Sancti Spíritus: En la calle Abel Aluart también se remó fuerte

Testimonios de los padres del campeón olímpico Serguey Torres luego del triunfo en Tokio

sancti spiritus, cuba, juegos olimpicos tokio 2020, canotaje, serguey torres, olimpiadas
sancti spiritus, cuba, juegos olimpicos tokio 2020, canotaje, serguey torres, olimpiadas
Me dijo: ‘Mamá, hicimos lo que había que hacer, y todo por Cuba’”, comenta Iraida. (Foto: Roberto Morejón)

Desde cerca de las doce de la noche de este 2 de agosto, en Abel Aluart No. 127 altos, en la ciudad de Sancti Spíritus y sus alrededores no se durmió la última madrugada. Al compás de las paletadas de Serguey Torres Madrigal y su dupla de Fernando Dayán Jorge se gritó, se saltó y se lloró a más no poder y así auparon el título histórico del dúo en la canoa biplaza a 1 000 metros en Tokio.

Wilfredo Torres, el padre de Serguey, fue a parar al Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos con un dolor en el medio en el pecho y la presión disparada. Iraida Madrigal hizo lo de siempre cada vez que a su hijo le ha tocado competir: virarse de espalda.

“Eso fue grande —cuenta Wilfredo más reposado—. A mí me dolió el pecho, me subió la presión, un vecino daba brinco arriba de mí, me levantó en peso, la gente de la parte de abajo de la casa también llorando…, había mucha emoción…”.

 “Te cuento que no pude ver la competencia porque me puse tan nerviosa, es que me altero mucho —relata Iraida luego de recobrar la calma—.  Aquí con nosotros estaba María Zamora, la que atiende a los atletas, supe que era oro por la bulla de la gente del barrio, lloramos, nos reímos, bricamos… pa’ qué te digo. No dormimos ni nosotros ni los vecinos”.

Cuando el bote de Serguey entró a la meta se revolvieron las nostalgias. También la vibra que la familia le trasmitió antes de entrar al agua. “Antes de la competencia hablé con él y me dijo: ‘Tranquilo, papá, que yo les voy a cerrar los ojos a los alemanes y se los voy a abrir a los chinos”, me pasó un video de cómo ellos se tiraban para atrás los dos juntos cuando llegaron a la meta y es verdad que tuvieron que hacerlo”.

Y aunque el oro nadie lo esperaba, en el fondo, muy en el fondo, Iraida albergaba esperanzas: “Sí lo aspiraba porque él lo dejó bien claro cuando se iba; me dijo que su empeño era para coger el oro. ‘Es lo que necesita el país, la provincia, la familia y la que necesito yo para cerrar mi ciclo’, me dijo firme”.

“Creo que le tapó la boca a mucha gente que no confiaba en él”, asienta el padre.

Para el intercambio de abrazos telefónicos hubo que esperar hasta el amanecer: “No pudimos hablar con él hasta hoy…

Lo sentí tan feliz, dice que aún no se lo cree y me dijo: ‘Mamá, hicimos lo que había que hacer, y todo por Cuba’”.

Se agolparon entonces muchos sentimientos en torno al niño que nació en una choza en medio de Las Tosas y correteó por los potreros hasta que decidió subirse a un bote. “Bueno, mi’ja, yo estoy tan orgullosa de ese muchacho y tengo tantos sentimientos encontrados, sabes por todo lo que ha tenido que pasar, estamos muy felices porque ese es el resultado del esfuerzo y el sacrificio de Serguey…, ah y es posible que no se retire, porque él me dijo antes que si cogía medalla no se iba a retirar, pero sino, iba a colgar los guantes”.

Pasado el susto y la emoción, Wilfredo amaneció este martes en la rutina de todos los días: ir en bicicleta hasta su finca en la Cooperativa de Créditos y Servicios Pedro Hernández, de Las Tosas, en Sancti Spíritus, “porque tenía que atender unos diques de arroz allá atrás y eso no se puede dejar para después”.

Y en medio del camino, la celebración: “Todo el mundo me paraba en la carretera, los carros, las máquinas, me abrazaban, me decían: ‘Felicidades, campeón’, es como si yo hubiese cogido la medalla”.

Elsa Ramos

Texto de Elsa Ramos
Premio Nacional de Periodismo Juan Gualberto Gómez por la obra del año (2014, 2018 y 2019). Máster en Ciencias de la Comunicación. Especializada en temas deportivos.

7 comentarios

  1. Roxana Hernández Puente

    Todos remamos. Con gritos y alegría fue la final esperada. Los que conocemos el esfuerzo y la dedicación de esa dupla estamos muy orgullosos.

  2. El espirituano

    Ejemplo de corazón,patriotismo y de si se puede gracias campeones Cuba remo junto a ustedes el orgullo de un pueblo entero demostrado en su interior de guerreros la fortaleza de ser cubano y del amor hacia la isla FELICIDADES

  3. El espirituano

    Ejemplo de corazón,patriotismo y de si se puede gracias campeones Cuba remo junto a ustedes el orgullo de un pueblo entero demostrado en ustedes la fortaleza de ser cubano y del amor hacia la isla FELICIDADES

  4. Felicidades Campeones Serguey y Fernando Dayan !!!, y familiares que desde la tierra Espirituana y Cienfueguera, rematan junto a todo este pueblo de CUBA, por esta gran Victoria de estos jóvenes que pusieron Corazón ❤ por el ORO.

  5. Demuestran como autoridades del inder deciden retirar atletas y después fallan en sus criterio este es un ejemplo más estás victoria y el resultado final en Tokio ni le haga crear al inder q está bien tienen que rectificar muchas cosas y cambiar lo q tenga q ser cambiado

  6. Felicidades para ese Campeon y para esos padres Se el orgullo que deben de sentir por esa bella medalla. Sigue adelante Campeon.

    • Muchas Felicidades a esa dupla de Campeones…tambien para su familia. Todos hemos vivido con intensa emocion en cada presentación de los cubanos.. pero con el C-2 si fue de rompecorazones Ellos y Cuba se merecen esas medallas.. y Vamos por más porque a Cuba se le pone corazón y Venceremos

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *