variante diferente a la que hemos tenido hasta el momento”.

La provincia debe continuar entonces transitando por un camino escabroso, ojalá no siga alargándose de más esta ruta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *