Tercera etapa de la Lucha Contra Bandidos

Desde mayo de 1961 hasta 1965

En mayo de 1961, se inició esta tercera etapa de LCB, debido a los cambios que se produjeron en los efectivos de los bandidos y, fundamentalmente, los que se fueron realizando en nuestras fuerzas.

En junio, agentes de la CIA y de organizaciones contrarrevolucionarias realizaron el primer contacto con Osvaldo Ramírez en el Escambray y éste, a mediados de julio, presidió la nombrada reunión de Cicatero, donde fue ratificado como Comandante en jefe del denominado Ejército de Liberación Nacional (ELN). Allí acordaron dividir el territorio en zonas operacionales, capitanías y tenencias y ascendieron a varios cabecillas. Los jefes de zonas del Escambray eran: Julio E. Carretero, Tomás San Gil, Porfirio Guillén, Pedro González, Benjamín Panguin Tardío y el propio Osvaldo Ramírez, además operarían dos grupos independientes comandados por Luis Vargas y el Congo Pacheco. También en el territorio norte villareño delimitaron otra zona a cargo de Arnoldo Martínez Andrade.

Ninguna banda debía tener más de nueve hombres, por lo que el crecimiento de los efectivos sería mediante la creación de nuevas bandas. Los bandidos consolidaron esta organización en el transcurso de los meses siguientes y crearon redes territoriales con una estructura que se mantuvo durante la etapa sin alterar demasiado la concepción inicial. El ataque a objetivos civiles, la quema de cañaverales, los robos, los pillajes de todo tipo y los asesinatos, continuaron siendo el contenido de sus acciones, por las cuales el propio Fidel, justamente, los denominó bandidos.

En enero de 1962, dentro de la antigua provincia de Las Villas, se calculaba la existencia de 41 bandas con alrededor de 500 bandidos. En mayo de ese año el estimado era de unos 600 agrupados en 40 bandas y para enero de 1963, se repetía la cifra de 500. Estos números demuestran que, luego del crecimiento inicial de 1961, los nuevos ingresos a las bandas sólo les permitieron reponer las bajas y por tanto, apenas lograron sobrevivir.

A partir del segundo semestre de 1963 y hasta 1965, la cifra de alzados disminuyó progresivamente. A mediados de 1965 se aniquiló la última banda. Después de una reorganización inicial y, auge en el segundo semestre de 1961, el bandidismo no tuvo cambios significativos ni en la composición, ni en el carácter de sus acciones. El comienzo del fin del bandidismo se produjo a partir de enero de 1963.

Derrotada la invasión mercenaria de abril de 1961, se reestructura la LCB en el Escambray y, a partir de los primeros días de mayo, se moviliza personal para las unidades. En junio de 1961, se creó el Ministerio del Interior y como parte de su estructura, el Departamento de Seguridad del Estado (DSE). En octubre se organizó el Buró de Bandas. La creación de tales órganos contribuyó a elevar la eficiencia de la LCB.

Entre enero y junio de 1962 aumentó el nivel de efectividad en la captura de bandidos en el Escambray; y se dio muerte al principal cabecilla del Escambray, Osvaldo Ramírez. El cargo de éste posteriormente lo asumió Tomás San Gil. Desde 1961, el cerco y el peine táctico se convirtieron en los principales métodos de actuación de las tropas.

La creación de sectores de LCB en el Escambray representó un salto cualitativo en todos los órdenes y fue perfeccionándose con el transcurrir del tiempo, marcó el inicio de un nuevo período, en el cual se eliminaron numerosas insuficiencias del anterior y se consolidaron los métodos tácticos y operativos que venían aplicándose. Esta división territorial permitió a los jefes de tropas obtener un mejor conocimiento de los bandidos que actuaban en sus respectivos sectores y subsectores. Unido a esto, también se logró la permanencia de los combatientes en las tropas, lo que elevó la capacidad combativa de las unidades.

A partir del segundo semestre de 1962, cuando se aniquilaron o apresaron numerosos efectivos de varias bandas, puede considerarse como el comienzo de la derrota definitiva del bandidismo, por ser el momento en el cual se formaron las tropas de LCB con un notable incremento de fuerzas y un salto cualitativo en el aseguramiento combativo y en la aplicación de los procedimientos tácticos.

Cronología y    Bandas capturadas


 

Primera etapa de la Lucha Contra Bandidos: Desde el surgimiento del bandidismo en 1959 hasta noviembre de 1960

Ver: Cronología y    Bandas capturadas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *