COVID 19: Se deterioran indicadores epidemiológicos en Sancti Spíritus y Jatibonico

El retroceso de ambos municipios se debe al deterioro de los indicadores epidemiológicos en los últimos 15 días. Se refuerzan las medidas en toda la provincia

Hasta la fecha solo Taguasco y La Sierpe no reportan casos confirmados a la COVID-19. (Foto: Vicente Brito / Escambray).

Fue cuestión de días, como suele suceder. Con más de una treintena de espirituanos positivos a la COVID-19 en la última quincena y una docena de jatiboniquenses, Sancti Spíritus y Jatibonico no solo han elevado de más su tasa de incidencia, sino que, a decisión del Grupo Temporal de Trabajo para el control y enfrentamiento al nuevo coronavirus, han retrocedido a la fase 3 de la recuperación.

Tal regresión se debe al deterioro de sus indicadores epidemiológicos —donde decide la elevación de la tasa de incidencia de casos confirmados por encima de los valores permisibles: 23.2 por cada 100 000 habitantes muestra Jatibonico y 21 el municipio cabecera— e implica la adopción de varias medidas de refuerzo para intentar evitar que se siga propagando la COVID-19.

De acuerdo con Alexis Lorente Jiménez, vicepresidente del Consejo de Defensa Municipal en Sancti Spíritus, las disposiciones imprescindibles —independientemente de la fase que sea— continúan siendo el obligatorio uso del nasobuco, el distanciamiento social, el lavado de las manos y la desinfección de las superficies.

No obstante, Lorente Jiménez aseguró que en la fase 3 de la recuperación se pone en vigor el servicio gastronómico y de comercio solo para llevar —tanto en el sector estatal como en el no estatal—, el establecimiento de los puntos de frontera entre las provincias limítrofes y el incremento de la pesquisa activa.

“La provincia había adelantado estas medidas, pues desde días atrás se habían establecido algunas de ellas —apuntó Lorente Jiménez—; mas, ahora se refuerzan. Por ejemplo, en el transporte público se limita la capacidad de los pasajeros de pie a un 50 por ciento y se respeta la ocupación de todos los puestos sentados, lo mismo para los estatales que para los porteadores privados”.

Al decir de Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud, lo más importante es que en esos territorios que ahora se hallan en la fase 3 los contactos dejan de ingresarse en el hogar y pasan a aislarse en los centros establecidos para ello.

“Se disminuyen los niveles de actividad de los centros hospitalarios entre un 40 y un 45 por ciento y se refuerza la inspección sanitaria estatal en los centros de trabajo, educacionales, de la Salud Pública e instituciones sociales a fin de velar por el cumplimiento de las normas sanitarias para esta etapa”, aseguró Rivero Abella.

Asimismo, el galeno explicó que se incrementa la pesquisa al ciento por ciento de los grupos vulnerables y al 50 por ciento de la población global, se suspenden las consultas externas en el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos. Independientemente de las fases, especificó, se mantiene prohibida la visita a hospitales e instituciones sociales.

Hasta la fecha solo Taguasco y La Sierpe no reportan casos confirmados a la COVID-19. La provincia aún se mantiene en la nueva normalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *